Mercosur-UE: para Josep Borrell, el acuerdo podría cerrarse a fines de 2023

El canciller de la Unión Europea dijo que espera que el acuerdo avance durante la presidencia española del bloque y anticipó un memorándum de energía con Argentina.

De paso por la Argentina para asistir a la tercera Cumbre de Ministros y Ministras de Relaciones Exteriores de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), con sus pares de la Unión Europea, el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, planteó la necesidad de relanzar las relaciones con la región, especialmente en el contexto de la guerra entre Rusia y Ucrania y la creciente influencia comercial de China.

En una conferencia de prensa de la que participó El Cronista, Borrell afirmó que uno de los ejes para el próximo año es avanzar en el ámbito de las relaciones económicas y comerciales. El español hizo especial énfasis en "el gran tema del Mercosur" que no se desarrolla por "distintas circunstancias electorales allí [en Europa] y aquí".

El acuerdo en principio fue anunciado en 2019, pero desde aquel momento ha permanecido estancado por falta de avances de ambas partes. Europa ha esgrimido en varias oportunidades su preocupación por el medio ambiente, especialmente por la deforestación de la selva amazónica que ha crecido exponencialmente durante la presidencia de Jair Bolsonaro en Brasil.

Lula y Bolsonaro van a ballotage, tras una elección más reñida de lo esperado

En el interior rural y en la agroindustria -que representa el 27% del PBI de Brasil- se encuentra una de las principales bases electorales de Bolsonaro (junto con los evangelistas y los camioneros), que se ha visto beneficiada por medidas para impulsar el sector, más allá de la inacción del mandatario frente a los incendios de grandes porciones de territorio.  

Del otro lado, el expresidente Lula da Silva -que goza de una mejor imagen a nivel internacional- promete hacer de la agenda verde y especialmente de la sustentabilidad del Amazonas, uno de los ejes de su política exterior.

Aunque desde el bloque señalan que el desenlace de las elecciones brasileñas -el ballottage será el próximo domingo 30 de octubre- ha sido uno de los factores que dilató el acuerdo del Mercosur en el último año, fuentes europeas ahora afirman que habrá que negociar con quién sea que ocupe Planalto.

De hecho, Borrell espera que se llegue a algún tipo de definición para el segundo semestre de 2023, cuando España -uno de los países que más favorece el acuerdo- ocupe la presidencia de la UE y Brasil, la presidencia pro-témpore del Mercosur

Ese "será el momento de definir si sí o si no se ve si hay una ventaja mutua y se avanza en un acuerdo. En mi opinión sería bueno para las dos partes", afirmó. El avance del acuerdo le permitiría a la UE tener mayor peso en una región en la que el principal cliente comercial ahora es China.

Más allá de los sectores del agro y la industria, el jefe de la diplomacia europea hizo especial énfasis en la energía y los nuevos minerales -especialmente el litio, necesario para la producción de baterías- "que van a entrar en el campo de la importancia geopolítica" a medida que el mundo avance hacia la transformación digital. La región también ha cobrado una mayor trascendencia a partir de la guerra entre Rusia y Ucrania, que ha dejado a Europa al borde de una crisis energética y obligada a terminar su dependencia del gas ruso.

Memorándum de energía

En esa línea, Borrell anunció que espera firmar "próximamente" un memorándum de entendimiento energético con la Argentina, que posee Vaca Muerta, una de las mayores reservas globales de gas no convencional y necesita nuevas inversiones para exportarlo. También dijo que la Argentina podría jugar un papel en el sector del hidrógeno.

 Por el avance de China, la Unión Europea tiene miedo de perder influencia en América Latina: ¿cómo afecta el acuerdo con el Mercosur?

"Estamos avanzando en un memorandum de entendimiento para las cuestiones energéticas. Espero que se pueda acabar próximamente. No estamos hablando de años ni de meses: hay un interés mutuo claro", dijo Borrell.

Pero aunque el diplomático definió a la Argentina  como "una potencia energética enorme" que cuenta con grandes yacimientos de gas, señaló que "no tiene forma de explotarlo a Europa" y admitió que se requerirán muchas inversiones.

Borrell también instó de "desempolvar" el Acuerdo de Cooperación Comercial y Económica con la Argentina, firmado en 1990. "Yo creo que ya nadie se acuerde ni de que exista" admitió, aunque no dio más detalles sobre eventuales iniciativas.

Fuerte salto de las exportaciones argentinas al Mercosur marcaron un récord en siete años

El Alto Representante de la UE para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad -que hoy viajó a Bariloche para participar del anuncio de nuevo financiamiento a proyectos de organizaciones civiles por 6,1 millones de euros- llegó esta semana la Argentina para participar de la tercera cumbre de CELAC y la UE.

Tanto Borrell como el Presidente Alberto Fernández, titular pro-témpore de la CELAC, destacaron la necesidad de mejorar el intercambio entre ambos bloques. Según el diplomático, la UE es el primer inversor en la región, con un stock acumulado de 800.000 millones de euros.

Es la primera reunión de este nivel que se realiza desde 2018 y Borrell espera que sea "el punto de inicio de un año muy intenso" que terminará con la presidencia española a finales del segundo semestre de 2023. El alto diplomático dijo que pretende aprovechar el próximo año para que "América Latina se incorpore a la agenda europea" y que "Europa se comprometa más con América Latina".

Tags relacionados

Noticias del día

Comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.
  • AA

    Agustin Arcusa

    Hace 17 días

    Que locura pensar que se va a llegar a un acuerdo. Con Brasil avanzando sobre el amazonas y Argentina que no deja importar ni un par de zapatillas

    0
    0
    Responder