Adiós a la procrastinación

Qué es el "ayuno de dopamina", la técnica que recomienda un profesor de Stanford para ser más productivo

El especialista en neurociencia Andrew Huberman detalló cómo combatir la procrastinación a través de un control de las actividades que generan placer.

Ser productivo durante el día puede convertirse en toda una epopeya. Existen distintas técnicas y abordajes para lograr enfocarse en las tareas y no distraerse con todo lo que sucede alrededor. El gran enemigo de la productividad es la procrastinación, la tentación de aplazar algo un poco para hacer otra cosa. Y combatirla no es nada sencillo.

El doctor en neurociencia Andrew Huberman abordó este tema en uno de los episodios de su podcast Huberman Lab titulado: "Controlar tu dopamina para la motivación, la concentración y la satisfacción". Según el especialista, el "ayuno de dopamina" es un concepto que puede ser utilizado para ser más productivo y evitar distraerse con otras actividades.

Andrew Hubermann, especialista en neurociencia de la Universidad de Stanford

Huberman es profesor de Neurobiología y Oftalmología en la escuela de Medicina de la Universidad de Stanford. Cuenta con una maestría en Neurobiología y Conducta y un doctorado en Neurociencia en la Universidad de California y también tiene un postdoctorado en el tema en la misma universidad en la que ahora da clases.

Qué es la dopamina

La dopamina es un neurotransmisor, o sea, se trata de una molécula que se encarga de llevar mensajes desde las neuronas hacia otras células. Por lo general se la conoce como la "molécula de la felicidad" porque está directamente conectada con la sensación de placer.

A su vez, está íntimamente relacionada con la motivación, el estado de ánimo y el sueño, entre otras cosas. Un nivel alto de dopamina puede generar adicción por la actividad que la genera, en tanto, un nivel bajo de dopamina afecta directamente el impulso por realizar esa actividad. Por eso, Huberman indica que es preciso controlarla para que sus efectos sean más estables.

Qué es el "ayuno de dopamina"

Mirar el celular, chequear las últimas actualizaciones en las redes sociales y escuchar una canción que nos gusta segregan dopamina. Eso lleva a que no podamos dejar de hacerlo dado que genera una sensación de placer.

Mirar el celular es una de las actividad que genera dopamina

Pero esto también puede tener efectos negativos en la productividad, entonces Huberman, en su podcast, brinda algunas herramientas. Según el doctor, es necesario evitar algunas actividades para que estas no provoquen una disminución del interés en otras tareas.

El "ayudo de dopamina" implica cortar con algunas distracciones para poder encontrar placer en otras y, al mismo tiempo, no mezclar actividades. Por ejemplo, escuchar música mientras se trabaja o se hace ejercicio, ya que la superposición elimina el placer de la dopamina de la actividad principal.

En Silicon Valley resulta una técnica popular para liberarse de algunos estímulos y así poder enfocarse en las tareas que hay que realizar. Algunos lo implementan durante algunas horas y otros, los más extremos, pueden estar 24 horas absteniéndose de mirar el celular, hacer zapping en la TV o de consumir comida chatarra. Esto regula a la baja los receptores del centro del placer del cerebro y así piden menos dosis de dopamina.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios