Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Grupo Abertis unifica las concesiones de la autopista Panamericana y Acceso Oeste

Adoptará un nuevo esquema organizacional para operar las sociedades Ausol y Grupo Concesionario del Oeste, en las cuales es accionista mayoritario

La Panamericana es la principal concesión que Abertis opera en Argentina

La Panamericana es la principal concesión que Abertis opera en Argentina

Mientras sigue manteniendo negociaciones con el gobierno actual para modificar el contrato de concesión de sus autopistas y avanzar en una recomposición tarifaria que le permita hacer frente a los más de 12 años de pérdidas por congelamiento de precios, el grupo español Abertis decidió cambiar su estrategia comercial en la Argentina. Siendo uno de los holdings más fuertes en este rubro, en Argentina gestiona dos de los accesos más importantes a la ciudad de Buenos Aires. Por un lado, con Grupo Concesionario del Oeste (GCO), es titular de la concesión de la Autopista del Oeste, que une Capital Federal con Luján; y por otro, con Ausol opera la concesión del acceso norte de Buenos Aires. Es decir, la autopista Panamericana, así como el mantenimiento de la General Paz. Para reducir costos y eficientizar sistemas, así como unificar criterios de negociación de ambas concesiones con el Gobierno, Abertis adoptará un esquema de integración organizacional en ambas sociedades. En una nota enviada a la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, tanto Ausol como GCO dejaron constancias de sendas reuniones de directorio en las cuales se trató el tema y se pidió a los accionistas aprobar la iniciativa. También se aclaró que la integración organizacional consiste en la colaboración mutua entre los equipos gerenciales y técnicos de ambas compañías "con la finalidad de sumar las experiencias y conocimientos de los respectivos recursos y así volcarlos para un mejor desenvolvimiento de los contratos de concesión de obra pública que las vinculan con el Estado Nacional".

Se trata del punto más saliente de este acuerdo entre empresas que comparten el mismo accionista mayoritario, ya que tiene que ver con la necesidad de fortalecer sus negociaciones con el gobierno de Mauricio Macri para intentar restablecer un cuadro tarifario que no esté ligado a los vaivenes políticos de turno. Ocurre que, mas allá de algunos aumentos de tarifas logrados durante el kirchnerismo, las cuentas de Ausol y de GCO parecen no haber cerrado aún con números positivos.

De acuerdo al documento, la colaboración se fundamenta en la similitud de las tareas que ambas compañías deben cumplir "bajo análogos contratos de concesión, compartiendo iguales problemáticas e interlocutores, con el convencimiento que la sinergia que se obtendrá, redundará en beneficio de ambas concesiones, del concedente, de los usuarios y de los propios accionistas de las compañías".

De todos modos, se aclara que las dos sociedades "mantendrá en todo momento una estructura jurídica societaria y organización administrativa y de personal propias para la realización de sus operaciones técnicas y comerciales", Esto significa que seguirán manteniendo separadas sus relaciones con los organismos de contralor "con el propósito de cumplir con todos los requerimientos regulatorios aplicables de cada uno de sus contratos de concesión, organización jurídica y administrativa que no se verá afectada por la implementación y ejercicio de aquellas funciones compartidas que se proponen". Respecto del personal que se compartirá, se asegura que cada compañía "seguirá manteniendo a su cargo el cumplimiento de todas las obligaciones que le competen". La vigencia de la colaboración será hasta el 31 de diciembre de 2018.