Sportbiz

NFT y fan tokens: las empresas detrás del millonario negocio que une a River y Boca

De los fan tokens del contrato de Messi a los NFT de "Garrafa" Sánchez. La tecnología aparece como una nueva oportunidad de negocios (y marketing) para el fútbol argentino y los clubes empiezan a aprovecharla. Las empresas detrás del negocio y los casos locales.

"Cuando no salen campeón, esos token no se venden" cantarán a modo de chicana los hinchas de un club a su clásico rival. Quizá suena un poco exagerado y el folklore futbolero continúe con sus bases más tradicionales. Sin embargo, poco a poco la tecnología se fue inmiscuyendo en los números de los clubes argentinos. De festejar el engagement en redes sociales a gritar goles de sus equipos de esports. Ahora llegó el turno de los fan tokens y los NFT, que pusieron pie en el futbol local desde el año pasado y cada vez toman más fuerza como una nueva carretera de ingresos y de construcción de marca global en un mercado deprimido con estadios vacíos (N.d.R: el artículo se escribió antes de la habilitación de público para los partidos de fútbol).

Decir que Lionel Messi es una superestrella mundial es como señalar que el agua moja, pero todo lo que rodeó su incorporación al Paris Saint-Germain dio cuenta de su fama. Pero tal vez lo más llamativo de su llegada está relacionado con que en su transferencia se incluyeron fan tokens del equipo parisino. Se trata de una criptomoneda que le permite a su poseedor participar de algunas decisiones (menores) dentro del club, como elegir el mensaje de aliento que aparecerá en el vestuario, qué diseño tendrá la camiseta alternativa o la canción que sonará en el entretiempo del próximo partido.

La empresa detrás de este producto es Socios.com, que se apoya en la plataforma Chiliz la cual fue creada por el holding Mediarex. Para desarmar este laberinto de nombres es necesario comenzar por su fundador, el francés Alexander Dreyfus. Él dejó los estudios a los 18 años y se dedicó a fundar compañías ligadas a internet, entre ellas una sala de póker virtual y una guía turística interactiva online. En 2006 se mudó a Malta, una pequeña isla en el Mediterráneo con una mirada progresista hacia la tecnología vinculada a las criptomonedas. Ahí fundó Mediarex con el foco puesto en los esports, pero pronto notó que había una oportunidad en el deporte tradicional.

Dreyfus sostiene que el 99 por ciento de los hinchas de fútbol no está en los estadios. Entonces, ¿cómo pueden hacer los equipos para llegar a ellos? Fue así que creó la fintech Chiliz y desde 2018 empezó a trabajar en el proyecto Socios.com, para el cual levantó US$ 66 millones en una colocación privada, y que recién vio la luz en diciembre de 2019. El mecanismo funciona así: la empresa acuerda con los clubes para vender una cantidad limitada de fan tokens personalizados, los cuales solo pueden ser adquiridos a través de $CHZ (criptomoneda propia de Chiliz) y luego pueden ser revendidos o no. Lo obtenido en la venta inicial se reparte entre ambos socios.

Según consigna Bloomberg, Socios cuenta con más de 1,2 millones de usuarios a nivel mundial y espera repartir beneficios por US$ 60 millones este año entre sus clubes socios. Entre estos figuran pesos pesados del fútbol global como Barcelona, Inter -también es main sponsor y su ticker figura en el pecho de la camiseta-, Manchester City y algunos representantes regionales como Corinthians, Atlético Mineiro y la Universidad de Chile.

Inter de Milán abandonó a Pirelli tras 26 años y pasó a lucir a Socios.com en su camiseta

En agosto del año pasado la compañía debutó en el país con un deal con Independiente. Los Diablos Rojos lanzaron cinco millones de tokens, de las que 250.000 salieron a la venta por un precio base de US$ 1,25 cada una, otras tantas fueron entregadas a los socios y el resto se comercializaron con un valor determinado por la oferta y demanda.

Lo mismo hizo con la Selección Argentina, en junio de 2021 a pocos días del primer partido de la Copa América. La demanda por los 400.000 tokens del equipo nacional fue tal que se colapsó la página y tuvieron que sacar a la venta otras 200.000. Todas ellas se vendieron a US$ 2, lo que implica un volumen de US$ 1,2 millón en solo unas pocas horas. Un mes después Socios.com adquirió los naming rights del torneo 2021 de la Liga Profesional de Fútbol.

Los usuarios pueden quedarse con los fan tokens y votar en las encuestas lanzadas por el club o revenderlas en el marketplace propio de la plataforma. Ahí sí pueden transformarse en una inversión. Por caso, al momento de escribir esta nota, el de la Selección Argentina campeona de América cotiza un 100% más que durante su FTO (fan token offering, es decir, su lanzamiento).

Figuritas 2.0

El boom de los non fungible tokens (NFT) viene pisando con fuerza en múltiples rubros como un método de inversión a través de estos objetos digitales, coleccionables, únicos y, por supuesto, escasos. Y el fútbol argentino no es una excepción. Ya son ocho los equipos que juegan en Primera División que, de alguna manera, ingresaron a este universo.

