Contra la volatilidad

Punto por punto, cómo hará el BCRA para asistir al Tesoro a través del mercado

El Banco Central pondrá un "put" para los títulos de deuda del Tesoro. En el mercado creen que la medida transparentará la intervención de la entidad pero dudan de su efectividad.

Mejorar el rollover de la deuda del Tesoro se convirtió en una de las principales prioridades para el Banco Central.

Para ello emitió más de $ 1 billón en las últimas cinco semanas y para ello también puso en marcha una arriesgada estrategia de prorrateo de Leliq en la primera licitación de este mes, que después revirtió.

Buena señal para el dólar: tras un mes de compras masivas, el BCRA pudo vender bonos en pesos

El objetivo final de la medida es que los bancos tengan mayores incentivos para financiar al Tesoro, transformando el temido "riesgo Tesoro" en "riesgo BCRA".

Incentivos

La decisión de ofrecer a los bancos esta opción de compra sobre títulos públicos fue ratificada ayer por el propio BCRA a través de un comunicado.

Allí, argumentó que el objetivo de la estrategia es reducir la volatilidad de los precios de los instrumentos del Tesoro y detalló que la opción de venta será sobre títulos adjudicados a partir del corriente mes y que tengan vencimiento antes del 31 de diciembre de 2023.

El objetivo final de la medida es que los bancos tengan mayores incentivos para financiar al Tesoro, transformando el temido "riesgo Tesoro" en "riesgo BCRA".

La opción de ventas, recordó el BCRA, le otorga al tenedor el derecho, pero no la obligación, de vender un activo subyacente al precio establecido en el contrato, en una fecha determinada o en cualquier momento hasta el vencimiento de este.

El emisor de esta opción, es decir al BCRA, tendrá entonces la obligación de comprarlo en las mismas condiciones citadas previamente.

Le otorga al tenedor el derecho, pero no la obligación, de vender un activo subyacente al precio establecido en el contrato, en una fecha determinada o en cualquier momento hasta el vencimiento de este.

El precio estará establecido por la tasa máxima entre el valor de cierre del activo al día hábil anterior a la liquidación y la TNA promedio ponderada, más un spread del 2%

Riesgo por riesgo

Por este derecho, aclaró el BCRA, la entidad financiera tenedora de la opción deberá abonar una prima.

Los contratos de opciones de venta sobre títulos del Gobierno Nacional adjudicados a partir de julio de 2022 se podrán ejercer en cualquier momento hasta su término el cual será hasta 15 días antes del vencimiento del colateral.

Los títulos que pueden ser utilizados como subyacentes son los títulos del Gobierno Nacional adjudicados a partir de julio de 2022 y cuyo vencimiento sea como máximo el 31 de diciembre de 2023.

Además, el BCRA adelantó que continuará participando en el mercado secundario para reducir la volatilidad de los instrumentos del Tesoro y, para los títulos de deuda adjudicados a partir de julio de 2022, con posturas de compra al precio similar al valor de la licitación primaria más un spread máximo de 2%.

La medida del BCRA busca que los bancos puedan transformar el riesgo Tesoro en riesgo BCRA. No obstante, dentro del mercado hay quienes ponen en duda la efectividad de la medida, ya que no deja de implicar un aumento en la posición en deuda soberana por parte de los bancos.

Un nuevo informe especial de 1816 se centró precisamente en los pormenores de esta nueva estrategia del BCRA. Tras detallar los principales puntos de la medida, que se oficializó anoche con la Comunicación "A" 7546 del Central, la consultora indicó, a modo de conclusión general, que "no pareciera que este put en particular, así diseñado, vaya a cambiar mucho el interés de un banco por incrementar su posición en títulos del Tesoro".

¿Disipando dudas?

Según pudo saber El Cronista, las entidades no podrán comprar más puts que bonos. Sin embargo, nada impediría -al menos de momento- que un banco compre bonos y puts en idénticas proporciones pero luego venda solo los bonos en el mercado. 

Esto cobra especial relevancia ya que en las últimas horas han surgido algunos temores respecto de posibles estrategias especulativas contra los bonos en pesos.

De no quedar calzada la posición de puts con la títulos del Tesoro, explican en la City, las entidades podrían verse tentadas a apostar de manera especulativa en contra los bonos en pesos.

Un sinceramiento

Pero más allá de esas dudas que habían surgido entre los analistas, Sebastián Menescaldi, director de Eco Go, marca que la decisión representa un seguro por si el mercado de deuda en pesos vuelve a desplomarse.

"Los bancos tienen a quien vender si eso pasa. Les asegura ser el pagador de última instancia y acotar las pérdidas. Aunque no sé si tiene un efecto real, porque si caían el BCRA ya lo iba a pagar con emisión", analizó.

La decisión no deja de ser un paso adelante en lo que respecta a transparentar una operatoria de asistencia al Tesoro que, hasta ahora, permanecía opaca

Para el economista, no obstante, la decisión no deja de ser un paso adelante en lo que respecta a transparentar una operatoria de asistencia al Tesoro que, hasta ahora, permanecía opaca. En la mesa de dinero de una entidad coinciden con esta visión, y creen que haría que la operatoria sea "más prolija".

Esta forma de intervención, por lo tanto, implicaría algo menos de incertidumbre en relación a la emisión monetaria que demandó la compra de bonos del Tesoro por parte del BCRA. Eso no quita, no obstante, que en caso de que ese put se ejecute implicaría un mayor deterioro de la hoja de balance del BCRA.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios