Brexit: el nuevo sistema de visas excluiría a un sector clave en la lucha contra el coronavirus

Como el formato para controlar la inmigración facilitaría los permisos para trabajadores calificados del sector de la salud, puede terminar excluyendo a muchas personas, particularmente, las de sueldos más bajos.

El gobierno británico anunció hoy que el nuevo régimen de inmigración post-Brexit ofrecerá visas más económicas y de tramitación más rápida para los trabajadores sanitarios y sociales cualificados. La nueva “Visa de Salud y Cuidado pretende brindar un mayor apoyo a los postulantes que trabajarán en el Servicio Nacional de Salud (NHS por sus siglas en ingles), servicios sociales o compañías relacionadas.

El nuevo regimen de inmigración está basado en un sistema de puntaje –aquellos extranjeros que quieran trabajar y vivir en el Reino Unido deberán tener al menos 70 puntos antes de solicitar la visa– que va subiendo de acuerdo a si la persona, por ejemplo, tiene una oferta de empleo, sus cualificaciones sean lo suficientemente altas o habla inglés, entre otros requisitos.

 

 

El nuevo sistema –que comenzará a funcionar a partir de enero– se aplicará a los trabajadores especializados y pondrá fin a la libertad de movimiento laboral con la Unión Europea (UE), una gran fuente de personal para el NHS, que emplea a cerca de 1,2 millones de personas.

Pero los sindicatos y la oposición criticaron el plan del gobierno porque dicen que afecta particularmente al sector de enfermería, que estuvo en la primera línea durante la contención de la pandemia. Plantean que excluye virtualmente a todos aquellos que trabajan en el cuidado de personas porque esos empleos no requieren una calificación demasiada alta, ni se encuentran dentro de los márgenes salariales previstos.

De hecho, Luis Pitarma –uno de los dos enfermeros que asistió al primer ministro Boris Johnson mientras estuvo internado con un cuadro grave de coronavirus–  es portugués. Johnson les agradeció personalmente a Pitarma y Jenny McGee (neozelandesa) por sus cuidados. "La razón por la que mi cuerpo comenzó a recibir suficiente oxígeno, fue porque a cada segundo de la noche ellos estaban vigilando, pensando, cuidando y haciendo las intervenciones que necesitaba", había dicho Johnson en un video tras ser dado de alta.

El ministro de Inmigración, Kevin Foster, aclaró que los cuidadores de adultos mayores, que necesitan mayores niveles de calificación, podrán solicitar la nueva visa, que entrará en vigencia el próximo 31 de diciembre. "La gente pensará que, seguramente, la visión del sector de la asistencia social no es seguir mirando al extranjero para reclutar puestos con el salario mínimo o un poco por arriba, cuando necesitamos priorizar los trabajos en este país", dijo Foster.

El gobierno también anunció que lo estudiantes internacionales que completen programas de pregrado o maestrías podrían permanecer en Reino Unido por dos años. Mientras que quienes estén completando un doctorado podrán quedarse por tres años.

No se ha propuesto una vía formal para que los trabajadores poco cualificados entren a Reino Unido, aunque podrían crearse programas estacionales y para sectores específicos.

Tags relacionados

Noticias del día