IRSE DEL PAÍS

Emigraron a Holanda buscando una nueva vida: "A las 6 de la tarde cierra todo, pero ganamos en tranquilidad"

Las redes sociales son el escenario que los jóvenes argentinos eligen para exponer su día a día, pero también es una herramienta útil para estar en contacto con nuestros seres queridos cuando se encuentran a un mar de distancia.

Camila Campos y Javier Asnaghi son dos jóvenes argentinos que empezaron una vida desde cero en Países Bajos -hasta hace poco conocido como Holanda- dónde Máxima Zorreguieta es reina. Allí residen cientos de compatriotas que encontraron nuevas oportunidades laborales y académicas o que viajaron en búsqueda de experiencias.

Hay quienes emigran a Europa principalmente por razones laborales, ese fue el caso de Camila y Javier, ella licenciada en Comercio Internacional y oriunda de Campana, y él ingeniero industrial y de Bahía Blanca, ambos residían en Pilar, provincia de Buenos Aires. Vendieron todo y se fueron "con lo puesto", contaron en diálogo con El Cronista.

Emigrar a Europa: los 3 países para ir a vivir y empezar una vida de cero

Al estilo napolitano: en dónde probar la pizza argentina que fue elegida entre las mejores 100 del mundo

Su primera parada debía ser España, pero el destino les puso a Holanda en su camino. A Javier le surgió una propuesta laboral que no podía rechazar y así emprendieron el viaje que los llevó a un nuevo país en el que viven desde hace cuatro meses: "Estamos verdes todavía", reconocen.

Ambos viven en una ciudad que se llama Alkmaar en Noord-Holland (Holanda Septentrional), se encuentra a unos 40 kilómetros de Ámsterdam, en comparación a la capital de Países Bajos "es mucho más chica y muy tranquila. Si la comparás con Buenos Aires o la capital de otro país es mucho más pequeña", contó Javier.

¿Cómo fue su llegada a Holanda?

Javier: "Teníamos planificado irnos a España, tuve una oferta laboral para mudarnos acá y cambiamos de rumbo sobre la marcha. Para emigrar a Europa hay condiciones similares en todos los países. Holanda es prácticamente igual a España. Yo tengo ciudadanía europea y cómo convivimos juntos en Argentina, esa convivencia la validás y te permite la residencia".

En cuanto a su día a día, reconocen que llevan una "una vida más tranquila" y que como la mayoría de la población se mueven en "bicicleta, para disfrutar del clima, hasta bajo la lluvia", contó Camila, que también confirmó que "hay argentinos por todos lados".

"Nos hemos encontrado con algunos (argentinos). En Ámsterdam hay muchos y también grupos. Se organizó un Boca-River entre fanáticos, yo fui a jugar. Conocimos a gente que tiene su emprendimiento, hicimos choripán y empanadas", recordó Javier.

En su cuenta de Instagram @dosargentinosalmundo, Camila y Javier comparten información sobre su vida en Holanda y resuelven dudas de otros compatriotas que tienen ganas de conocer el pequeño país europeo.

Emigrar a Holanda: un antes y después

Una de las diferencias entre Argentina y Holanda con la que se toparon fue en el supermercado: "No costó encontrar pan rallado y dulce de leche, sólo llega una marca conocida de Mar del Plata".

"Hay un sólo supermercado que hace semanas internacionales. Hubo una semana en la que pudimos encontrar yerba y dulce de leche en el supermercado, ese día nos stockeamos. Acá (en Alkmaar) la yerba no se consigue, si vas más cerca de Ámsterdam la conseguís", explicaron.

También revelaron que en Holanda no conocen el alfajor como tal: "Trajimos muchos y se los hicimos probar a nuestros amigos holandeses y les fascinó".

Mundial del Asado 2022: ganó Dinamarca y Argentina quedó en un puesto "vergonzoso"

Tiene 25 años, emigró a España y encontró la estabilidad que no hay en Argentina: "Es abismal la diferencia de sueldo"

¿Tuvieron dificultad con el idioma?

Javier: "Vivís con el inglés sin ningún problema. Te diría que el 95% habla perfecto inglés y hasta generaciones más grandes. Te podés encontrar con personas que podrían ser mi abuelo hablando inglés".

Camila: "No es que si no hablás neerlandés se enojan, al contrario, son re simpáticos. Si te hablan en neerlandés y les decís ‘disculpame no hablo neerlandés', te puedo hablar en inglés y ahí cambian el idioma".

¿Tuvieron algún choque cultural o se encontraron con prejuicios?

Camila: "Es gente muy directa, algo a lo que no estamos acostumbrados. Si te tienen que decir algo, te lo van a decir sin anestesia. Son muy sinceros, al principio choca pero después te acostumbrás".

Jaiver: "Si hay algo que no les gusta o parece te lo van a decir, si te cae mal es tu culpa. Tengo un vecino y le dije cuando quieras nos juntamos, cosa de recién te conozco y para conocer a la familia y me dice ‘no, no me parece', tu vida por tu lado y la mía por el otro, y somos vecinos".

"Son comprensibles con la gente que no es de acá. Si te ven en el supermercado te tratan de ayudar, uno piensa que son personas frías", agrega Camila.

