Aversión al riesgo

Trade electoral: por incertidumbre, los bancos prefieren liquidez, toman pases en lugar de Leliq

El stock de pases pasivos concluyó septiembre por encima del de las Leliq por primera vez en tres años. El mercado empieza a preferir mayor liquidez aun a costa de resignar tasa en un contexto de incertidumbre política.

El mes de septiembre dejó sobradas pruebas del nivel de tensión cambiaria que impera hoy en la Argentina. 

Pero detrás de los principales indicadores que reflejan esa incertidumbre puede encontrarse, en la mayoría de los casos, una creciente preocupación respecto de los niveles de emisión monetaria y de reservas del Banco Central (BCRA).

Uno de esos factores que marcan esta intranquilidad podría encontrarse en el hecho de que el stock de pases pasivos finalizó septiembre por encima del de las Leliq.

Esto es algo que no ocurría desde mediados de 2018, cuando las letras de liquidez del BCRA estaban dando recién sus primeros pasos.

Pero el cierre del noveno mes del año mostró al total de pases pasivos alcanzando los $ 2,170 billones, unos $ 147.500 millones por encima de las tenencias en Leliq, una tendencia que se mantuvo durante los primeros días de octubre.

No se trató de una foto aislada. Los pases pasivos llevan meses incrementando su participación dentro del stock total de pasivos remunerados del Banco Central.

Así pasaron de un share promedio del 27,7% en septiembre de 2020 a un 48,8% en promedio un año después.

Tasas de interés

Tras la "armonización de tasas de interés" que llevó adelante el Central durante los últimos meses de 2020 la participación de los pases trepó a un promedio del 35% en el último trimestre de ese año y el primero de éste. 

En abril superó la barrera del 40%, llegó a 43% en junio y desde entonces creció 5 puntos porcentuales.

El hecho de que los instrumentos de más corto plazo estén ganando terreno podría suponer otro indicio del nivel de fragilidad que el mercado ve en la economía argentina. Es que según explican desde los bancos, se da por una aversión generalizada a invertir más allá del cortísimo plazo.

La razón por la que las entidades están priorizando ir ahora a pases, dicen, se debe a que buscan evitar un descalce entre los depósitos que reciben y sus colocaciones. El origen de esto, indican, es que los pesos que los bancos ponen en Leliq deben provenir de depósitos, pero en las últimas semanas viene creciendo especialmente el fondeo que reciben a un día, impulsados por el avance de las colocaciones en fondos money market.

"Cuando alguien no quiere tomar riesgos suele poner la plata en los fondos money market y durante este último tiempo se vio que varios decidieron salir de riesgo Tesoro y pasarse a los money market", explican desde una entidad. "¿A qué le temen? Al riesgo de los bonos, a que pase algo y los reperfilen", agregan.

"Es por ello que muchos eligen menos tasa -el fondeo de un día paga alrededor del 32%- en lugar de ganarse unos puntos más y comprar una letra del Tesoro", completan antes de marcar que "la liquidez también es importante".

Desde una sociedad de Bolsa local coinciden en que "nadie quiere estar largo". Es que según argumentan, "el mercado empieza a creer que puede haber un salto del tipo de cambio porque no alcanzan las reservas". Eso, dicen, "podría provocar más inflación y por más que hoy una suba de tasas luce improbable, nadie quiere estar largo porque te la pegas". Y, por último, anticipan que esperan que esta dinámica se mantenga hasta después de las elecciones.

Otro factor que explica por qué el stock de pases pasivos hoy es superior al de las Leliq es que este último se ha mantenido prácticamente planchado en términos nominales desde mediados de abril, lo que implica una caída en términos reales.

Según estimaciones de Federico Furiase, director de Anker, desde que entró en vigencia la medida que le permite a los bancos integrar como encajes la suscripción a títulos de deuda, en junio último, "los bancos estuvieron reemplazando entre $ 170.000 y $ 200.000 millones de Leliq por bonos del Tesoro".

Más liquidez, menos Leliq

"En agosto y septiembre muchos de los pesos que iban a las letras de liquidez a 28 días pasaron a bonos del Tesoro", recuerda el economista de Empiria Juan Ignacio Paolicchi. Pese a ello, agrega que lo que se está viendo es que "los bancos necesitan más liquidez inmediata y por ello es que demandan más pases pasivos que Leliq".

Los bancos, coinciden en la City, hoy ponderan tener más liquidez. Pero a eso se suma que las opciones con las que cuentan son limitadas. Prueba de ello puede verse en que, tal como reflejó hace un mes la consultora Gabriel Rubinstein & Asociados, los bancos prestan al Estado 9 de cada 10 pesos que depositan sus ahorristas. De esa cifra, un 62% se colocan en instrumentos que emite el BCRA -sus pasivos remunerados ya representan alrededor del 140% de la base monetaria- y el 28% restante en títulos del Tesoro.

Tags relacionados

Comentarios

  • JA

    John Apple

    12/10/21

    La pregunta es cuando viene el plan "bonex" o algo similar

    0
    0
    Responder
  • EEGG

    eduardo errnesto garay garay

    12/10/21

    Quien los entiende. Antes decían que las leliq era emisión de dinero disfrazada y que eso provocaba inflación. Ahora dicen que no va a haber inflación pero si cambio monetario. Me parece a mi que se trata de dos cosas distintas, moneda y dinero. dos cosas que parecen iguales pero son distintas.

    0
    0
    Responder