Amazonia: deforestaron 10.000 kilómetros cuadrados

La deforestación de la selva amazónica de Brasil en 2019 fue peor que lo informado previamente, según datos revisados del gobierno, durante el primer año de la presidencia de Jair Bolsonaro, interesado en explotar un área clave para frenar el calentamiento global.

La agencia de investigación espacial de Brasil, INPE, registró 10.129 kilómetros cuadrados de deforestación para su período referencial anual desde agosto 2018 a julio de 2019. Es un área del tamaño del Líbano y representa un incremento de 34,4% respecto al mismo período del año previo. La revisión también es mayor que el reporte inicial del INPE de 9762 kilómetros cuadrados que de todas formas ya era un hito. 

Ambientalistas e investigadores científicos culpan a las políticas de Bolsonaro de alentar a taladores ilegales, agricultores y especuladores de terreno para que despejen la selva. Mientras que el mandatario dice que "desarrollar" la Amazonia, incluidas áreas protegidas, es una forma de sacar de la pobreza a los residentes del área. Brasil alberga cerca de un 60% de la Amazonia, la mayor selva tropical del mundo, y su protección es vital para frenar el cambio climático, por la vasta cantidad de dióxido de carbono que absorbe.

Tags relacionados