U$D

Dólar Banco Nación
/
Merval

Creció comercio electrónico empujado por productos de menores precios

Las operaciones on-line sumaron alrededor de $ 59.000 millones en la primera parte del año, lo que representa 57% de lo vendido en 2016. Es un alza de 30% en facturación

Creció comercio electrónico empujado por productos de menores precios

Con algún traspié durante el primer trimestre cuando el sistema de precios transparentes hizo caer las ventas de electrodomésticos, el comercio electrónico local sigue mostrando envidiables números de crecimiento: en la primera parte del año, creció un 20% en cantidad de transacciones (en comparación con el mismo período del año anterior) y 30% en facturación.
En seis meses, alcanzó una facturación de $ 58.886 millones, lo que representa el 57% de lo facturado en todo 2016.
Las cifras corresponden a un relevamiento realizado por la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (Cace), presentado ayer en "eCommerce Day Buenos Aires", un evento que reúne a las principales empresas y proveedores del sector.
"Hay rubros de menor ticket promedio y mayor frecuencia que crecen, como perfumería y cosméticos, alimentos e indumentaria. En los de alto volumen, turismo está por arriba que el año pasado y electro por abajo. Precios transparentes hizo que en febrero y marzo hubiera una caída", señaló Gustavo Sambucetti, presidente de la Cace. "El segundo trimestre fue mucho mejor. Con un cambio quizás en el mix de electro, con televisores de pantallas más chicas o más venta de electrodomésticos pequeños", destacó.
Con todo, las perspectivas para lo que queda del año son muy buenas: el 80% de las compañías encuestadas esperan crecer igual o más que el año anterior. "Vemos una maduración del mercado que permite el crecimiento de categorías de ticket (monto) promedio más bajo a través del incremento en la frecuencia de compra", explicó Sambucetti.
Para Marcos Pueyrredón, presidente del Instituto Latinoamericano de Comercio Electrónico, el mercado argentino está entrando en un punto de inflexión, similar al que tuvo Brasil hace cinco años y que convirtió al país vecino en la novena potencia mundial en comercio electrónico. "Hay empresas que ya tienen más de 1000 pedidos por día y retailers donde el canal e-commerce ya representa más del 10% de sus ventas totales", detalló Pueyrredón y pronosticó que las principales cadenas van a comenzar a tener centros de distribución en el interior y van a ofrecer sus servicios de logística a terceros.
Entre las categorías de mayor facturación hoy están pasajes y turismo, electrodomésticos (línea blanca y marrón) y equipos y accesorios de audio e imagen.
Un cambio de tendencia es el menor uso de dinero en efectivo o de sistemas del tipo Pago Fácil. En la primera parte del año, fue del 8%, mientras que en 2016 llegó a 11%.
Entre los desafíos a encarar, los especialistas destacaron el problema que aun representa la logística. "Es un tema estructural. En la Argentina, la logística es cara. Está muy basada en camiones y rutas y la mano de obra también es cara", advirtió Sambucetti.
Esta situación provoca que en la mayoría de las cadenas que cuentan con locales físicos, entre 70% y 80% de los pedidos online luego sean entregados en una sucursal. Desde la Cace anticipan que irán surgiendo modelos híbridos, como los "delivery point" o el uso de sucursales de terceros para coordinar las entregas. También hablan de una "uberización" de la logística, especialmente para paquetes chicos o alimentos, con startups que organizan recursos comunes y compartidos.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés