Reino Unido: Boris Johnson sigue en el cargo, pero la interna en su partido aumenta tanto como la inflación

Aunque el primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, sigue en el cargo, la escalada de rebelión en sus filas y las opositoras, así como una posible recesión y el alto costo de vida lo ponen en jaque.

El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, prometió hoy seguir trabajando "en lo que le importa al pueblo británico" y exigió a sus ministros que hagan "progresos" en las "prioridades del Ejecutivo", tras superar ayer una moción de censura presentada por su Partido Conservador por el "partygate" durante el confinamiento por covid.

"Estamos del lado del pueblo británico trabajador y vamos a ponernos manos a la obra", prometió y destacó logros de su gestión. "Hemos comprometido 37.000 millones de libras para apoyar a hogares con sus finanzas, hemos hecho que nuestras comunidades sean más seguras contratando a 13.500 policías más e hicimos frente a los problemas en el sistema sanitario a causa del coronavirus abriendo cerca de cien centros de diagnóstico comunitario"

Partygate: a Boris Johnson esta vez sí se le puede terminar la fiesta

Día crítico para Boris Johnson: qué se vota hoy por el escándalo del Partygate en la cuarentena en Reino Unido

Funcionarios británicos salen de la sede de gobierno tras la reunión de gabinete de hoy - BLOOMBERG

La sede de gobierno anunció que en las próximas semanas, el Gobierno presentará nuevos compromisos políticos que "seguirán generando una diferencia real en la vida de la gente". "Esto incluirá medidas para reducir los costes de cuidado de hijos para los padres y un renovado impulso para introducir a más gente en la escalera de propiedad".

Ayer, Johnson superó la moción de censura planteada por los propios diputados del Partido Conservador tras hacerse con el respaldo de 211 (un 41,2% de apoyo), mientras que 148 votaron en contra. El primer ministro evaluó que fue un resultado "convincente" y "concluyente" que significa que el Gobierno puede "seguir".

Precisaba 180 votos para mantenerse en el poder. Pero la historia apunta a que al haberlo logrado por un estrecho margen, su futuro es incierto, ya que en este tipo de situaciones, un primer ministro al final es destituido. Cuando su predecesora, Theresa May, se sometió a esta moción de censura y logró un 63% de apoyo, el propio Johnson afirmó que había sido "un muy mal resultado, mucho peor de lo que parece".

Inédito: Gran Bretaña analiza dar planes sociales a 250.000 hogares en la pobreza por la inflación

Boris Johnson suma escándalos: le pide perdón a la Reina Isabel por dos fiestas antes del funeral de Felipe de Edimburgo

Johnson consiguió menos de los 226 votos equiparables al resultado de May, por lo que supone un duro revés para el mandatario. May finalmente abandonó el cargo seis meses después de la moción de censura interna. 

Por lo pronto y según la normativa interna del Partido Conservador, Johnson no podrá ser sometido a una nueva moción de censura hasta dentro de 12 meses, por lo que se garantiza este plazo sin amenazas a su liderazgo.

Sin embargo, los diputados conservadores contrarios a su gestión dieron hoy un ultimátum al premier y amenazaron con modificar la normativa a través de la Comisión 1922 para someterlo a otra moción de censura interna en un plazo de seis meses y no en un año.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.