Síntomas de Coronavirus: ¿tengo resfrío, alergia, gripe o COVID?

Con la llegada del frío, se intensifican las alergias, las gripes y los resfriados, en medio de una pandemia, ¿cómo distinguir el COVID-19 de estas?

Con la llegada de los meses más fríos, el número de gripes, resfriados y alergias crece de forma natural, sin embargo, en el contexto actual una de estas afecciones puede resultar algo más preocupante que de costumbre: en medio de una pandemia causada por un virus que genera síntomas muy similares a las enfermedades clásicas del otoño y el invierno, ¿Cómo se puede diferenciar al COVID-19 de una simple alergia, un resfriado o una gripe?

LOS SÍNTOMAS DEL COVID-19

En principio, para diferenciar al COVID-19 de otras enfermedades es necesario reconocer los síntomas más usuales de este virus que está causando estragos en todo el mundo. Según el Ministerio de Salud de la Nación, el SARS-Cov-2 suele manifestarse de la siguiente forma:

  • Fiebre de 37,5°C o más
  • Tos
  • Dolor de garganta
  • Dificultad respiratoria
  • Dolor muscular
  • Cefalea, diarrea y/o vómitos
  • Pérdida del gusto y/o del olfato

Estos últimos son dos de los síntomas "originales" del COVID-19, ante la pérdida de las capacidades olfativas o degustativas, se considera que el individuo ha sido contagiado. Otra pista que diferencia al COVID-19 es que este, en general, no presenta mocos, aunque si dolor de garganta y tos seca, sin flemas.

Ante cualquiera de estos síntomas, es preciso aislarse dentro del hogar y contactar al sistema de salud de la localidad en la que se habita.

LOS SÍNTOMAS DE UN RESFRÍO

Un resfrío puede darse, como mucho, hasta una o dos veces por año y, aunque es producido por ciertos coronavirus, no se trata de la misma enfermedad que azota a todo el globo, sino de familiares de esta.

Uno de los síntomas principales del resfrío es el que marca la diferencia con el COVID-19: se genera mucho moco, luego estornudos en ráfagas y dolores de garganta. También pueden aparecer síntomas como tos con flema, dolores musculares leves y un poco de fiebre, aunque esta no es tan común.

Es necesario recordar que el foco de un resfrío es la cabeza, el sistema respiratorio alto: garganta, nariz y oídos. De esta forma, los dolores musculares fuertes pueden ser una buena pista para sospechar de algo más grave que una gripe.

LOS SÍNTOMAS DE UNA GRIPE

La gripe estacional suele afectar el cuerpo entero y resulta muy violenta para quién la transita con síntomas similares al COVID-19, aunque con ciertas diferencias clave:

  • En principio, estornudos consecutivos, congestión nasal y dolor de garganta
  • Luego, fiebre muy alta, de hasta 40°C
  • Escalofríos
  • Dolor de huesos, articulaciones y músculos

La gripe no es frecuente y no suele darse todos los años en adultos sanos, sin embargo, su efecto es muy fuerte y puede dejar a un individuo en cama durante varios días, sin ningún tipo de fuerza y con sus característicos dolores corporales. Sin embargo, es raro que esta dure más de una semana, mientras que el SARS-CoV-2 puede causar una enfermedad más duradera.

Otras diferencias que el COVID-19 presenta frente a la gripe son la pérdida del gusto y/o el olfato, síntomas gastrointestinales como la diarrea o vómitos, tos seca y dificultades para respirar.

LOS SÍNTOMAS DE UNA ALERGIA

Para esta categoría, es necesario considerar la época del año: si en general se tiene alergias durante el otoño, un goteo ligero en la nariz y estornudar muy probablemente tendrán que ver con estas. La alergia resulta la afección más fácil de distinguir del COVID-19 ya que muchos de sus síntomas no se comparten: ojos llorosos e irritados, estornudos, ardor de garganta, mucosidad y tos.

Las alergias no provocan fiebre y son características de ciertas épocas, especialmente del otoño y el invierno. En general, suelen aparecer y desaparecer de forma casi aleatoria y las molestias duran un par de días.

También es necesario considerar el historial del individuo: si no tomó las medidas de prevención necesarias las semanas anteriores a presentar síntomas, si estuvo de viaje, si estuvo en contacto con mucha gente sin cuidado o con algún caso positivo de SARS-CoV-2, las chances de que sea COVID-19 se intensifican. En cambio, si el individuo tomó todos los recaudos necesarios para no contagiarse y tiene un historial de alergias, resfríos o gripes, es más probable que sea una de estas últimas tres.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios