LA GRIETA CRECE CON CAMPAÑAS DE DESINFORMACIÓN MASIVA EN REDES SOCIALES

Brasil define hoy a su próximo presidente en ballottage

Los sondeos le dan 57% de intención de voto al ultraderechista Bolsonaro y 43% al progresista Haddad. También se elige a 14 gobernadores. Asumen el 1° de enero

Hasta ahora favorito a ganar la presidencia de Brasil, el candidato del Partido Social Liberal (PSL) y ex capitán del Ejército Jair Bolsonaro ya está negociando con los grupos que lo respaldan y no deja de sorprender con sus anuncios. Él último: se retractó de haber dicho que sacaría a Brasil del acuerdo climático de París y ayer afirmó que de convertirse en presidente, seguirá en el pacto. Un 60% de la selva amazónica está dentro de las fronteras de Brasil y su protección es vital para combatir el aumento de las temperaturas globales.

Además, Bolsonaro había manifestado reiteradamente que reducirá los actuales 29 ministerios a 15 y que descentralizará el poder de Brasilia. Pero los industriales le exigieron no avanzar con el proyecto de fusionar los ministerios de Finanzas y Planificación con la cartera de Industria y Comercio en un superministerio bajo la dirección del ultraliberal Paulo Güedes. El candidato no reparó en responderles a los industriales con un video emitido en su cuenta de Facebook: "Si éste es su interés, por el bien del país, mantendremos al Ministerio de la Industria y el Comercio, no hay problema".

Apenas se impuso en la primera ronda al candidato del Partido de los Trabajadores (PT), Fernando Haddad, el equipo de Bolsonaro afirmó que privatizaría las grandes empresas estatales. Pero luego el candidato dijo que no quería dejar la energía en manos extranjeras y que no privatizaría Petrobras, al menos no en el corto plazo: ahora analiza designar a un militar como nuevo presidente ejecutivo de esa compañía.

Además, tras críticas de ambos bandos a su proyecto de fusionar las carteras de Agricultura y Medioambiente, aclaró que "ha habido cierta fricción sobre si el Ministerio de Medioambiente debería ser fusionado con el Ministerio de Agricultura. "Por mi parte, estoy listo para negociar", afirmó, luego de que los propios agricultores que celebraban su promesa de relajar las reglas ambientales y limitar las reservas indígenas, expresaran su temor de que la fusión disminuya sus exportaciones por el rechazo de consumidores extranjeros con conciencia ecológica.

Y mientras Bolsonaro se centra en el mercado y diagrama cambios en el Estado junto a su candidato a vice, el general retirado Antonio Hamilton Mourao, el progresista Haddad denunció ante representantes de la OEA la propagación de noticias falsas durante la campaña. La jefa de la misión electoral de la OEA, Laura Chinchilla, recalcó que "es la primera vez en una democracia que estamos observando el uso de Whatsapp para poder difundir masivamente noticias falsas". Haddad advirtió que una victoria de Bolsonaro supondría un "salto al abismo" para el país.

Tags relacionados