Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

En Palermo y Puerto Madero el alquiler subió más que en el resto de la Ciudad

Los "palermitanos" son los más impactados por el salto en los valores. En ese barrio, como en Puerto Madero y Las Cañitas, los alquileres subieron más de 10% en relación a lo que pagaba a fin de 2016. En barrios más baratos como Parque Patricios o Flores, el alza no superó el 4%. 

En Palermo y Puerto Madero el alquiler subió más que en el resto de la Ciudad

Los alquileres porteños subieron en promedio alrededor de 7% en lo que va del año. Pero dependiendo en dónde vivan los inquilinos, los incrementos llegaron a ser del triple de ese valor. Los más perjudicados con las alzas fueron los barrios más caros de la Ciudad, que son además los que pueden afrontarlas. En Puerto Madero, solo en lo que va del año el valor del alquiler subió un 15%, más del doble del incremento promedio. En Palermo, el alza fue de 13,5% y en Las Cañitas casi 11%.

En el otro extremo están los barrios donde los precios para alquilar son mucho más bajos y también donde las subas fueron muy moderadas. Por ejemplo, en Parque Patricios, se paga por mes un 2,3% más que en diciembre del año pasado. En Flores, el aumento fue de 3,9%, la mitad del alza promedio.

En las zonas intermedias en cuanto al valor de los alquileres, el alza está en línea con la inflación, alrededor del 6%.

Según José Rozados, director de Reporte Inmobiliario, la explicación es clara. La relación entre el valor del alquiler y las posibilidades de que el inquilino afronte mayores subas es directa. "Las alzas más importantes se aplican a inquilinos que pueden avalarlas", explicó a El Cronista.

Sucede que en el mercado porteño, en los barrios de clase media alta y alta, el peso del alquiler en los gastos familiares es menor que en los de clase baja que destinan un alto porcentaje de sus ingresos a ese pago, sin resto posible para afrontar un aumento fuerte. Los inquilinos de barrios más costosos tienen en gran medida además trabajos formales, por lo que se ven beneficiados por los aumentos salariales por paritarias, por ejemplo, para llegar a pagar los aumentos.

Rozados agregó que en el mundo hay estándares que indican que un valor "admisible" para un alquiler es de 30% de los ingresos del inquilino. Cuanto más se aleja de esa proporción, más posibilidades o no tiene de avalar esos aumentos.

Según los precios que releva Reporte Inmobiliario, en Puerto Madero el valor promedio de un alquiler de un departamento de dos ambientes es de $ 17.500, por lo que los ingresos del inquilino deberían superar los $ 60.000.

En un barrio como Constitución, el alquiler promedio de un departamento de esas dimensiones es en promedio de $ 4900, con lo que una relación admisible sería que el inquilino que lo alquila tenga ingresos superiores a $ 16.500.

En cuanto a las subas en los alquileres proyectadas para lo que resta del año, en el mercado hay expectativa por el impacto que tendrán los créditos hipotecarios UVA que ya comenzaron a otorgarse. La extensión del tiempo de pago y la reducción de la tasa de interés, hacen posible que una familia puede optar comenzar a pagar la cuota de un crédito en vez de la de un alquiler. De hecho, en Reporte Inmobiliario calculan que dependiendo el barrio la cuota inicial mensual es de un mínimo de $ 3940 (en un barrio como Constitución), lo cual la ubica incluso por debajo del valor del alquiler.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar