Expectativa por resultado de los comicios

Perú: con Castillo cerca del triunfo, piden prisión preventiva para Keiko

Pedro Castillo se afianza en la recta final, pero Keiko Fujimori puso en duda unos 500.000 votos y reavivó sus denuncias de fraude. Un fiscal pidió la prisión preventiva para la candidata por causas de corrupción

Ya en la recta final del conteo, Pedro Castillo seguía manteniendo su ajustada diferencia de 0,4% puntos porcentuales (menos de 70.000 votos) frente a Keiko Fujimori.

Con el 99,2% de las actas escrutadas, el candidato socialista le ganaba a su rival 50,2% a 49,8% en lo que sería la tercera derrota de Fujimori en una elección presidencial.

Pero luego de remontar la brecha de casi seis puntos después de la primera vuelta, la candidata no está dispuesta a reconocer la derrota fácilmente y sigue insistiendo con sus denuncias de fraude: pidió anular 200.000 votos y revisar otros 300.000.

Perú: Castillo ya habla de victoria, pero Fujimori promete una batalla legal

Fujimori acusó a representantes de Perú Libre, el partido de Castillo, de tratar de manipular los resultados. El partido lo niega, y los observadores internacionales afirman que la votación se llevó a cabo de una forma transparente.

La candidata también se aferra a las 610 actas en revisión (cada una cuenta con entre 200 y 300 electores) impugnadas, observadas o con errores. Aunque es poco probable que a esta altura logre revertir el resultado de la tendencia, la revisión podría dilatar el anuncio del próximo presidente, que deberá asumir el 28 de julio.

En este contexto de tensión, un fiscal peruano decidió pedir la prisión preventiva de la candidata, en el marco de una causa de corrupción. Según el fiscal, la hija de Alberto Fujimori habría roto la restricción de comunicación con testigos del juicio, en el que se la acusa de recibir u$s 1,2 millones en aportes de campaña ilegales por parte de la constructora brasileña Odebrecht, vinculada al Lava Jato.

Perú: la indefinición electoral puede frenar el rebote de la economía

Frente al clima de polarización y división social, es probable que los militantes de Fujimori vean oportunismo en este movimiento de la fiscalía. La candidata se limitó a decir que el pedido de prisión preventiva era "absurdo" y que no la iba a "distraer en lo absoluto".

Las denuncias de fraude, sumados a la estrecha diferencia que existe entre ambos candidatos, sólo promete agregar tensión a un proceso que se desarrolla en medio de una profunda crisis política.

En este sentido, para la mayoría de los analistas, es probable que la inestabilidad de Perú se mantenga en los próximos meses, gane quien gane.

Por otra parte, el Presidente Alberto Fernández se refirió a Castillo como el "presidente electo de Perú", convirtiéndose en el primer (y hasta ahora, único) líder en felicitar al candidato. 

La publicación generó molestias en el gobierno peruano, que le envió una nota de protesta al embajador argentino recordando que los resultados finales aún no habían sido anunciados por las autoridades de Perú.

El expresidente Lula da Silva, también se apuró para felicitar a Castillo y dijo que con su victoria le dio un golpe al conservadurismo en la región.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios