Crece tensión en Golfo Pérsico tras captura iraní de petrolero extranjero

Estados Unidos replicó diciendo que podría actuar "agresivamente" para asegurar el libre tránsito de embarcaciones en esa zona clave para el comercio marítimo.

Irán capturó un buque petrolero extranjero -cuya procedencia no identificó- que transportaba combustible en el Golfo Pérsico sin autorización, y el comandante militar estadounidense en la región dijo hoy que Washington podría actuar "agresivamente" para asegurar el libre tránsito de embarcaciones por la zona.

Estados Unidos culpa a Irán por una serie de ataques contra embarcaciones en la arteria petrolera más importante del mundo desde mediados de mayo, algo que Teherán rechaza

"Una embarcación extranjera que contrabandeaba un millón de litros de combustible en la Isla Lark del Golfo Persa ha sido capturada", citó la televisión estatal iraní a las Guardias Revolucionarias, sin identificar la procedencia de la embarcación. 

Tras el anuncio, subieron los precios del petróleo ya que el estrecho de Ormuz es una puerta vital para las exportaciones de energía. Sin embargo, luego cayeron por la debilidad en los mercados de acciones en Estados Unidos y expectativas de un aumento de la producción de crudo.

Un portavoz del Departamento de Estado dijo a Reuters que "Estados Unidos condena enérgicamente el continuo hostigamiento de buques de la Armada de la Guardia Revolucionaria Islámica y la injerencia en el paso seguro dentro y alrededor del estrecho de Ormuz".

"Irán debe cesar esta actividad ilícita y liberar a la tripulación y el buque presuntamente incautados de inmediato", añadió.

Desde mediados de mayo, los ataques a tanqueros cerca del Estrecho de Ormuz han desestabilizado rutas de navegación cruciales que conectan a los productores de petróleo de Oriente Medio con los mercados de Asia, Europa y América del Norte.

Irán niega estar involucrada pero por otra parte, amenazó con responder enérgicamente a las sanciones de Estados Unidos al país persa dispuestas por el presidente Donald Trump luego de que en mayo de 2018 abandonara el tratado nuclear multipartito -por el que la nación islámica aceptó restringir sus trabajos a cambio del levantamiento de las medidas-.

En tanto, el presidente iraní, Hassan Rouhani, afirmó el domingo pasado que su país está listo para mantener conversaciones con Estados Unidos si Washington levanta las sanciones y regresa al acuerdo nuclear.

Por otra parte, Gran Bretaña instó a la república islámica a aliviar las tensiones en el Golfo, al tiempo que se comprometió a defender sus intereses marítimos en la región. Mientras que el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, consideró que "hoy, una vez más, vimos la agresión iraní manifestarse en las aguas del golfo Pérsico". 

"Ha llegado la hora de que el mundo iluminado entienda la gravedad del peligro que representan Irán y Hezbollah. Es hora de que el mundo entero les haga frente", dijo y agregó: "Aunque tengamos que enfrentarnos solos a Irán y sus satélites, lo haremos".

Tags relacionados