Proteína

Salud: cómo se deben preparar y comer los huevos para que no suban el colesterol

Los profesionales de la salud le suelen recomendar a sus pacientes la ingesta controlada de huevos, especialmente de la yema por su alto contenido de colesterol LDL.

En esta noticia

De acuerdo con cifras científicas, la yema de un huevo puede contener hasta 186 mg de colesterol malo o LDL; sin embargo, el huevo también contiene lecitina y fosfatidilcolina, dos sustancias que ayudan a que el colesterol malo no sea absorbido por el cuerpo.

El huevo hace parte fundamental de la dieta de millones de personas en el mundo entero. Ya sea que se consuma como proteína central o que haga parte de los ingredientes de alguna receta dulce o salada, el huevo siempre estará presente en la mayoría de los casos.

Huevos enteros. Fuente: Pixabay.

¿Cuál es la diferencia de edad exacta que debe tener una pareja para triunfar en el amor?

Salud | El caldo levantamuertos hecho a base de cabezas de pescados

Los nutricionistas y dietistas recomiendan a las personas que tienen problemas de colesterol y triglicéridos altos que no coma más de 2 huevos a la semana para evitar acelerar los problemas cardiacos.

Formas de comer el huevo para evitar aumento del colesterol

Según el sitio web Botanical Online, no es necesario eliminar de raíz la ingesta de huevos ya que hay estudios que demuestran que el consumo de huevos solo representaría un "peligro" en casos agudos de colesterol alto.

Existen muchas formas de comer los huevos sin necesidad de atentar contra la salud del corazón y acelerar el aumento del LDL. Una de las más conocidas es comerlos cocidos en agua con su cáscara.

También se pueden comer solo las claras, ya que éstas no contienen colesterol. Esta sustancia grasa se encuentra puntualmente en la yema del huevo, por lo que la clara resultaría inofensiva ante el colesterol alto.

Huevos cocidos. Fuente: Pixabay.

Opciones elaboradas de comer los huevos 

Para comer los huevos sanos y salir de la monotonía también puedes acudir a alternativas más gourmet. 

Otras de las opciones es, huevos pochados cocidos en agua caliente sin añadir grasas adicionales. 

Al no utilizar aceite o mantequilla, reduces el aporte de grasas saturadas. Además, el método de cocción evita la formación de compuestos perjudiciales.

Como última opción, puedes comer huevos revueltos con vegetales. Esta proteína la puedes combinar con verduras como espinacas, champiñones o tomates. Las verduras aportan fibra y nutrientes esenciales, mientras que la cocción sin añadir grasas saturadas mantiene una opción saludable.

Huevos con verduras. Fuente: Freepik.

En todos los casos, evita agregar exceso de queso o salsas altas en grasas para mantener un equilibrio. Los huevos son un alimento fundamental para la dieta por lo que, solo en casos extremos, los médicos pueden llegar a restringir su consumo a cero.

Temas relacionados
Más noticias de huevos