Guerra en Ucrania

Drones, tanques automatizados y ciberguerra: qué armas tiene hoy el ejercito ruso

Las nuevas tecnologías cambiaron radicalmente la forma en que se combaten las guerras. Qué se usa hoy en día.

Este jueves por la madrugada Rusia invadió militarmente a Ucrania, dando inició a un conflicto militar de alta escala como no sucedía desde hace varios años en esa región. La agresión rusa podría estar signada por la renovada fuerza de su complejo militar, que viene creciendo a grandes saltos desde hace años. La tecnología jugará un rol vital en los enfrentamientos ya que las fuerzas militares rusas emplearán nuevas tácticas y equipamientos que pueden modificar la lógica del conflicto.

Según un reciente informe de Scientific American, las tecnologías actualmente en desarrollo incluyen proyectos que suenan futuristas, como enjambres de drones autónomos y un supercañón que puede disparar un proyectil a una distancia de 1,000 millas. Y quizás la campaña más asombrosamente ambiciosa tiene como objetivo combinar el radar y las comunicaciones existentes con la computación en la nube y la inteligencia artificial de última generación para crear un sistema automatizado que coordine las operaciones en múltiples áreas de combate.

Por ejemplo,  en lo que respecta a las tecnologías basadas en inteligencia artificial (IA), el enfoque de Moscú está en interrumpir y destruir los sistemas de mando y control y las capacidades de comunicación del adversario, así como en establecer la superioridad de la información durante el período inicial de la guerra. Si Rusia logra probar estas nuevas tecnologías en condiciones casi operativas y de combate, podría obtener una ventaja en la recopilación de datos para entrenar algoritmos de IA más resistentes, así como en equipos humano-máquina.

De hecho, ya se están conociendo los primeros casos de guerra cibernética. Según la firma de seguridad ESET ya hay "cientos" de casos de ransomware en los sistemas ucranianos junto a ataques DDoS (negación de servicio distribuida, usada para alterar las conexiones de internet).

Hay una variedad de hardware a disposición del ejército ruso moderno. Según informes estadounidenses, Moscú está utilizando el Kalibr lanzado desde el mar, el Iskander-M 9M728 lanzado desde tierra o misiles de crucero lanzados desde el aire. Un vasto arsenal está disponible para Rusia y la evidencia apunta a que parte de él ya se está utilizando, como el cohete BM-30 Smerch, los misiles anti-radar KH-31 y varios tipos de sistemas de cohetes de lanzamiento múltiple, como los cohetes Grad, así como como TOS-1 montado en un vehículo, un lanzacohetes de varios cañones montado en el chasis de un tanque.

Rusia también tiene a disposición los Su-57, la quinta generación de aviones monoplaza con dos motores a reacción , de capacidad furtiva muy avanzada (lo que le permite ser difícil de detectar para los radares) y multirrol. Las armas están alojadas en dos compartimentos principales de armas en tándem de gran tamaño y entre las góndolas o el espacio propio, de los motores cerca de los encastres alares  y pueden almacenar entre cuatro y seis misiles aire-aire.


Otra de las nuevas tecnologías de guerra son los Uran-9, un minitanque equipado con banda de rodadura cuenta con un cañón automático 2A72 de 30 mm como arma principal, junto con una ametralladora PKTM de 7,62 cámaras, cuatro misiles antitanque y 6 lanzacohetes termobáricos. Fue diseñado para funcionar por control remoto y, según los medios rusos, fue construido para soportar intensos combates en entornos urbanos.

Temas relacionados
Más noticias de Ucrania

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.