Cómo es trabajar y alquilar en Holanda

¿Cómo son las jornadas de trabajo en Holanda, cambiaron por la pandemia?

Javier: "La pandemia cambió mucho las condiciones de trabajo, la política del trabajo en la casa se reforzó mucho más a tal punto de ser un derecho adquirido por el trabajador, no es una ley , pero muchas empresas te permiten hacer teletrabajo".

Camila: "Podés arreglar un contrato para trabajar 4 días, es normal. Las mujeres que tienen hijos lo hacen, tienen contratos de 3 o 4 días para trabajar en la semana, es lo diferente con Argentina".

Javier: "Es el clásico trabajo de 9 a 17, el profesional y administrativo. Lo que cambia es el horario de los comercios en general (supermercado, local de ropa, etc), a las seis de la tarde cierra todo".

¿Hay dificultades para encontrar alquileres en Holanda?

Camila: "En general no es fácil conseguir, hay que estar muy encima. Lo que si los precios en Amsterdam son desorbitantes en comparación a las ciudades del interior".

Javier: "Los precios en general en Holanda son desorbitantes, pero en Amsterdam es un 40% o 50% o más de costo en una vivienda de estilo similar. La oferta no es muy alta, hay mucha demanda de gente que necesita alquilar, los departamentos desaparecen rápidos".

Ámsterdam es una de las ciudades más costosas para vivir en Holanda, por ello muchos optan por alquilar en provincias cercanas para abaratar costos.

Los salarios en Holanda: ¿Cómo son?

Cuando estos jóvenes argentinos llegaron a Holanda lo primero en lo que pensaron fue en cubrir gastos y después ver cómo subsistían. Hoy el salario mínimo en Holanda es de 1.756 euros, a partir de los 21 años, y este mes está previsto el acuerdo para incrementarlo en un 10%.

Según informaron medios holandeses, los cuatro partidos que forman parte del Gobierno neerlandés acordaron las nuevas medidas para mantener el poder adquisitivo de la población de cara al 2023, teniendo en cuenta el aumento en el precio de la energía y la inflación, que repercute a escala mundial.

Una de las medidas será el incremento del 10% del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) que podría alcanzar los 1900 euros brutos.

Javier cuenta que una persona soltera "gasta como 600 o 700 euros en alquiler, la infraestructura es linda, las casas no se te caen a pedazos. Tienen 100 años y la ley no permite que se caigan. Están remodeladas, con esa plata podés encontrar algo chico (un monoambiente) y te quedan otros 500 para vivir. Se gasta 200 en comida sin privarse de nada, 150 en seguro médico y podés ahorrar 200".

Una argentina en Alicante reveló lo que sí o sí hay que saber antes de irse a vivir a España

Argentinos en el exterior: los mejores pueblos para emigrar a Portugal y empezar de cero 

¿Cómo es el mercado laboral en Holanda?

"Para el profesional hay mucho trabajo y la clave es el inglés. Hay vacantes que requieren holandés, pero son los menos. en Ámsterdam piden más inglés, sobre todo los puestos de atención al cliente", cuentan.

También recomiendan homologar el título universitario porque viajar sin hacerlo es como "tirarse a una pileta sin saber si hay agua". En este sentido, es fundamental "planificar todo para llegar bien y no andar rezando si te lo piden".

Además, explicaron que el seguro social (atención médica) es un trámite sencillo y cuesta alrededor de 140 euros tener la misma atención que en la Argentina, pero es diferente.

"Allá teníamos medicina privada, acá no te cubre el empleo y tenés que aportar. En Holanda es particular y tenés que elegir un médico de cabecera, según la zona en la que vivís te toca, tenés que inscribirte en ese y él te deriva a las especialidades", detalló Camila.

Vivir en Holanda: los pro y los contra

¿Qué es lo más lindo de vivir en Holanda?

Camila: "Lo más lindo es andar en bici, en Argentina no tenía bici, manejaba en auto todo el tiempo y las distancias son más chicas al ser una ciudad pequeña. Estamos tranquilos porque es una ciudad calma, muy familiar".

Javier: "Fue un cambio de vida muy grande, bajé revoluciones. Laboralmente uno siempre trabaja con estrés, pero al mudarnos a una ciudad mucho más tranquilidad el estrés lo bajé, no hay tráfico y vamos en bicicleta. Tal vez si nos hubiéramos ido a un pueblo del interior de Argentina hubiera sido lo mismo, esa sensación es un gran cambio".

¿Y lo que no les gusta?

Camila: "Lo malo es extrañar a la familia y amigos. Tengo días re lindos, más o menos, no puedo criticar nada por ahora, no la pasé mal en ningún momento".

Javier: "Lo único malo es que no hay parrillas, no saben lo que es un asado y no hay herreros".

Pese a que Camila y Javier se encuentran lejos de la Argentina y de su familia, el contacto es frecuente. A través de una pantalla achican las distancias y desde su cuenta de Instagram en común (@dosargentinosalmundo) narran su nueva vida en Holanda, muestran qué hacen y dónde están, como así también despejan dudas de otros argentinos que deciden emigrar en búsqueda de nuevas vivencias y oportunidades.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.