Escándalo

Generación Zoe: el prófugo Cositorto tampoco es coach ontológico

La Asociación Argentina de Coaching Ontológico (Aacop) emitió un comunicado en el que no reconoce a Leonardo Cositorto, el CEO de Generación Zoe que está prófugo de la Justicia, como uno de los 50000 profesionales acreditados de esa disciplina en el país

La Asociación Argentina de Coaching Ontológico (Aacop) emitió un comunicado en el que desconoce a Leonardo Cositorto, CEO de Generación Zoe, a quien la Justicia investiga por la presunta orquestación de un esquema de estafa tipo Ponzi, con decenas de miles de potenciales víctimas en la Argentina y otros países.

"La Asociación Argentina de Coaching Ontológico Profesional (Aacop), autoridad encargada en nuestro país de acreditar competencias profesionales y avalar programas de formación en esta disciplina, con el propósito de salvaguardar a la profesión y a los miles de profesionales que la ejercen, aclara que Leonardo Cositorto, líder de Generación Zoe, no forma parte de su comunidad profesional por conductas que no se encuadran en la ética profesional", difundió al entidad, a través de un comunicado emitido este viernes.

Generación Zoe: Leonardo Cositorto, de suicidio a renuncia como CEO en el último video desde su escondite

Generación Zoe: cómo evitar caer en la trampa del próximo Ponzi

El 19 de enero, informa la Aacop, les envió una carta a sus miembros en la que aseguró: "Las personas señaladas en esos informes (periodísticos) como profesionales del coaching no forman parte de la comunidad de profesionales acreditados en nuestro país por esta asociación ni de ninguna de las 52 escuelas con programa avalado que forman profesionales del Coaching Ontológico en la Argentina".

"Las acciones personales y empresariales que se describen son de absoluta responsabilidad de los protagonistas", agregó en la misiva. "No cuentan con el aval de esta asociación y no tienen ningún vínculo con nuestro Sistema Ético del Coach Ontológico Profesional", enfatizó.

"En ningún caso, un coach ontológico profesional aconseja, ni asesora, ni indica, ni direcciona de manera alguna las conductas de las personas; tampoco define o establece los objetivos que las personas deben alcanzar o los resultados que deben generar", remarcó.

Tres razones por las que crece la oferta dudosa de inversiones super rentables

Estafas piramidales: después de Generación Zoe, ahora frenan pagos a Adhemar Capital y hay otras investigadas

La entidad menciona que, en su web institucional, Generación Zoe se presenta como "escuela de Liderazgo y Coaching". "Por lo cual, la Aacop recomienda a la comunidad que desee vincularse con coaches ontológicos profesionales o aspire a formarse como coach ontológico ingrese a la página de la Asociación, donde encontrará el directorio de coaches ontológicos acreeditados y escuelas con programas de formación avalados, que responden a estándares académicos de excelencia", aclaró.

Aacop es una organización sin fines de lucro, creada en 2000, que nuclea en comunicad a coaches ontológicos profesionales y a las escuelas formadoras que desarrollan la actividad en la Argentina. Con presencia en 16 provincias, tiene más de 5000 acreeditaciones profesionales y más de 50 programas avalados en el país. Es la encargada de acreeditar competencias profesionales y avalar programas de formación sobre la disciplina en el ámbito nacional.

Qué es Generación Zoe

Generación Zoe es una organización que, durante cinco años, atrajo clientes a través de la firma de un contrato a cambio de servicios de coaching ontológico, espiritual y educación financiera. Liderada por Cositorto, un ex vendedor ambulante que se presentaba como "coach ontológico", conglomeró 46.000 personas y 36 unidades de negocios en 21 paíeses, según dijo él mismo en una entrevista televisiva realizada en noviembre último. 

Bajo la marca Zoe, su red se expandió a negocios como la inversión financiera -las criptomonedas fueron su anzuelo tentador-, la gastronomía, la gestión de clubes de fútbol (Deportivo Español), la venta de vehículos y la minería, entre las actividades que tomaron mayor difusión.

La pirámide que levantó empezó a derrumbarse este año. Un incumplimiento de pagos de una de sus oficinas -que funcionan bajo un esquema similar al de franquicias- detonó un efecto dominó de tal magnitud, que -tras pedidos de quiebra realizados contra el grupo y el propio Cositorto- condujo a dos causas penales que se investigan en la actualidad.

La semana pasada, Juliana Compañys, fiscal de Villa María, Córdoba, solicitó la detención de Cositorto, quien -denunciando una campaña de desprestigio en su contra- ya se había marchado del país. Actualmente, está profugado en la República Dominicana, según reconoció Miguel Ángel Pierri, abogado penalista que tomó su defensa en la noche del lunes de esta semana.

Generación Zoe: Leonardo Cositorto está en el Caribe y vende sesiones de "coaching íntimo"

Estafas piramidales: el rol del Estado, el rol del mercado y la educación financiera

Según informó el Ministerio Público Fiscal de la Provincia de Córdoba, la Fiscalía de Instrucción del Segundo Turno de Villa María, a cargo de Compañys, pidió la captura internacional de Cositorto y de otras siete personas por "supuesta asociación ilícita y estafas en la causa Zoe", iniciada por acreedores de esa localidad que no cobraron dos cuotas del plan de pagos que les había prometido la empresa. Compañys también ordenó la detención por supuesta "partícipe necesaria" de Gabriela Álvarez, cuyo hermano, Claudio, era el hombre clave de la organización en Córdoba.

Día antes, en otra causa, el fiscal federal Eduarto Taiano ya había imputado a Cositorto por supuestas maniobras de estafa, a partir de dos denuncias en las que se lo acusó de captación de ahorro público no autorizado y manipulación del mercado. La causa, a catgo del juez federal Ariel Lijo, se había iniciado en noviembre, tras la denuncia de un particular que solicitó que se investigue una presunta estafa y defraudación económica al fisco por parte de Generación Zoe.

Para entonces, la organización -que incluye firmas como Zoe Cash, Zoe Burger y Universidad del Trading- ya estaba bajo la lupa de la Comisión General de Valores (CNV). También había ameritado pesquisas del Ministerio Público de la Ciudad de Buenos Aires y de la Procaduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac).

En la noche del lunes, pocas horas después de que la Organización Internacional de la Policía Criminal (Interpol) emitiera una circular roja por su pedido de captura, Cositorto encabezó una videoconferencia desde la clandestinidad. Además de templanza, les pidió a sus seguidores un aporte mensual de u$s 100. A cambio, les ofreció "aulas de coaching e informes sobre el presente y el futuro de la comunidad, charlas en Zoom todas las noches y aceso a eventos presenciales en el futuro".

Los principales medios del país ya mostraban imágenes de sus acreedores multiplicándose en las puertas de sus locales cerrados -en especial, la oficina del barrio de Saavedra-, en reclamo de sus inversiones. Cositorto, desde la pantalla, dijo: "Todo el año, vinimos enseñando que el futuro es impredecible. Cuando suceden estas cosas, colapsan con pies de barro, de manteca, y salen a buscar atajos. Los invito a volver al camino. Tienen las puertas abiertas".

"Venimos democratizando la educación; ahora, vamos a democratizar la riqueza", prometió. Y anunció el lanzamiento de "Generación Zoe 2.0" para el 7 de marzo.

Tags relacionados

Las más leídas de Negocios

Las más leídas de Apertura

Destacadas de hoy

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios