U$D

VIERNES 14/12/2018
Dólar Banco Nación
/
Merval

Polonia aprueba polémica ley sobre el Holocausto

La iniciativa que aprobó el Senado polaco tipifica como delito el uso de la expresión "campos de concentración polacos" para referirse a centros de exterminio, como Auschwitz. Contempla multas y penas de hasta tres años de cárcel.

El Senado de Polonia aprobó anoche una polémica ley que tipifica como delito el uso de la expresión "campos de concentración polacos" para referirse a centros de exterminio, como Auschwitz, que estaban situados en el territorio del país europeo.

La ley, que recibió críticas de Israel y de Estados Unidos, contempla multas y penas de hasta tres años de cárcel para aquellos que se refieran a los campos de concentración nazis como campos polacos.

El Senado aprobó la ley con 57 votos a favor y 23 en contra, y ahora, para entrar en vigor, sólo resta ser firmada por el presidente Andrzej Duda, puesto que ya tenía media sanción de la cámara baja desde el mes pasado, informó la agencia de noticias EFE.

La ley, que recibió críticas de Israel y de Estados Unidos, contempla multas y penas de hasta tres años de cárcel para aquellos que se refieran a los campos de concentración nazis como campos polacos.

No obstante, Duda anunció que someterá el texto de la ley a una minuciosa revisión. El actual gobierno de derecha quiere tener base legal para perseguir a aquellos que utilicen la expresión "campos polacos" y para quienes sugieran una responsabilidad de Polonia en los crímenes del nacionalsocialismo.

Los críticos de la ley temen que esta se utilice para limitar la libertad de expresión, y organizaciones judías polacas consideran que incluso puede conducir a una falsificación de la historia.

La responsabilidad polaca

Desde hace décadas, las autoridades polacas se esfuerzan en transmitir el mensaje de que el Holocausto tuvo lugar, pero que los polacos fueron sus víctimas, no sus responsables.

La ley está especialmente enfocada a periodistas -ya que artistas y académicos no podrán ser perseguidos-, y afecta a todas las personas "independientemente de las leyes vigentes en el lugar donde se cometa el acto", según el texto.

Son habituales ya las denuncias del gobierno polaco cuando medios extranjeros usan la expresión "campos de concentración polacos" para referirse a Auschwitz, un centro de exterminio ubicado en Polonia pero abierto y operado por los ocupantes nazis.

Israel mostró su malestar tanto por la medida como por el momento elegido para darle media sanción, el viernes 26 de enero, en vísperas del Día Internacional del Holocausto.

El presidente del Instituto para la Memoria Histórica de Polonia Andzej Pozorski, cree que el proyecto de ley no dificulta la actividad de los investigadores y el viceprimer ministro polaco, Jaroslaw Gowin, señaló que no ve necesidad de consensuar enmiendas a la ley con Israel en tanto que "Polonia es un estado soberano que puede tomar sus propias decisiones". No es el único que opina de esa manera.

La ley, que recibió críticas de Israel y de Estados Unidos, contempla multas y penas de hasta tres años de cárcel .
La ley, que recibió críticas de Israel y de Estados Unidos, contempla multas y penas de hasta tres años de cárcel .

Lo cuestión es, en sí misma, espinosa, pues algunos historiadores, entre ellos el polaco-estadounidense Jan Gross, sostienen que hubo un papel, a veces activo, de los polacos en el asesinato de judíos durante la ocupación nazi.

En su libro 'Vecino', Gross relata, por ejemplo, que habitantes "gentiles" del pueblo de Jedwabne encerraron en un pajar a sus vecinos judíos, mujeres y niños incluidos, y los quemaron vivos ante la mirada impasible de los ocupantes nazis. Según el historiador, hasta 1.600 judíos perecieron calcinados en Jedwabne.

Al mismo tiempo, miles de polacos arriesgaron su vida para ayudar a los judíos perseguidos, como la familia Ulma, cuyos ocho miembros fueron asesinados por los nazis en 1944 por intentar salvar a un grupo de judíos. 

Según declaró a EFE el director del museo dedicado a la familia, Mateusz Szpytma, "entre 30.000 y 40.000 judíos polacos lograron escapar de la persecución nazi" gracias a la ayuda de esos ciudadanos "gentiles".

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés