Las 7 cosas en las que los millonarios no gastan su dinero

Las personas de más poder adquisitivo, por lo general, no desperdician su fortuna ni tienen un estilo de vida extravagante.

Cuando uno se imagina a un multimillonario, lo primero que viene a la cabeza es una persona viviendo con lujos excesivos y una cantidad de bienes inimaginables, cómo lo son las espectaculares mansiones con filas de autos estacionados en el garaje o los armarios llenos de ropa y joyas.

Sin embargo, para que estas personas se hayan vuelto ricas tuvieron que empezar a tomar decisiones financieras inteligentes.

Las cuatro características que tienen todos los millonarios (y que vos quizás tengas)

Por qué 7 de cada 10 millonarios invierten en criptomonedas

Manejar las finanzas personales puede ser muy confuso y hasta dar miedo, y los conocimientos necesarios para hacerlo con éxito no suelen adquirirse rápida o fácilmente. Pero si uno logra aprender y sentar las bases de las claves para una buena economía personal, tal vez llegará a obtener la famosa y deseada estabilidad económica que todos queremos.

Según un informe de Reader's Digest, hay 7 cosas en las que la gente rica, los que tienen más poder adquisitivo, nunca gastan su capital.

Estos son algunos consejos que los propios magnates compartieron a la hora de reducir los costes en su vida diaria, y la buena noticia es que es algo que se puede aplicar a todos los niveles de tu vida.

1. Impulso de compra

Las compras compulsivas van más allá de una mala administración financiera, que a todos nos puede llegar a pasar. Consiste en el afán desmedido, incontrolado y recurrente por adquirir cosas, como un par de zapatos, un bolso, o incluso un auto.

Sin embargo, no es sorpresa que las personas que gastan excesivamente no terminen siendo millonarias. El inversor multimillonario Warren Buffet explicó que si compramos cosas que no suponen una verdadera necesidad, es probable que tengamos que vender aquello que realmente necesitamos.

2. Canales de televisión y videojuegos

Un dato importante que revela el informe es que en las casas de clase media y baja el tiempo mirando la televisión o jugando a videojuegos es mucho mayor que en los hogares de los más ricos.

Esto explica, en primer lugar, que pierden su tiempo y dinero en adquirir los últimos paquetes de TV y, en segundo lugar, manejan mal su tiempo jugando videojuegos en vez de utilizarlo para ser más constructivos. Un ejemplo es que los miembros de la clase alta leen mucho más y de manera constante que los menos adinerados.

3. Marcas de lujo

¿Recuerdan cómo se vestía Steve Jobs o cómo lo hace Mark Zuckerberg? Usaba poleras negras, jeans y calzado deportivo. Se podría pensar que los millonarios solo usan marcas de lujo pero, sorprendentemente, no es así, al menos en la mayoría de casos.

Estos multimillonarios no derrochan su dinero en prendas extremadamente caras. Tal es así que el reloj que lleva habitualmente Bill Gates cuesta 10 euros.

4. Comprar casas caras

El truco para hacerse rico es vivir por debajo de tus posibilidades, lo que significa comprar una casa que puedas pagar y no la casa de tus sueños, al menos por el momento.

Los más adinerados buscan las mejores ofertas y analizar bien el mercado, de esta manera no hay gastos que no puedan cubrir.

5. Comprar en lugar de alquilar

Aunque muchas personas creen que comprar en lugar de alquilar es un buen movimiento, "el alquiler está más de moda que nunca, incluso entre los ricos", señala Michael Corbett, gestor de grandes mansiones de muchos multimillonarios con elevados patrimonios.

6. Cosméticos caros

Siguiendo con el tema de la estética, los millonarios no creen que valga la pena gastar demasiado en las apariencias.

A pesar de que todo el mundo quiere lucir bien, ellos no se preocupan demasiado en peinados, tratamientos faciales y productos de cuidado personal.

7. Múltiples tarjetas de crédito

La riqueza no se acumula a través del dinero prestado, por lo que rara vez verás a un millonario usando más de una tarjeta de crédito.

Si queres ahorrar dinero, cada centavo cuenta. Por ejemplo, las comisiones financieras adicionales que se acumulan.

Además, siguiendo el hilo de las compras compulsivas, es menos tentador hacer compras innecesarias si no contamos con una tarjeta de crédito.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios