Salud

Un estudio científico reveló que una sustancia en el veneno de un sapo podría funcionar en tratamientos de salud mental

Conocé todos los detalles de la investigación que puede cambiar la manera en que se tratan los problemas de salud mental.

En esta noticia

Investigadores han revelado en un estudio científico cómo una sustancia presente en el veneno de un sapo posee propiedades psicotrópicas capaces de interactuar con el receptor 5-HT1A, lo que podría ofrecer nuevas esperanzas en los tratamientos para la salud mental. 

Esta investigación científica, publicada por El Español, promete abrir nuevas puertas en la búsqueda de terapias más efectivas para estos trastornos, como la ansiedad y el estrés, tan prevalentes en nuestra sociedad.

Ciruelas pasas: por qué son las mejores aliadas para combatir los antojos de forma saludable y cuál es la cantidad que podés comer por día

Horóscopo: los 4 signos del zodíaco que van a encontrar el amor en mayo, según la astrología

Veneno de sapo como tratamiento para la salud mental  

Audrey Warren, el primer autor del estudio realizado por la Escuela de Medicina Icahn del Hospital Mount Sinai en Nueva York, explica que, hasta ahora, las sustancias psicodélicas como el LSD y la psilocibina han sido objeto de ensayos clínicos con resultados prometedores, pero su mecanismo de acción molecular no estaba completamente comprendido.

El estudio revela que los receptores de serotonina, especialmente el 5-HT1A, juegan un papel crucial en los efectos terapéuticos de estas sustancias.

El 5-MeO-DMT, un alucinógeno presente en el veneno del sapo de río de Colorado, actúa sobre el receptor 5-HT2A, pero también activa el 5-HT1A, conocido por su papel en el tratamiento de la depresión y la ansiedad. 

El estudio científico revela cómo una sustancia presente en el veneno de un sapo podría tener aplicaciones en el tratamiento de la salud mental. (Foto: Freepik)

El equipo de investigación, en colaboración con el Departamento de Química de la Universidad de Columbia, logró sintetizar un compuesto derivado del 5-MeO-DMT, llamado 4-F, 5-MeO-PyrT, que mostró una mayor especificidad en la activación del receptor 5-HT1A.

Los experimentos en ratones de laboratorio modificados para modelar la depresión demostraron que el compuesto experimental tenía efectos antidepresivos significativos, sin inducir alucinaciones asociadas al consumo de psicodélicos. 

Daniel Wacker, autor senior del estudio, destaca que estos hallazgos sugieren que, aparte del receptor 5-HT2A, los receptores de serotonina desempeñan un papel fundamental en los efectos terapéuticos de los psicodélicos.

Los investigadores ahora tienen como objetivo llevar a cabo ensayos preclínicos para evaluar la eficacia del compuesto en modelos más avanzados antes de su posible aplicación clínica. 

Este descubrimiento no solo amplía nuestra comprensión de la farmacología de los psicodélicos, sino que también abre nuevas vías para el desarrollo de tratamientos más efectivos para una variedad de trastornos mentales.

Este descubrimiento podría conducir al desarrollo de nuevos medicamentos para tratar la depresión y la ansiedad, con efectos terapéuticos sin los efectos alucinógenos asociados al consumo de drogas. (Foto: Freepik)

Cómo practicar la "caminata afgana", la forma de caminar que activa el metabolismo y favorece la calma y la concentración

Semillas de chía: cada cuánto es correcto consumirlas, cuáles son sus beneficios y cuáles son los cuidados que hay que tener

Avances en el tratamiento de salud mental

En el contexto de un creciente interés en terapias innovadoras para abordar los trastornos de salud mental, el estudio recientemente publicado en Nature representa un hito relevante en la investigación psicofarmacológica. 

A medida que exploramos nuevas fronteras en el uso terapéutico de sustancias psicodélicas, aquí hay algunas reflexiones clave:

  • Implicaciones clínicas: los hallazgos abren la puerta a la posibilidad de desarrollar tratamientos más efectivos y seguros para la ansiedad y la depresión, al tiempo que minimizan los efectos secundarios no deseados asociados con las terapias convencionales.

  • Necesidad de investigación continua: si bien los resultados son prometedores, es crucial continuar investigando para comprender completamente los mecanismos de acción y evaluar la seguridad y eficacia de estos compuestos en humanos.

  • Consideraciones éticas: a medida que avanzamos en esta área, es fundamental abordar cuestiones éticas relacionadas con el uso de sustancias psicodélicas en entornos clínicos, incluida la seguridad del paciente y el consentimiento informado.

  • Educación y concientización: es importante educar al público y a los profesionales de la salud sobre los posibles beneficios y riesgos de estas terapias emergentes, promoviendo un diálogo informado y desterrando estigmas asociados con el uso de psicodélicos.

Temas relacionados
Más noticias de ciencia
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.