Murieron 79 brasileños en 5 días por las lluvias en Recife y el pronóstico es sombrío

Autos flotando en las calles, deslizamiento de tierras, decenas de desaparecidos, 4000 personas sin techo y 533 desalojadas. Una comitiva del Gobierno federal sobrevoló hoy la zona afectada. Y el pronóstico meteorológico es adverso.

Las fuertes lluvias en la ciudad brasileña de Recife ya causaron la muerte de menos 79 personas desde el martes, con 30 de ellas registradas solo durante el sábado y el pronóstico apunta a más precipitaciones en los próximos días.

Hay decenas de desaparecidos, 25 heridos y casi 4000 personas sin techo y 533 desalojadas, según el último balance del ministro de Desarrollo Regional, Daniel Ferreira, que habló este domingo en rueda de prensa desde la Base Aérea de Recife, en Brasil.

Las lluvias anegaron Recife y el pronóstico prevé que continúen esta semana - EUROPAPRESS

Ferreira rogó que se declare el estado de emergencia en Recife y Pernambuco ante las inundaciones lo que requiere de la publicación de la medida en el Diario Oficial de la Unión, equivalente en Brasil del Boletín Oficial del Estado. Tras ello se podrán liberar recursos adicionales para atender la emergencia.

De los 30 fallecidos del sábado, 20 corresponden a un deslizamiento de tierras en Jardim Monte Verde, en el barrio de Ibura, en el sur de Recife, según el último informe de la Defensa Civil de Brasil.

Este domingo una comitiva del Gobierno federal sobrevoló la zona afectada: participaron Ferreira y los ministros de Turismo, Carlos Brito; Salud, Marcelo Queiroga y Ciudadanía, Ronaldo Bento.

Las autoridades instaron a evacuar a 32.000 familias que viven en zonas de riesgo y ofrecieron refugio en instalaciones municipales, mientras que otras han tenido que alojarse en casas de amistades o familiares.

Solo desde las 23.00 horas del viernes y las 11.00 horas del sábado cayeron 236 milímetros de lluvia por metro cuadrado en algunas zonas de la ciudad, según Defensa Civil, más del 70% de la previsión total de mayo para la ciudad.

Para intentar socorrer a los afectados, el gobernador de Pernambuco, Paulo Cámara, anunció el nombramiento de 92 nuevos efectivos del Cuerpo de Bomberos que asumirían su cargo a partir del 6 de junio, para reforzar el rescate de las víctimas de aluviones, según O Globo. También pidió el apoyo de las Fuerzas Armadas, embarcaciones y aeronaves del Ejército brasileño.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios