Aplicaciones

La legalidad de Uber, en suspenso: qué debe cambiar para que siga operando en el país

En los siete años que la Uber lleva operando en el país, ha habido fallos, sentencias y resoluciones para un lado y para el otro. El último movimiento de este ajedrez jurídico fue bastante resonante. En un exhaustivo fallo de 285 páginas, el Juzgado de Primera Instancia en lo Contencioso Administrativo y Tributario n° 15 de la justicia porteña, a cargo del juez Víctor Trionfetti, declaró que el servicio de Uber es ilegal.

Se trata de un fallo de primera instancia, que no está firme y que será apelado. Por eso, no tiene efectos prácticos en lo inmediato, pero, indudablemente, se trata un análisis jurídico del "Caso Uber" que dará que hablar y que sentará nuevos antecedentes y bases para su discusión.

Uno de los puntos clave del fallo es que sostiene que el servicio de Uber no puede reducirse a un acuerdo entre privados. Por el contrario, es un servicio de transporte de pasajeros. Se trata de una diferencia que puede parecer técnica pero que tiene consecuencias concretas: si no se trata de un servicio de transporte de pasajeros, las exigencias para las licencias de los conductores y los seguros son considerablemente más relajadas.

El juez Trionfetti argumenta que, para manejar un Uber, por ejemplo, no es necesario presentar un certificado de antecedentes penales. Además, los choferes "pueden sortear los controles de alcoholemia con pisos de tolerancia más alto que los que corresponde exigir a los conductores profesionales", sostiene el fallo en un pasaje.

También dictamina que "la fragilidad de la cobertura de los usuarios de Uber en materia de seguros por siniestros viales es nítida". Estas cuestiones, sumadas a otras, terminan delineando, para la Justicia, un escenario de inseguridad para los pasajeros e, incluso, para peatones o conductores que puedan estar involucrados en un accidente vial con un Uber.

En uno de los fragmentos más duros del fallo, el juez afirma que "la elusión de Uber y los socios-conductores de múltiples normas administrativas y posiblemente de normas tributarias locales, es decir, la realización prácticamente furtiva de la actividad, sin cumplir normas administrativas inherentes al transporte, al tránsito y a los deberes hacia los usuarios y consumidores, torna ilegal a la actividad".

Cabe destacar que el fallo del juez Trionfetti no es meramente prohibitivo. Por el contrario, exhorta al Estado a regularizar la actividad. Ese fue un punto celebrado por Alejandro Poli, titular de la Federación Argentina de Remiseros. "Es una importante resolución, sobre todo por la notificación a los legisladores de la Ciudad de Buenos Aires y al Congreso nacional, para que tomen cartas en el asunto y legislen en base a estas aplicaciones", expresó.

La estrategia de Uber: integrar a los taxis

Además de dar pelea en el frente legal, la estrategia de Uber parece ser socavar las bases de sus principales adversarios: los taxis. Después de años de enfrentamientos, Uber está yendo por el camino de la seducción y la integración. El pasaje podría resumirse así: de Uber vs taxis a Uber en taxis.

El quiebre se dio cuando Uber lanzó una modalidad específica para taxistas en su aplicación: Uber Taxi. Fue hace dos años, con discreción, primero en CABA y luego en Mendoza y Mar del Plata. En febrero de este año se sumaron se sumaron Córdoba, Tucumán, Corrientes, Salta, Santa Fe, Rosario, Comodoro Rivadavia, Jujuy, Neuquén, Paraná, Posadas, Resistencia, Bahía Blanca y Reconquista.

Uber Taxi permite a taxistas conseguir viajes a través de la aplicación. En estos casos, la tarifa que se aplica es la del taxímetro. Pero, claro, el objetivo de la empresa es que los choferes hagan también viajes en la modalidad tradicional de Uber. Esta tarifa, al ser dinámica, puede ser, en momentos de mucha demanda (en determinados horarios o cuando está lluvioso), superior a la del taxímetro.

La cantidad de viajes en taxis a través de Uber creció considerablemente en los últimos meses. Parte se explica por los mecanismos de seducción de Uber hacia los taxistas. Ofrecen sumas de hasta $ 100.000 al completar un número de viajes, y también recompensa a choferes que recomienden a otros que se sumen a Uber, en caso de que estos últimos efectivamente se registren y completen 50 viajes.

Además de estos incentivos, los taxistas valoran que, usando en la aplicación, consiguen viajes más rápidamente que con el clásico merodeo por el carril derecho. Desde la empresa, Eli Frías, Responsable Regional de Operaciones de Uber para Argentina, Paraguay y Uruguay, asegura: "Nos entusiasma el crecimiento en la cantidad de taxistas que eligen la app de Uber para realizar viajes y poder así ofrecer más soluciones de movilidad en las ciudades del país".

En la contienda por la legalidad de Uber, con casi una década de la empresa operando en el país, nada es muy definitivo. Sin embargo, el reciente fallo parece sentar las bases para que el servicio deba modificar y adecuar su estructuración para poder seguir circulando.

Temas relacionados
Más noticias de Uber
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.