Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

El Partido Popular vuelve a ganar en España y el PSOE queda segundo

Rajoy obtuvo 13 diputados más que hace 6 meses pero no le alcanzan para formar gobierno. Prometió "hablar con todo el mundo" para conseguir el apoyo que le falta

El Partido Popular vuelve a ganar en España y el PSOE queda segundo

El oficialista Partido Popular (PP) ganó ayer las elecciones generales en España y su histórico rival, el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) se ubicó en segundo puesto contra lo que indicaban las encuestas que otorgaban ese lugar a la alianza de izquierda Unidos Podemos, un escenario que refuerza al presidente en funciones Mariano Rajoy, aunque la formación de un gobierno dependerá de negociaciones entre los partidos.

Con casi la totalidad de los votos escrutados, el derechista PP obtuvo 33% de los votos y 137 diputados, 14 más que en las elecciones anteriores de diciembre de 2015, mientras el PSOE alcanzó el 22,6% y 85 escaños, cinco menos que en la contienda previa, pero consiguió evitar el "sorpasso" de Unidos Podemos que vaticinaban todas las encuestas, las grandes derrotadas de los comicios.

La fuerza liderada por el sociólogo Pablo Iglesias consiguió 21 diputados, la misma cantidad que en diciembre reportaron la emergente Podemos e Izquierda Unida, que participaron por separado. Por su parte, los liberales de Ciudadanos tuvieron la peor sangría de votos, con 13%, y 32 legisladores, ocho menos, que de acuerdo a los datos oficiales se desplazaron a la fuerza encabezada por Rajoy.
"Hemos ganado. A partir de mañana hablaremos con todo el mundo", aseguró a sus seguidores Rajoy, que quedó más cerca de poder liderar un nuevo gobierno, aunque para hacerlo necesita el voto favorable de 176 diputados, o tener más sufragios positivos que negativos en la Cámara, lo que dependería de la abstención del PSOE.

Pedro Sánchez, el candidato del PSOE, festejó mantenerse en segundo puesto, y le mandó un mensaje a Iglesias, que durante la campaña, vacía de contenidos, lo invitada reiteradamente a darle su respaldo, en función de lo que auguraban los sondeos. "Espero que el señor Iglesias reflexione", disparó ayer Sánchez tras conocerse los resultados, aunque es difícil que las dos agrupaciones de izquierda puedan formar gobierno. Juntas tendrían 156 diputados, 20 por debajo de los que necesitan, mientras el PP y Ciudadanos se acercarían al número mágico, con 169 legisladores.
Iglesias se mostró ayer insatisfecho con los resultados y preocupado por el desempeño de los populares, que triunfaron en casi la totalidad de España.

Respecto de los partidos nacionalistas, ERC, independentistas catalanes, obtuvieron nueve escaños, seguidos de los nacionalistas catalanes de centroderecha de CDC, que consiguieron ocho, mientras que los nacionalistas vascos (PNV) tienen cinco diputados.

Los resultados obtenidos reflejan un escenario similar al de 2015, con un Congreso en el que hay cuatro fuerzas principales, pero ninguna con mayoría suficiente. La participación ayer en las urnas fue de 69,84%, por debajo del 73,2 % de los comicios anteriores.