Tecnología avanzada

Como en Black Mirror, empresas tecnológicas buscan implantar chips conectados al cerebro

La empresa Synchron supera a Elon Musk en la creación de un microchip que conecta al cerebro con una computadora. Mirá para qué sirve y cuándo piensan implantarlos.

Al igual que en el capítulo de Arkangel de Black Mirror, los chips cerebrales son una realidad cada vez más cercana en la humanidad. Varias start ups compiten por ser los primeros en sacar está extraña tecnología al mercado. Entre ellas se encuentra: Neuralink, de Elon Musk, y Synchron, del neurocientífico Tom Oxley.

Hace tres años, el dueño de Tesla y Space X presumió que los implantes de Neuralink podrían ayudar a las personas a controlar mentalmente una computadora, avatares virtuales, y a "dotarlos de una telepatía de gran ancho de banda".

Synchron, la empresa biotecnológica con sede en California, sobrevoló al magnate estadounidense y consiguió implantar el primer chip cerebral en una persona. Es el caso de Graham Felstead, un paciente con ELA. Ahora, la start up de Tom Oxley, busca seguir estudiando el funcionamiento del chip con 15 pacientes más.

El momento para aprender a programar: las recomendaciones para aprovechar al máximo la falta de talento en el sector IT

Elon Musk vende 7000 millones de dólares en acciones de Tesla antes de la batalla judicial con Twitter

Qué es un chip cerebral y para qué sirve

El equipo de Tom Oxley está desarrollando una interfaz cerebro-computadora implantable endovascular cuyo objetivo es brindar tratamiento a pacientes con enfermedades debilitantes o parálisis.

La interacción humana con casi todos los dispositivos electrónicos actuales requiere de un grado importante de motricidad. Los chips cerebrales garantizarían una solución para que las personas con dificultades para realizar estas interacciones puedan disfrutar de las mismas tecnologías.

El dispositivo puede registrar la actividad cerebral desde el interior de un vaso sanguíneo y permitir que los pensamientos de un paciente se transmitan de forma inalámbrica a través de la piel para controlar una serie de dispositivos digitales.

"Es un logro clínico importante que abre nuevas puertas a los pacientes con parálisis. Nuestra tecnología es para las millones de personas que han perdido la capacidad de usar dispositivos digitales con las manos", afirma el fundador de Synchron en The Wired.

Chip cerebral: cómo se implantó y cómo funciona

El chip se implanta dentro de la corteza motora del cerebro a través de la vena yugular en un procedimiento endovascular "mínimamente invasivo". El dispositivo detecta y transmite la intención de la persona utilizando un lenguaje digital patentado.

De esta forma, los pacientes que sufren de una grave parálisis podrían manejar los dispositivos electrónicos usando únicamente el cerebro.


Más noticias de Infotechnology

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios