Cientos de miles de iraníes despiden a general asesinado por EE.UU.

También hay una ceremonia masiva en Irak por la muerte del número dos de las milicia paramilitar chií FMP, que murió en el mismo bombardeo que el general iraní Soleimani. Desde Johnson a Merkel, de Putin a la OTAN, líderes internacionales buscan desescalar la tensión

Cientos de miles de iraníes participaron hoy en los actos en Teherán por el funeral del general Qasem Soleimani, muerto la semana pasada en un bombardeo estadounidense en Irak,  y que será enterrado mañana.

 El canal iraní Press TV cifró en millones el número de asistentes - foto Europapress

Las ceremonias fueron encabezadas por el líder supremo iraní, el ayatolá Alí Jamenei, que se mostró conmovido, sollozando, y reiteró que habrá una "dura venganza" reportó la agencia iraní Tasnim, con la participación de los presidentes de Irán, Hasán Rohani; y del Parlamento, Alí Lariyani.

Europapress
En Irak también están de luto

La coalición de milicias paramilitares chiíes iraquíes Fuerzas de Movilización Popular (FMP), que en el bombardeo estadounidense perdieron a su número dos, Abú Mahdi al Muhandis, convocó una "marcha de un millón de personas" para honrar su memoria. En la ceremonia en Bagdad, también por Soleimani, participaron el presidente y el primer ministro en funciones de Irak, Barham Salí y Adel Abdul Mahdi.

En coincidencia con el Día del Ejército conmemorado hoy en Irak, Mahdi, que también es comandante en jefe de las fuerzas iraquíes, dijo que Irak "está experimentando circunstancias delicadas y enfrenta graves desafíos que afectan su presente y amenazan su futuro" y pidió a los iraquíes que se unan.

Quiénes quieren frenar el conflicto

El Reino Unido quiere mediar. Su primer ministro, Boris Johnson, dialogó ayer con la canciller alemana, Angela Merkel, y urgió al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a “desescalar la tensión con Irán.

"Estamos en estrecho contacto con todas las partes para alentar la desescalada", dijo Johnson. "Hablaré con otros líderes y con nuestros amigos iraquíes para apoyar la paz y la estabilidad". "Está claro que todos los llamamientos a represalias o represalias en sí mismas simplemente conducirán a más violencia en la región y no interesan a nadie".

De su parte, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, invitó a Merkel a Moscú para el sábado, a fin de abordar la situación en Oriente Próximo tras la muerte de Soleimani. Mientras que hoy, los embajadores de la OTAN están reunidos en la sede de Bruselas, también por esta crisis. 

Arabia Saudita tampoco quiere una escalada, dijo en Riad el ministro de Relaciones Exteriores, príncipe Faisal bin Farhan. "Queremos que la situación en Oriente Medio no escale más. Ciertamente es un momento muy peligroso y estamos muy conscientes de los riesgos y peligros no solo para la región, sino para la seguridad global en general . "Esperamos que todos los actores tomen los pasos necesarios para evitar una escalada y más provocaciones", añadió.

Puertas adentro, en EE.UU.

En vistas de que Trump tuitea amenazas contra la cúpula iraní, y alude a la posiblidad de estrenar en Medio Oriente el armamento nuevo que adquirieron las fuerzas norteamericanas, el Congreso de EE.UU. no permanecerá de brazos cruzados.

Anoche, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, adelantó que el organismo votará en los próximos días una resolución para "limitar" las acciones militares de Trump contra Irán.

Pelosi también acusó de "provocativo" y "desproporcionado" el bombardeo de EE.UU. contra Soleimani. "Esta acción puso en peligro a nuestros militares, diplomáticos y otros al suponer un riesgo de agravamiento grave de las tensiones con Irán", dijo y destacó que "como miembros del Congreso, la responsabilidad principal es mantener seguros a los estadounidenses".

"Por este motivo, nos preocupa que la Administración llevara a cabo esta acción sin consultar al Congreso y sin respeto a los poderes de guerra garantizados al Congreso por la Constitución", ha explicado.

 

Tags relacionados