Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Trump reconoce a Jerusalén como capital israelí y desató la furia palestina

La decisión provocó la ira de los países árabes y el festejo del premier israelí Benjamín Neyanyahu. El papa Francisco pidió respetar el "status quo" de la Ciudad Santa

Trump reconoce a Jerusalén como capital israelí y desató la furia palestina

El decreto del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que trasladará la sede de la embajada de Estados Unidos de Tel Aviv a Jerusalén y que reconoce a la Ciudad Santa como capital de Israel, desató una tormenta diplomática mundial y se llevó el repudio tanto de aliados como de rivales.

"Determiné que es hora de reconocer oficialmente a Jerusalén como capital de Israel. Esto no es nada más ni nada menos que un reconocimiento de la realidad.", anunció.

Estados Unidos se convirtió así en el único país del mundo que reconoce este status para la ciudad que es reclamada también por Palestina y que la comunidad internacional, con la ONU a la cabeza, reivindica como una zona dividida, una parte occidental israelí y la otra oriental palestina.

Líderes políticos, religiosos, y los gobiernos de Medio Oriente y Europa le advirtieron a Trump que la decisión desestabilizaría la región, pero el mandatario estadounidense aseguró que lo hizo "en nombre de la paz" y que su decisión no afecta el apoyo de su país a la llamada solución de los dos Estados.

Desde Israel, el primer ministro Benjamin Netanyahu, celebró un "día histórico", aunque aseguró que no cambiará la situación en los lugares santos de judíos, cristianos y musulmanes.

Mahmud Abas, presidente de la Autoridad Nacional Palestina, dijo que "con estas decisiones lamentables, Estados Unidos boicotea deliberadamente todos los esfuerzos de paz y abandona el papel de patrocinador del proceso de paz"

Para el secretario general de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Saeb Erakat, Trump "destruyó" la llamada solución de "dos Estados" y para Hamas "Trump abrió las puertas del infierno".

El repudio también llegó desde Jordania, Turquía y Francia, entre otros países y desde la ONU.

En Gaza, en tanto, miles de manifestantes protestaron en las calles.

Ismail Haniyeh, líder de Hamas en la Franja, llamó a un nuevo levantamiento palestino (Intifada), y señaló que las consecuencias de la decisión son incalculables.

Por su parte, el papa Francisco pidió "respetar el status quo" de Jerusalén para evitar "nuevos elementos de tensión".