Contenido especial externo

Las casas de madera arrasan por las múltiples ventajas que ofrecen

La demanda de casas de madera vive un importante auge, ya que son eficientes, ecológicas, saludables, de rápida ejecución, duraderas y económicas. Todas estas virtudes hacen que cada día sean más los ciudadanos que la tengan como primera opción a la hora de pensar en su hogar

Antes de entrar en las numerosas ventajas que ofrecen las casas de madera, es importante insistir en que, dentro de este sector, hay muchas calidades diferentes. En este sentido, en dependencia del nivel de calidad de la casa, según el tipo de madera elegida, se notarán más o menos estas ventajas. En este sentido, una caseta de jardín, un bungalow o una casa de madera móvil no tienen nada que ver con una casa de madera bien construida.

A continuación, se van a hacer referencia a esos beneficios que reciben los inquilinos que habitan viviendas de madera de alta calidad bien construidas, como las que ofrece Facilhouse, de venta online. Una ecommerce que se ha convertido en el mayor referente de este sector. Sin lugar a dudas, el mejor site en el que buscar casas de madera prefabricadas online con todas las garantías que busca el comprador.

Mayor confort y tranquilidad

La madera es un elemento natural que trasmite sensación de tranquilidad y bienestar. Una de sus características más relevantes es su capacidad para aislar acústicamente, por lo que favorece un mejor descanso.

Aunque se trata de un material que ofrece un aspecto cálido a la vista, es mal conductor del calor, por lo que mantiene mucho mejor la temperatura interior que otro tipo de viviendas. Si hay calor fuera, la madera evitará que entre. Si hay calor en el interior, no lo dejará salir.

Construcciones más eficientes

Estas construcciones implican menos gasto de calefacción y aire acondicionado, debido a la capacidad aislante de la madera. Obviamente, cuanto más aislante y más grosor tenga la casa, mayores será estos beneficios. Mayor aislamiento se traduce en ahorro de energía a la hora de mantener una temperatura estable en el interior de la vivienda.

Mejor capacidad para regular la humedad interior

Del mismo modo, la madera es un material excepcional para regular la humedad ambiental de forma natural, por lo tanto, en el interior de la vivienda se apreciarán beneficios para la salud al tener siempre una humedad confortable y constante.

Más sostenibles y ecológicas

Transformar la madera desde el árbol hasta crear los troncos de una casa precisa poca energía. Menos energía en los procesos de construcción de las viviendas se traduce en menos emisiones de CO2 al planeta.

Algunas personas no ven estas cualidades ecológicas y sostenibles de las casas de madera porque se quedan en la parte más superficial, es decir que implica la tala de árboles.

Sin embargo, una tala controlada y su posterior replantación significa regenerar el bosque y, por tanto, cuidarlo. No se es lo mismo comparar la deforestación descontrolada que la que ejercen personas que viven de la madera, por lo que son los máximos interesados en repoblar y cuidar de su materia prima.

Menos costosas

Aunque la madera es un material más caro que el ladrillo, las casas de madera, al final del proceso, terminan siendo más baratas que las construcciones tradicionales. El motivo es que parte de la construcción de las viviendas con este material se realiza en la fábrica y esos elementos se ensamblan, posteriormente, en la obra. En este sentido, el tiempo de construcción real de la vivienda de madera es muy inferior al de una casa tradicional.

Mientras que una casa de madera se puede construir en un mes, la misma edificación en ladrillo requiere de no menos de 6 meses. Menos mano de obra es igual a menos costos de construcción, por lo que al final la casa de madera representa un ahorro para el interesado.

Totalmente personalizables

Una vivienda de madera permite que la construcción se diseñe completamente adaptada al gusto y las necesidades de sus propietarios. No hay por qué elegir un modelo estándar.

Resistentes a los sismos

La madera es un excelente material en caso de terremotos debido a su alta flexibilidad, la cual le permite desplazarse en su conjunto y volver a recuperar su ubicación tras el sismo.

Muy duraderas

Existe una falsa creencia de que las casas de madera son poco duraderas, pero eso no es cierto. Como cualquier otro tipo de construcción, necesitan de un mantenimiento, como la aplicación de barnices de poro abierto cada 5 años en la fachada sur y con una frecuencia menor en el resto de fachadas.

Aunque pueda parecer un gran costo, hay que tener en cuenta que la madera del interior nunca habrá que pintarla, como ocurre con las paredes de obra que hay que pintar cada cierto tiempo, por lo que el dinero invertido en el barniz se compensará en pintura.

Una de las claves de su duración en perfecto estado es la calidad de la madera y la construcción, el tipo de tejado, la elevación de la base de hormigón y cómo esté protegido el primer tronco. Así mismo, hay que tener en cuenta si la madera está tratada contra xilófagos (insectos de la madera), si tiene tratamiento fungicida (hongos) y otros detalles que los profesionales del sector conocen a la perfección.

Por eso, a la hora de decidirse por una casa de madera, hay que acudir a los auténticos expertos, como la empresa Facilhouse.

Tags relacionados
Noticias del día