ECONOMIA CIRCULAR

Carrefour ahora vende ropa usada: la estrategia que aplica en España

La economía circular está atravesando la industria de la moda y los hipermercados y supermercados, que en España concentran el 28% de la venta de ropa, afilan sus estrategias para cautivar a esos consumidores que eligen la sostenibilidad.

Carrefour ha puesto en marcha un test de venta de prendas de segunda mano a través de la apertura de córneres en dos de sus hipermercados ubicados en Madrid y Barcelona, para analizar la viabilidad de este nuevo negocio de cara a extenderlo tanto a más establecimientos del país como a otros mercados donde opera la compañía.

¿Qué hacer con miles de toneladas de ropa usada? La empresa china Baijingyu la clasifica y vende el 70% en el exterior mientras destina el 15% a la construcción, agricultura, y envía a incineradoras de residuos energéticos

"La iniciativa se enmarca dentro de nuestros compromisos de sostenibilidad, que tienen entre sus objetivos promover la circularidad, y eso nos ha llevado a testar el interés del cliente por estas prendas, cuya venta está muy implantada en países como Alemania", dice Beatriz González, directora de Textil Internacional de Carrefour.

El emprendedor argentino que llega a Barcelona con su marca de ropa reciclada 

La empresa, que se ha aliado a la firma especializada en ropa de segunda mano Patatam para desarrollar la iniciativa, ha obtenido buenos resultados en Francia con un proyecto similar, lo que le llevará el año que viene a extenderlo de ocho a veinte hipermercados del país.

España, el segundo país donde se lanza, es importante para Carrefour, no sólo porque supone su segundo mercado de Europa por ventas, sino también porque la compra de ropa de segunda mano no está tan desarrollada como en el norte del continente, lo que le puede llevar a obtener conclusiones de cara a la posterior expansión del servicio. "Si tiene buena acogida se extenderá a más centros", dice Beatriz González.

Vestirse sustentable: los diseñadores de ropa se suben a la moda medioambiental

Desde su lanzamiento, Carrefour ha vendido ya 4.000 prendas de segunda mano en el mercado nacional. La ropa es recogida por Patatam, que hace un triaje para identificar aquella que es reutilizable, la higieniza y la distribuye. "Tiene cabida cualquier tipo de prenda, lo único que hemos hecho es delimitar un perímetro de marcas que no queremos vender, por ejemplo, ropa de la competencia", explica el grupo.

Carrefour asegura que el modelo está en revisión y que su principal objetivo ahora es mejorarlo a todos los niveles, tanto para lograr un interés por parte de sus clientes como para afinar sus márgenes. El 20% de los tickets de compra del grupo incluyen productos textiles, lo que muestra el peso de la categoría en una empresa que el pasado año facturó más de 9.000 millones de euros (u$s 10.445 millones) en España.

Los hipermercados y supermercados venden el 28% de la ropa que se comercializa en España, según datos de Acotex. De hecho, Alcampo está ultimando una iniciativa similar a la de Carrefour. Firmas textiles como Adidas, Kiabi, H&M, Benetton o Gucci también están explorando el potencial del mercado de ropa de segunda mano.

Experta revisa autenticidad de cartera Hermes usada, para revender en el mercado asiático - Bloomberg

HACIA UNA ROPA MÁS SOSTENIBLE

Carrefour firmó en 2019 The Fashion Pact, acuerdo que busca reducir el impacto de la moda en el medio ambiente y del que también forman parte Inditex, El Corte Inglés, Mango, Tendam, Desigual, Adidas, Chanel, Gap, H&M o Nike, entre otras firmas. Carrefour tiene como objetivo que todas sus prendas garanticen el bienestar animal en 2022; que el 50% de su algodón sea bio en 2025; y que todas las materias primas naturales de su marca TEX sean sostenibles y trazables en 2030.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios