Mascotas

No es por felicidad: científicos revelaron la verdadera razón de por qué los perros mueven la cola

El estudio revela que la causa podría no ser la que todos piensan comúnmente y, de hecho, muchos fenómenos todavía no tienen explicación.

En esta noticia

Un estudio científico de la Universidad de Turín reveló que la felicidad no es la principal causa por la cual los perros no mueven la cola. El trabajo explicó que diversos fenómenos de estas mascotas no obedecen a las razones que se esperan y algunos no tienen un motivo conocido.

Pese a que la mayoría de las personas acepta como una verdad universal que la acción de esta parte del cuerpo obedece a una sensación de alegría, el reporte publicado en la revista Biology Letters desmintió este mito popular. "Gran parte de este conocimiento todavía es un enigma", señaló la autora del estudio, Silvia Leonetti.

¿Por qué los perros mueven la cola?

La especialista y su equipo analizaron diversos estudios sobre estas mascotas e intentaron descifrar qué partes del cuerpo de estos animales todavía no se entienden. A partir de este relevamiento, se formularon distintas hipótesis.

Leonetti señaló que el movimiento de la cola puede tener que ver con la necesidad humana de ritmo o con un comportamiento que las personas introdujeron en los perros, como la amistad.

"La gente piensa que mover la cola equivale a un perro feliz, pero en realidad es mucho más complicado que eso", analizó la experta en sistemas cognitivos caninos de la Universidad de Arizona, Emily Bray. La profesional remarcó que este nuevo estudio ayudará a "leer mejor las señales de los cachorros".

El estudio reveló que no son claras las razones por las que un perro mueve la cola. 

La autora del trabajo y sus colegas remarcaron que estos seres vivos domésticos "se mueven para comunicarse" a diferencia de otros animales que usan su cola para impulsarse o para repeler a otras especies invasivas.

¿Qué dijeron los especialistas sobre los movimientos en la cola del perro?

El estudio advirtió que un perro podría mover la cola más hacia el lado derecho en señal de que están interesados o se quieren acercar a algo. Por otro lado, la inclinación hacia la izquierda sería señal de incertidumbre o temor, así como los movimientos bajos darían cuenta de sumisión o miedo, según el estudio.

Bill Gates reveló su ambicioso plan para salvar a la humanidad con la ciencia

Un punto fundamental del el trabajo radica en que no se sabe hasta qué punto los perros controlan sus movimientos. El grupo a cargo de Leonetti concluyó que esta tendencia está relacionada con el ritmo y que el cerebro de las personas respondería a eso. De ahí la preferencia humana por este animal.

La otra conclusión se asoció al conocido síndrome de domesticación. Este teorema señaló que los comportamientos y los rasgos físicos se vinculan con la genética. Entonces, al generar una conducta en una mascota, los rasgos acompañarán esta tendencia. 

Temas relacionados
Más noticias de perros
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.