Ciencia

Un estudio científico confirma uno de los hechos más importantes que menciona la Biblia

Una reciente investigación científica confirmó uno de los hechos más importantes de la Biblia. Está relacionado con la ciudad sagrada de Jerusalén.

Si bien puede pensarse que ciencia y religión no tiene relación, recientemente un grupo de científicos confirmó usando los métodos de la ciencia una de las afirmaciones más importantes de la Biblia.

Un reciente trabajo de datación de yacimientos arqueológicos de Jerusalén corrobora algunos de los acontecimientos históricos más importantes descritos en la Biblia, desde el nacimiento de la ciudad, un gran terremoto y hasta su destrucción final a manos los babilonios. El trabajo estuvo a cargo de Elisabetta Boaretto, profesora de Ciencias Arqueológicas del Instituto Weizmann de Ciencias de Rehovot (Israel), y fue publicado la revista científica PNAS.

La semilla milagrosa rica en omega-3 y fibra que puede ayudarte a controlar el colesterol y regular el peso

Atención jubilados | Este es el nuevo requisito obligatorio para cobrar la pensión

El increíble descubrimiento científico que confirma lo que dice la Biblia

El trabajo se basó en investigar sedimentos de ocupaciones humanas y concentraciones de carbono radiactivo en semillas carbonizadas para determinar fechas dentro del periodo conocido como la "meseta de Hallstatt", entre el 770 y el 420 a.C.

"El registro arqueológico de Jerusalén se asociaba a épocas basadas en la Biblia o en comparaciones de cerámica con otros yacimientos", explica Boaretto, la líder del grupo de investigadores. "Así que en realidad nunca se dató de forma absoluta".

El estudio reveló nuevas pruebas que demuestran que Jerusalén se pobló entre los siglos XII y X a.C. y de que la ciudad se había expandido hacia el oeste en el siglo IX a.C.

Un nuevo estudio científico confirma lo que la Biblia dice sobre la ciudad sagrada de Jerusalén. Fuente: Archivo 

Las pruebas también permitieron confirmar y fechar el terremoto a mediados del siglo VIII a.C.: Este acontecimiento se menciona en la Biblia, pero hasta ahora no había podido ser probado científicamente

Los investigadores también corroboraron el uso de yacimientos tras el terremoto y antes de las invasiones babilónicas, lo que indicaba un periodo de relativa estabilidad económica y política. El periodo de asentamiento terminó con una conflagración masiva identificada como la destrucción babilónica en 586 a.C., que se describe tanto en la Biblia como en los registros neobabilónicos

Temas relacionados
Más noticias de México