Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

IRSA toma el control del Centro de Exposiciones porteño hasta 2032

A fin de mes, la Ciudad de Buenos Aires entregará la concesión del predio municipal a una UTE que encabeza la firma de Eduardo Elzstain. Pagará casi $ 1,3 millones de canon

IRSA toma el control del Centro de Exposiciones porteño hasta 2032

El Centro de Exposiciones y Convenciones de la Ciudad de Buenos Aires (CEC) ya tiene quien lo opere y compromisos para realizar eventos desde septiembre. A fin de mes, el gobierno anunciará formalmente la aprobación de la propuesta que realizó una UTE (Unión Transitoria de Empresas) conformada por cuatro firmas con trayectoria en el sector en la que IRSA tiene peso preponderante. Ese consorcio de compañías fue el único oferente en la licitación -aunque cinco empresas habían comprado los pliegos para participar- y pagará un canon de casi u$s 1,3 millones mensuales por 15 años además de hacerse cargo de las terminaciones del edificio.

La aprobación oficial ya está lista. En el gobierno esperan que para que en agosto se termine de reacondicionar el predio y que en septiembre esté en pleno funcionamiento. La UTE todavía espera el visto bueno para anunciar los proyectos públicamente pero todas las firmas que lo integran están listas para iniciar la actividad en el centro de convenciones en cuanto reciban la venia.

La composición de la UTE ganadora es compleja. La firma Ogden concentra la mayoría accionaria con el 55%, La Rural la minoría con 5%, mientras que OFC y Entretenimiento Universal tienen 20% cada una. Para observar el peso de Irsa en la operación es necesario ver el detalle de su participación indirecta en esas compañías. El 70% de Ogden le pertenece mientras que el otro 30% es de Diego Finkelstein. Irsa también es dueño de la mitad de La Rural, firma que comparte en partes iguales con la Sociedad Rural Argentina. Y además, según fuentes del mercado, Entretenimiento Universal es también una controlada de Irsa. Así, el resultado de la presencia de la firma de Eduardo Elzstain en todas esas porciones de la UTA suma un 61% de la torta que representa el control del Centro de Exposiciones.

Según pudo saber El Cronista, para llevar adelante las actividades esta UTE firmó un convenio de comercialización e intercambio de know how operativo con la empresa Messe Frankfurt, uno de los principales operadores de turismo de reuniones a nivel mundial. De hecho, ya hay eventos pactados. Por ejemplo, entre el 28 y el 30 de septiembre Buenos Aires será sede de la "Smart City Expo", un congreso que se realizará en el nuevo CEC.

El rápido desarrollo del turismo de convenciones y eventos en la Capital Federal generó que la puesta en funcionamiento de este predio es espere hace mucho tiempo. La obra la llevó adelante el Ministerio de Desarrollo Urbano y a partir del 3 de abril de este año se firmó el acta de transferencia para el Ente de Turismo, que se encargó de la licitación y hará el seguimiento de su funcionamiento. La construcción realizada en el predio que ocupó el ex Centro Municipal de Exposiciones (delimitado por el Parque Thays y la Plaza República Federativa de Brasil, junto a la Facultad de Derecho de la UBA) costó casi $ 500 millones y estuvo a cargo de la constructora Criba.

Tendrá capacidad para 5000 personas aproximadamente, con una sala plenaria y una sala auxiliar, oficinas, espacios para reuniones y un vestíbulo de 1600 metros cuadrados, además de 18.000 metros cuadrados de parque exterior y una terraza verde que une al Parque Thays con la Plaza Brasil para prolongar así el espacio público.

La obra fue cuestionada por ser realizada con fondos públicos y entregada a privados para su operación, incluso con la posibilidad de ajustar el canon dependiendo de la evolución del negocio. Pero en el gobierno aducen que la inversión se recuperará. En el Ente de Turismo porteño calculan que el Centro de Convenciones generará un efecto en la economía de ingresos promedios indirectos de u$s 76 millones.