El primero de todos fue Gimnasia de La Plata que en mayo de 2020 anunció un acuerdo con la francesa Sorare para crear tarjetas digitales de todos sus jugadores y también de su entonces entrenador Diego Armando Maradona, quien fue el primer coach en sumarse a esta plataforma. Luego, en 2021 se incorporaron River, Racing, Rosario Central, Boca, Newells' Old Boys y Vélez.

"Hoy en la Argentina tenemos más de 30.000 usuarios y es el país con más usuarios en América latina, por encima de Brasil. El mercado actualmente representa un 5 por ciento de nuestros ingresos y es el segundo a nivel engagement entre los 160 países en los que tenemos usuarios", detalla Nicolas Julia, CEO y cofundador de Sorare, en diálogo con INFOTECHNOLOGY. Por cada jugador la compañía subasta 111 tarjetas (100 con categoría rare, 10 super rare y 1 unique) y luego sus dueños pueden revenderlas o utilizarlas en un torneo de fantasy football, que sigue la performance en la cancha de sus protagonistas.

Nicolas Julia, CEO y cofundador de Sorare

Para esto, Sorare firma un acuerdo de licencia con los clubes para utilizar su escudo, camiseta y plantilla para crear las tarjetas coleccionables. "Estar en la plataforma les da exposición a una audiencia global y una vía de ingresos. Los clubes ven a la empresa como un medio con el que conectar con una audiencia joven alrededor del mundo. Creo que es una oportunidad para que construyan su marca en nuevos mercados en los que crecemos con fuerza como Europa, Asia y los Estados Unidos", asegura el ejecutivo. La firma reparte los ingresos de la subasta inicial de las tarjetas con los clubes y pronto planea incorporar un fee para la reventa. Para 2022 espera contar con todos los equipos de Primera.

Esta tendencia también brinda una oportunidad para el marketing. Y una más rápida que los tiempos tradicionales de producción. Cuando Enzo Pérez tuvo que calzarse el buzo de arquero ante el contagio masivo de Covid-19 en River, muchos hinchas pedían su camiseta pero, claro, no es fácil salir a fabricar cientos de buzos en poco tiempo. Pero si es más rápido un NFT. A los tres días el club lanzó la tarjeta coleccionable especial del mendocino con el buzo verde.

"Lo que priorizamos a la hora de entrar era que sea un mercado probado y le veíamos poco riesgo porque no había que hacer una inversión inicial. Nuestro objetivo a futuro es que, como ya generamos un NFT, los directivos de más arriba vean que funcionó bien y así quizá sea más fácil entrar a este universo que está lleno de oportunidades. Por ahora el camino es el del blockchain como herramienta y crecer por ese lado", apuntan desde el departamento de marketing del Millonario.

Solo en agosto, los clubes argentinos en Sorare movieron más de 370.000 euros en transacciones y desde la compañía esperan que en 2021 alcancen los 5 millones de euros.

Todo por la camiseta

Desde el lado de las startups locales, el negocio empieza a moverse. La fintech Decrypto se convirtió en el flamante main sponsor de Huracán. "La idea es poder arrancar un camino de sinergia para desarrollar distintos tipos de negocios, como tokens y NFT. Es un momento clave porque los clubes tienen que reinventarse", manifiesta Iván Tello, COO de la compañía. Al mismo destaca el potencial que puede tener esta pata como herramienta de inversión.

Desde 2020, Banfield también comenzó a poner un ojo en el mundo tecnológico para hacer crecer su base de fanáticos. Para esto creó la subcomisión Banfield Tech, integrada por más de 30 voluntarios especialistas en áreas como IT y UX. Uno de los proyectos del novel equipo -además de un torneo de esports y un juego online- fue el lanzamiento de la primera colección de NFT del Taladro en agosto pasado.

Federico Winer es CEO de la tecnológica Inmotio y lidera Banfield Tech

"Los clubes tienen que adaptar sus modelos de negocios, de relación. Pasar a procesos y formas más ágiles. Cuando los miras en general el estándar sigue siendo el viejo modelo y creamos esto para acelerar las acciones", cuenta Federico Winer, líder de Banfield Tech. Para el proyecto se contactaron con artistas, escritores y músicos para crear piezas de tres camisetas que usaron jugadores emblemáticos de la institución: José Luis "Garrafa" Sánchez, James Rodríguez y Jesús Dátolo. Las ediciones platino - pieza única- están en subasta, mientras que las oro -1.000 unidades- salieron a venta directa por US$ 5 a través del Marketplace OpenSea.

Winer agrega: "Lo miramos como una oportunidad de marketing muy potente para Banfield". Para fin de año esperan sacar una nueva colección. Y adelanta: "Tendrá que ver con algún campeonato".

Messi no deja arco sin anotar. En agosto anunció la venta de su colección de NFT en la plataforma Ethernity Chain. Su fundador, Nick Rose, en diálogo con Yahoo Finance analizó: "La conexión y el appeal de una leyenda como Messi facilitará un cambio masivo en cómo vemos el rol de los NFT en la vida de un típico fan de fútbol". Tal vez, dentro de unos años, los hinchas no se pregunten cuánto pesa la Copa del Mundo, sino que los laureles pasen por la blockchain. De nuevo, quizá exagerado.

La versión original de esta nota se publicó en el número 272 de revista Infotechnology

Tags relacionados

Más noticias de Infotechnology

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.