Tensión Rusia-Occidente

Putin prometió una respuesta "asimétrica" y "dura": qué hay detrás de la advertencia a Occidente

En su discurso anual ante la Asamblea Federal, el mandatario ruso acusó a Occidente de intentar organizar un golpe de estado contra su aliado en Bielorrusia, Alexadr Lukashenko, y advirtió que no deben cruzar las "líneas rojas" rusas

Una respuesta "asimétrica, rápida y dura" prometió el presidente ruso Vladimir Putin si Occidente cruza las "líneas rojas" de Rusia.

"Queremos buenas relaciones (...) y realmente no queremos quemar puentes -dijo Putin en su discurso anual a la Asamblea Federal- Pero si alguien confunde nuestras buenas intenciones con indiferencia o debilidad y tiene la intención de quemar o incluso volar estos puentes, debe saber que la respuesta de Rusia será asimétrica, rápida y dura". Y agregó que "se arrepentirán de sus actos más de lo que lo han hecho en mucho tiempo".

El mandatario ruso no especificó cuáles eran esas líneas rojas, pero el vocero del Kremlin, Dmitri Peskov, dijo que se relacionaban a intereses nacionales y económicos, la seguridad exterior e interior para evitar la injerencia externa (como en elecciones y otros procesos políticos internos) y discursos ofensivos contra el país.

Putin también acusó a Occidente por organizar un "intento de golpe de Estado" contra el bielorruso Aleksandr Lukashenko.

Putin contra todos: llamó a no "cruzar la línea roja" con Rusia y prometió una respuesta "inmediata" y "enérgica"

Las declaraciones se producen en el contexto de una creciente tensión con Estados Unidos -sólo hace un mes, el presidente Joe Biden sugirió que consideraba que Putin era un asesino-, y Europa, en varios frentes. 

Uno de los principales cruces entre Rusia y Occidente es Ucrania: en los últimos días, tropas rusas y ucranianas comenzaron a hacer ejercicios militares cerca de la frontera entre ambos países. Rusia también está haciendo simulacros militares en Crimea para prepararse frente a un comportamiento amenazante de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), según justificó el Kremlin. Estados Unidos envió dos buques de guerra al Mar Negro, Rusia consideró que se trataba de un "acto inamistoso" y, en respuesta, trasladó 15 buques desde el Mar Caspio.

Tensión entre EE.UU. y Rusia por nuevas sanciones económicas

El ministro de Relaciones Exteriores ucraniano, Dmytro Kuleba, estimó que en los próximos días habrá unos 120.000 soldados rusos cerca de la frontera al noreste, este y sur. El jefe de Asuntos Exteriores de la Unión Europea, Josep Borrell, calculó que Rusia ya movilizó unas 150.000 tropas en los que definió como la mayor concentración registrada en esa región.

Preocupado, la semana pasada el presidente ucraniano Volodímir Zelenski, viajó a Francia buscando el apoyo de Emmanuel Macron y la canciller alemana Angela Merkel. Pero aunque los mandatarios dijeron que apoyan la "independencia, soberanía e integridad territorial de Ucrania", por ahora no se espera que Europa emita alguna sanción contra Rusia.

Tras los dichos de Biden, Putin ordena el regreso del embajador ruso al Kremlin

La Administración Biden, en cambio, la semana pasada emitió una serie de sanciones -la prohibición a las instituciones financieras estadounidenses de participar en el mercado primario de bonos rusos en rublos, inclusión en la lista negra de 32 entidades e individuos y la expulsión de 10 diplomáticos rusos- por la situación en Crimea, el hackeo de SolarWinds y la interferencia en las elecciones de 2020, algo que Rusia niega. Esta semana el embajador de Estados Unidos en Rusia, John Sullivan, viajó a Washington en medio de las crecientes tensiones diplomáticas entre ambos países.

La anexión de Crimea en 2014 no sólo reflotó las tensiones entre Moscú y Kiev, también los conflictos internos al este de Ucrania con los separatistas pro-rusos. En algo más de siete años, Kiev estima que unas 14.000 personas han muerto en los enfrentamientos.

Biden calificó a Putin de asesino y aseguró que pronto pagará por sus actos

Otro punto que enfrenta a Rusia y Occidente es la situación del opositor Alexei Navalny; tanto Estados Unidos como la Unión Europea responsabilizaron al Kremlin por su envenenamiento y establecieron sanciones contra funcionarios del gobierno. Luego de su recuperación en Berlín, Navalny volvió a Rusia, donde fue encarcelado.

Hace tres semanas que el opositor está en huelga de hambre y preocupa su estado de salud. Navalny fue traslado a un hospital penitenciario pero sus abogados dicen que no recibe la atención médica necesaria y que se ha impedido el acceso de su médico personal. Tanto Estados Unidos como la Unión Europea le advirtieron a Rusia que serpa responsable si Navalny muere en prisión. 

Hoy, la policía rusa detuvo a unos 200 manifestantes que protestaban en apoyo a Navalny. Horas antes, había detenido a su vocera, Kira Yarmysh, y una colaboradora, Lyubov Sobol.

Tags relacionados

Comentarios

  • CA

    Claudia Analía

    21/04/21

    ESTE AÑO ES EL FIN DE LOS POPULISMOS.

    0
    0
    Responder