Inflación en ascenso

Brasil: ventas en su peor nivel en 20 años y Bolsonaro sin plata para planes

Cayeron 6,1% en diciembre. Sube la inflación y el Congreso presiona para que extender la asistencia a los sectores vulnerables.

Las ventas minoristas se hundieron un 6,1% en diciembre pasado, ya es la segunda peor caída en los últimos 20 años. El desplome está conectado con la reducción de las ayudas de emergencia y el incremento de la inflación, especialmente en alimentos.

La fuerte caída también está influenciada por la racha de fuerte crecimiento que el sector había experimentado en los últimos meses -impulsada por los beneficios asistenciales del gobierno brasileño-, y que había ayudado a revertir parcialmente los malos números de abril, cuando las ventas minoristas llegaron a su mínimo histórico: 16,6%. Por los datos de diciembre, el sector cerró 2020 con un crecimiento interanual del 1,2%, cuando se proyectaba alrededor de 5,5%. Sin embargo, y pese a la pandemia, las ventas crecieron por cuarto año consecutivo aunque se trata de la menor suba de la serie.

Todas las categorías analizadas por el Instituto de Geografía y Estadística de Brasil (IBGE), cerraron a la baja: artículos de uso personal y doméstico (-18,8%); indumentaria y calzado (-13,8%); artículos de oficina, informática y comunicación (-6,8%); muebles y electrodomésticos (-3,7%); libros, revistas y papelería (-2,7%); artículos farmacéuticos, médicos y perfumería (-1,6%); combustible (-1,5%); hiper y supermercados, alimentos y bebidas (-0,3%).

Brasil: la inflación se desaceleró en enero, pero sigue arriba de la meta oficial

Si se toma el comercio minorista ampliado -que incluye la venta de autos, motos y repuestos (-2,6%) y materiales de construcción (-1,8%)- la caída de diciembre es de 3,7%.

El director de la Encuesta Comercial Mensual (PMC por sus siglas en portugués), Cristiano Santos, explicó que "la caída de diciembre es un reposicionamiento natural, ya que el nivel [de las ventas minoristas] fue muy alto con los resultados de octubre y noviembre".

Santos explicó que lo que sucede en el sector de hiper y supermercados también tiene un fuerte impacto en la encuesta. Si bien la variación es sólo de -0,3%, ese sector representa el 44% del sondeo por lo que tiene un fuerte impacto en el resultado final.

Brasil: Bolsonaro es abucheado en el Congreso por la oposición 

En este sentido, Santos le explicó a Valor que: "a lo largo del año, la ayuda de emergencia tiene un impacto muy significativo en el comercio, especialmente en hipermercados y supermercados. Gran parte de consumo adicional que tenían los hogares de menores ingresos se destinaba al sector [que tuvo un crecimiento de 4,8% en 2020]. La reducción del valor en diciembre también incluyó en un resultado más débil".

Eso se suma a que diciembre cerró con una inflación de 1,35% -la más alta desde febrero de 2003- y el rubro de alimentos y bebidas tuvo el segundo mayor aumento. La suba de precios coincidió con la reducción de la asistencia de emergencia que impulsó el crecimiento del retail a niveles récords en los meses anteriores.

Bolsonaro: "No es dinero lo que tengo en la caja, es deuda"


El gobierno brasileño planeaba ejecutar este año al menos una parte de la agenda de ajuste fiscal del ministro de Economía, Paulo Guedes, pero el panorama sigue siendo incierto con el recrudecimiento de los casos de Covid-19, la aparición de nuevas cepas y el lento despliegue de la campaña de vacunación.

El nuevo congreso está presionando al gobierno para que mantenga alguna forma de asistencia económica -los ‘coronavouchers' que se repartieron entre abril y diciembre redujeron la pobreza un 23,7% pero le costaron al Estado cerca de u$s 57 mil millones- para este 2021.

Brasil: Bolsonaro fortalecido tras la elección de sus candidatos para presidir en Congreso

Según Folha de San Pablo, el gobierno estaría analizando el pago de un bono de 200 reales (u$s 37 ) por tres meses, destinado a unos 30 millones de trabajadores informales que no son alcanzados por el programa Bolsa Familia, creado durante el gobierno de Lula da Silva

El 'Bono de Inclusión Productiva' tendría un costo cercano a los 6000 millones de reales (u$s 1116 millones) mensuales, pero el gobierno condiciona los pagos a que el Congreso incluya una cláusula de calamidad pública en la Propuesta de Enmienda Constitucional (PEC) del Pacto Federativo, que propone algunos ajustes duros.  

Brasil: colapso en la Amazonia y problemas con las vacunas complican a Bolsonaro

Sobre el tema, hoy en una reunión con alcaldes, el presidente Jair Bolsonaro dijo: "no es dinero lo que tengo en la caja, es deuda" y agregó: "la economía tiene que volver a recuperarse. Tenemos que volver al trabajo".

En la misma línea, el presidente del Banco Central de Brasil, Roberto Campos Netos, manifestó esta semana que "Tenemos muy poco o ningún espacio para más transferencias tributarias sin ningún tipo de contrapartida". Según Campos Neto, una contrapartida fiscal serviría para enviarle un mensaje al mercado de que aunque Brasil está dispuesto a seguir gastando, también mantiene una disciplina en relación al endeudamiento. 

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios