Método infalible

Autohipnosis: la particular técnica que podría terminar con el insomnio y mejorar la concentración después de los 40 años

Con la autohipnosis podés acceder al subconsciente y modificar patrones limitantes después de los 40 años

En esta noticia

En un mundo donde las rutinas nos llevan en automático, la autohipnosis puede ser una herramienta poderosa y útil para muchas personas. Esta técnica implica sumergirse en un estado de relajación profunda, permitiendo acceder al subconsciente y transformar los patrones que nos afectan, como el insomnio. 

¿Te imaginás terminar con esas noches de vueltas en la cama? La autohipnosis podría ser la clave. Descubrí cómo esta práctica puede mejorar tu calidad de sueño y concentración, especialmente después de los 40 años.

El ritual de protección que alejará las energías negativas de tu casa en Semana Santa: cómo hacerlo

Así es la "Caminata del Gorila", el sencillo y poderoso ejercicio que te va a mantener saludable después de los 50 años

Autohipnosis: la metodología para mejorar la concentración y dormir mejor 

La hipnosis, una técnica recomendada por la Asociación Médica Británica desde 1955, ha demostrado ser una herramienta eficaz para desbloquear creencias limitantes y potenciar el desarrollo personal

Según Alejandra Vallejo-Nágera, psicóloga y colaboradora de Petit BamBou, la hipnosis permite aumentar el umbral del dolor, controlar el estrés, reducir el insomnio y mejorar la concentración y la memoria.

La hipnosis es una técnica recomendada por la Asociación Médica Británica desde 1955 para tratar problemas psicológicos y enfermedades psicosomáticas (Fuente: Pixabay). 

  • Ahorro de energía mental: las acciones automáticas que realizamos cotidianamente nos ayudan a conservar energía, pero también pueden mantenernos atrapados en creencias limitantes.

  • Reprogramación subconsciente: la mente subconsciente es responsable de gran parte de nuestra personalidad, creencias, hábitos y reacciones automáticas. La hipnosis nos permite acceder a esta parte de la mente para reprogramarla con nuevas ideas y actitudes.

  • Mejora del bienestar: al acceder al subconsciente a través de la hipnosis, se activa la capacidad de curación y se mejora el bienestar tanto físico como mental.
La hipnosis ha demostrado ser eficaz para aumentar el umbral del dolor, controlar el estrés, reducir el insomnio y mejorar la concentración y la memoria (Fuente: Unsplash). 

Un viaje hacia el subconsciente: la técnica de autohipnosis para dormir mejor y lograr una concentración ideal 

La autohipnosis, práctica accesible tanto de forma autónoma como con la guía de profesionales o recursos como libros, audios o aplicaciones como Petit Bambou, ofrece un camino introspectivo para el autoconocimiento y el cambio personal. Este proceso se divide en cuatro fases clave:

  • 1. Preparación: antes de sumergirse en la autohipnosis, es importante establecer el objetivo deseado, ya sea la gestión emocional o el cambio de hábitos.

    Seleccionar un entorno tranquilo, cómodo y libre de distracciones es fundamental. Además, la formulación de la sugestión, o mensaje subconsciente, debe ser positiva y precisa.

  • 2. Inducción: para entrar en el estado de trance, se inicia el proceso de relajación del cuerpo y la mente, focalizándose en un estímulo único y apartando otros pensamientos.

    Según Horacio Ruiz, presidente de la Asociación Española de Hipnosis Clásica y Ericksoniana, contar hacia atrás, imaginando desde el número 100 hasta el 0, es una buena técnica para inducir la relajación.

Durante la autohipnosis, se sigue un proceso de preparación, inducción, sugestión y salida, cada uno con su función específica en el viaje interior (Fuente: Unsplash). 
  • 3. Sugestión: una vez en trance, el subconsciente se vuelve más receptivo al cambio.

    Aquí es donde se envía la sugestión de manera afirmativa y positiva, ya sea a través del lenguaje verbal o la imaginación de escenas relacionadas con el objetivo deseado.

  • 4. Salida: para finalizar la sesión de autohipnosis, es esencial salir del estado de trance de manera gradual y segura. Esto se puede lograr mediante una cuenta regresiva, una palabra clave o cualquier señal predeterminada que marque el fin de la sesión.

Una investigación científica analiza el impacto que tiene en nuestro cerebro escuchar audios de WhatsApp en velocidad rápida

Estados Unidos se asusta con el próximo eclipse solar total: las autoridades piden que se abastezcan de alimentos y agua

Diferencias entre la hipnosis y la autohipnosis 

La hipnosis y la autohipnosis son técnicas que involucran estados alterados de conciencia, pero difieren en su aplicación y en quién tiene el control durante el proceso.

  • 1. Hipnosis Clínica: se realiza en un entorno clínico y es dirigida por un profesional de la psicología. Tiene un enfoque en resolver casos clínicos específicos como fobias o ansiedad.

    El terapeuta conoce el caso del cliente y las sugestiones se adaptan a sus necesidades. Por último, está destinada a casos que amenazan el bienestar del paciente.

  • 2. Autohipnosis: se trata de una guía auditiva más genérica, realizada en casa sin la intervención de un profesional clínico. No es necesario padecer un trastorno o patología para practicarla.

    Fortalece la comunicación entre el cerebro consciente e inconsciente. Ayuda en la toma de decisiones, resolución de problemas, mejora la memoria y concentración. Tiene la capacidad de relajar profundamente el sistema nervioso. 
Temas relacionados
Más noticias de técnica
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.