UE reclama su liberación

Quién es Román Protasevich y por qué desviaron un avión para detenerlo en Bielorrusia

El presidente Lukashenko que lleva 27 años gobernando ese país dijo que tomó la decisión porque había una amenaza de bomba a bordo. Pero Roman es uno de los 35.000 detenidos desde el 2020, cuando el mandatario fue reelecto con fraude, según la oposición.

A sus 26 años, el periodista bielorruso Roman Protasevich concita la atención mundial luego de que el avión en el que viajaba el domingo pasado, cubriendo el trayecto de Grecia a Lituania, fuera sometido a un aterrizaje forzoso en la capital de Bielorrusia, Minsk, por orden del presidente de ese país, Alexander Lukashenko. Es más: el mandatario lo hizo arrestar junto a su novia rusa que viabaja con él. 

Y aunque Lukashenko gobierna desde antes de que Protasevich naciera -lleva 27 años en la cúpula gubernamental de Bielorrusia- este joven bloguero lo hace tambalear ante la comunidad internacional ya que ahora se sabe que la suya es "sólo" una más de las 35.000 detenciones que el mandatario dispuso luego de que desde agosto de 2020, los bielorrusos salieran a las calles a manifestarse en contra de un nuevo triunfo electoral del mandatario al que tacharon de fraudulento. 

Protasevich fue uno de los blogueros que convocó entonces a las protestas con un canal opositor en la aplicación de mensajería de texto Telegram, Nexta, que fundó con su colega Stepan Svetlov. Ahora ambos integran una lista de Lukashenko de "personas involucradas en actividades terroristas" y el cargo de causar disturbios masivos se castiga con hasta 15 años de cárcel. Hasta su arresto del domingo, trabajaba para otro canal de Telegram, Belamova, desde que el bloguero Igor Losik fue arrestado en Bielorrusia en junio de 2020.

La líder opositora bielorrusa Svetlana Tikhanovskaya alertó que al ser considerado un "terrorista", Protasevich incluso puede enfrentar la pena de muerte en su país.

El hecho de que su avión fuera desviado ahora, por orden presidencial, y acusado de "cargos graves" es algo que fue catalogado de "secuestro de Estado" por otros países. También su novia rusa y estudiante de derecho de 23 años, Sofia Sapega fue arrestada en Minsk.

Una pasajera del avión en que viajaba el bloguero narró que cuando el vuelo se desvió a Minsk, el joven entró en pánico. "Simplemente se dirigió a la gente y dijo que enfrentaba la pena de muerte", afirmó.

Conciencia política desde CHICO

En todo caso, ya desde 2011 siendo un adolescente, Protasevich protestaba contra Lukashenko, como en la escuela, donde fue expulsado por ese motivo. Luego estudiaría periodismo en la Universidad Estatal de Bielorrusia y también lo expulsaron.

Mientras Lukashenko gobierna con mano férrea, con un poderoso control estatal y censura que remiten al gobierno soviético durante la Guerra Fría, el joven Protasevich dejó su país en 2019, cuando se mudó a Polonia al enterarse de que un amigo y colega disidente había sido arrestado: comunicó su detención activamente en las redes sociales. En enero de 2020 pidió la ciudadanía polaca y en agosto, sus padres se mudaron con él: su padre Dimitri es un oficial de reserva del ejército que daba conferencias sobre ideología en una academia militar bielorrusa.

El lunes, las autoridades bielorrusas publicaron  un video de Protasevich que parecía grabado bajo coacción y donde el comunicador decía estar bien de salud y "confesaba" los delitos de los que se lo acusa, algo desestimado por activistas.

Lukashenko contra todos

Recién hoy, cuatro días después de hacer aterrizar el avión de Protasevich, Lukashenko salió a intentar justificarse y acusó al mundo de desplegar una "guerra moderna híbrida" contra su país.  Sostuvo que la comunidad internacional de traspasar "muchas líneas rojas" y los "límites del sentido común y la moral humana".

El presidente de Bielorrusia - EuropaPress

"Como predijimos, los malvados de fuera y dentro del país han cambiado los métodos de atacar al Estado. (...) Esto ya no es una guerra de información, ésta es una guerra moderna híbrida. Hay que hacer todo lo posible para que no vaya más allá", lo citó la agencia BelTA. También acusó a sus detractores de pasar de "organizar revueltas" a la fase de "estrangulamiento" del Estado.

A sus 66 años, el mandatario criticó el uso de canales "extremistas" de la aplicación de mensajería de texto Telegram, lo que demostraría "el verdadero objetivo de los estrategas occidentales". "Todo el mundo está desatando una guerra híbrida multifacética a múltiples niveles contra Bielorrusia" con el objetivo de "demonizar a Bielorrusia".

"Antes de hacer movimientos bruscos y precipitados, recuerde que Bielorrusia es el centro de Europa", advirtió. "A los que están detrás de la provocación, solo les preguntaré: ¿no se dan cuenta de las consecuencias catastróficas que puede acarrear?", desafió. 



dijo que al detener el avión, su intención era evitar "un pequeño Chernóbil", algo que "cualquier otro país soberano hubiera hecho, como Estados Unidos". "¿Qué deberíamos haber hecho? (...) Respondimos adecuadamente a la información recibida", dijo sobre la alerta de bomba llegó desde Suiza.  Agregó que a bordo había 123 pasajeros de diferentes países, "amenazados". "¿Qué queremos, un pequeño Cheróbil? ¿Y cómo reaccionaría Estados Unidos en una situación así, teniendo en cuenta su triste experiencia?".

Lukashenko aseveró que "de acuerdo con sus deberes oficiales" su obligación era la de "proteger a las personas a bordo", "pensaba en la seguridad de mi país. "Si el avión hubiera sido secuestrado y los terroristas quisieran destruirlo no podía permitir que cayera sobre las cabezas de nuestra gente". "Actué legalmente, protegiendo a mi gente. Así seguirá siendo en el futuro", siguió. 


Tags relacionados

Compartí tus comentarios