Crece la tensión Estados Unidos-China: Biden dijo que defenderá "militarmente" a Taiwán si fuera atacado

En su primera gira presidencial por Asia, el presidente de los Estados Unidos advirtió que estaría dispuesto a defender a la isla -a la que el gobierno chino considera como parte de su territorio- en caso de un ataque.

El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, advirtió que podría defender "militarmente" a Taiwán si fuera atacado, poniendo en jaque la política de 'ambigüedad estratégica' de Washington respecto a la isla.

Consultado sobre si estaría dispuesto a "involucrarse militarmente" en caso de un ataque contra Taiwán, Biden respondió: "Sí. Ese es el compromiso que asumimos", aunque dijo que esperaba que no sucediera, ni se intentara, algo así.

"Estamos de acuerdo con la política de una sola China. La hemos suscrito y a todos los acuerdos que se han hecho a partir de ahí. Pero la idea de que [Taiwán] puede ser tomado por la fuerza, simplemente tomado por la fuerza, simplemente no es, no es apropiada", agregó.

Estados Unidos: crecen los temores a una recesión y el pesimismo llega a 2023

Aunque Washington está obligado por ley a proporcionar a Taiwán los medios para defenderse, desde hace tiempo sigue una política de 'ambigüedad estratégica' que se trata, básicamente, de mantener a China en una zona gris sobre hasta dónde Estados Unidos está dispuesto a ir para defender la isla. El objetivo de disuadir cualquier intención de ataque sin comprometerse explícitamente a un conflicto bélico.

La tensión entre Beijing y Taipéi lleva décadas y es uno de los puntos más sensibles de la relación entre Estados Unidos y China.

Bajo el principio de 'Una sola China', Beijing considera que, junto con China continental, Hong Kong y Macao, Taiwán pertenece a China y la ve como una provincia rebelde que tiene que ser reunificada. Pero el Partido Democrático Progresista de Taiwán, al que pertenece la actual presidenta Tsai Ing-wen, adoptó en 1999 una resolución en la que reconocía a la isla como una nación soberana y que cualquier cambio en el "statu quo" debía ser decidido por los votantes taiwaneses mediante un referéndum.

Preocupados por China, Estados Unidos Austalia y el Reino Unido anunciaron un acuerdo para desarrollar armas hipersónicas

Tras los dichos de Biden en conferencia junto al premier japonés Fumio Kishida, el secretario de Defensa estadounidense, Lloyd Austin, aclaró que la política de Washington respecto a Taiwán no había cambiado.

Pero los comentarios de Biden no pasaron desapercibidos, aunque la Casa Blanca trató de bajar el tono. De un lado, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Taiwán agradeció a Biden su apoyo; del otro, la cancillería china instó al presidente norteamericano a "evitar causar daños severos a las relaciones China-Estados Unidos", dijo el vocero del ministerio, Wang Wenbin, citado por Xinhua.

Más dura, la vocera de la Oficina de Asuntos de Taiwan, Zhu Fenglian, dijo que Estados Unidos está jugando con fuego al usar la "carta de Taiwan" para contener a China, y que se quemará él mismo.

Biden está en Japón en el marco de su primera gira presidencial por Asia. El viaje es visto como un esfuerzo clave para resaltar el rol de Estados Unidos en la región y promover la cooperación entre los países para contrarrestar el peso de China. La primera escala de Biden fue Corea del Sur, otro de los aliados de Estados Unidos en Asia y mañana asistirá a la cumbre del Diálogo de Seguridad Cuadrilateral (QUAD), que integra junto con Japón, Australia e India.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios