Información útil

Hormigueo en las manos: qué puede estar fallando en tu cuerpo cuando tenés este síntoma y cómo podés evitarlo

Conocé todos los detalles de este trastorno para verificar qué te esta pasando.

En esta noticia

Nuestro cuerpo es un sistema complejo que constantemente nos envía señales sobre su estado de funcionamiento. Una de esas señales, el hormigueo en las manos o los dedos, puede parecer un malestar localizado, pero en realidad puede ser un indicio de problemas más profundos en diferentes partes del cuerpo.

Si bien en muchos casos el hormigueo no reviste gravedad, es fundamental prestar atención a otros síntomas que puedan acompañarlo, ya que en ocasiones puede estar asociado a trastornos más serios.

Conocé las posibles causas del hormigueo y cómo podés evitarlo. 

Los probióticos que te van a hacer bajar de peso después de los 50 años: en qué alimentos los podés encontrar

Agua de chía: cómo se prepara la bebida que podés tomar todos los días para activar el metabolismo

Salud: ¿cuáles son las posibles causas del hormigueo en las manos?

Según un artículo del sitio Cuerpo Mente, el hormigueo en las manos puede derivar de múltiples factores, entre los cuales destacan: 

  • Compresión nerviosa: este malestar puede surgir cuando los nervios son comprimidos o atrapados, ya sea por lesiones, movimientos repetitivos o el aumento de tamaño durante el embarazo, que puede provocar hinchazón. Junto al hormigueo, es posible experimentar entumecimiento en la palma de la mano y los dedos.

  • Síndrome del túnel carpiano: se manifiesta cuando el nervio mediano, encargado de la flexión de la muñeca y los dedos, se ve presionado. Los síntomas incluyen hormigueo y entumecimiento en los primeros cuatro dedos de la mano.

  • Déficit de vitamina B12: la carencia de esta vitamina, vital para el sistema nervioso y presente en alimentos de origen animal, puede ocasionar daños en los nervios, manifestándose en hormigueo en manos y pies.

  • Enfermedades autoinmunes: afecciones como el síndrome de Guillain-Barré, lupus y artritis reumatoide pueden desencadenar hormigueo al afectar las células sanas del sistema nervioso periférico.

El lupus y artritis reumatoide pueden provocar hormigueo al dañar las células sanas del sistema nervios de las manos. (Foto: Unsplash)
  • Diabetes: la neuropatía diabética, una complicación de la diabetes, daña los nervios y puede causar hormigueo, entumecimiento y dolor en manos y pies.

  • Insuficiencia renal: la acumulación de líquidos y desechos debido a la insuficiencia renal puede dañar los nervios, desencadenando hormigueo en manos, piernas y pies.

  • Infecciones: tanto infecciones virales como bacterianas pueden dañar los nervios, provocando hormigueo o entumecimiento en las extremidades.

  • Medicamentos: algunos fármacos, como los utilizados para tratar enfermedades cardíacas, infecciones o enfermedades autoinmunes, pueden tener como efecto secundario el daño a los nervios periféricos, manifestándose en hormigueo.

    Es importante revisar los prospectos y consultar con un médico si se experimenta esta sensación mientras se toma algún medicamento.

  • Hipotiroidismo: la producción insuficiente de hormonas tiroideas puede dañar los nervios periféricos, causando hormigueo en brazos, piernas, dolor y entumecimiento.

  • Accidente cerebrovascular: un ictus isquémico, que ocurre cuando el flujo sanguíneo al cerebro se interrumpe, puede producir síntomas como hormigueo o entumecimiento en un lado del cuerpo, acompañado de mareos, confusión o dificultad para hablar.

  • Consumo excesivo de alcohol: el abuso de alcohol puede afectar la absorción de nutrientes como la vitamina B1, dando lugar a trastornos neurológicos como el síndrome de Wernicke-Korsakoff, que incluye hormigueo en las manos.
  El hormigueo puede ser como una alarma que se enciende en tu cuerpo para avisarte que hay algo que necesita ser revisado. (Foto: Pixabay)   

El estudio científico que reveló el beneficio que tiene en tu salud sexual comer pistachos

Las 5 claves para aumentar la felicidad después de los 50 años, según los especialistas de Harvard

¿Qué hacer si sufrimos de hormigueo en las manos? 

Aunque en algunos casos el hormigueo en las manos puede aliviarse con masajes, en otros puede persistir durante períodos prolongados.

Si experimentás hormigueo en las manos durante varios días sin mejoría, especialmente si se acompaña de entumecimiento o dolor, es importante que consultes con un médico. Este realizará los análisis necesarios para identificar la causa subyacente.

Las opciones de tratamiento para el hormigueo en las manos varían según la causa. Desde cambios en la dieta y la suplementación vitamínica para tratar deficiencias hasta ejercicios específicos o incluso cirugía en casos de compresión nerviosa. Cada situación requiere un enfoque individualizado para lograr una solución efectiva.

Temas relacionados
Más noticias de Salud
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.