BCRA en la mira

Dólar recalentado: prevén más brecha en los próximos meses y la paz cambiaria está en duda

Con los movimientos de los últimos días, la brecha cambiaria se amplió hasta el 72%. Los analistas prevén mayores presiones hacia la segunda mitad del año. Sobre todo, cerca de las elecciones.

La semana pasada, los dólares alternativos se movieron con mayor ritmo respecto a las semanas previas y operaron con tendencia alcista. Tras varios avances, el dólar blue acumuló en la semana un incremento de $ 6, una de las subas semanales más elevadas en lo que va del año, y finalizó el viernes en $ 164.

Las subas del billete paralelo fueron parcialmente acompañadas por las cotizaciones de los dólares que operan en la Bolsa, las cuales mostraron ciertas presiones al alza durante el transcurso de cada jornada, luego de dos semanas en las que se mantuvieron en pausa y con leves registros a la baja.

No obstante, como es habitual, los avances fueron moderados cerca del final de cada jornada, lo cual según los analistas corresponde a las constantes intervenciones que realiza el Gobierno en ese mercado para frenar su avance. De este modo, los dólares MEP y contado con liquidación (CCL) finalizaron la semana en $ 160 y $164, respectivamente.

Mientras tanto, el Banco Central (BCRA) sigue ralentizando el ritmo de devaluación del tipo de cambio.

El viernes, por segunda vez en lo que va de junio, el dólar mayorista volvió a cerrar sin cambios respecto a la rueda anterior y finalizó en $ 95,37. En la semana, acumuló una suba de 24 centavos, el ajuste más bajo de las últimas tres semanas.

Todo esto en un contexto de acumulación de reservas internacionales, a costa de las liquidaciones récord de los exportadores agropecuarios, que cambiaron el escenario de liquidez de dólares pero que presenta algunos riesgos.

Con estos últimos movimientos, la brecha cambiaria vuelve a expandirse un poco y se ubica en torno al 70%. En el caso del MEP, que en este momento presenta la cotización más baja del mercado, la brecha frente al mayorista es del 68%, mientras que tanto en el CCL como en el blue asciende al 72%.

Los registros alcistas de los últimos días en los dólares alternativos reflejan una mayor demanda. No obstante, los analistas coinciden en señalar que son correcciones normales, tras haber retrocedido durante los primeros meses del año, y teniendo en cuenta la inflación acumulada. Por tanto, sostienen que se trata de un reacomodamiento.

Sin embargo, hacia la segunda mitad del año prevén mayores presiones en el mercado cambiario. A la vez, se espera que la autoridad monetaria siga pisando el tipo de cambio oficial para intentar contener la inflación, tal como lo planteó el ministro de Economía, Martín Guzmán, por lo que podría esperarse una mayor ampliación de la brecha entre el oficial y los paralelos.

"Suba del dólar va a haber. En una economía con inflación, es casi inevitablemente. La brecha se puede recalentar cerca de las elecciones. Más que la brecha, la demanda de dólares, porque el BCRA puede intervenir. Habrá más apetito dolarizador, sobre todo si no hay un acuerdo con el FMI", estimó Matías Rajnerman, economista jefe de Ecolatina.

A la vez, destacó que es probable que hasta septiembre haya más controles a la movilidad, lo que llevaría a menos recaudación, más gasto público y más déficit fiscal. Además, señala que habrá importantes vencimientos de deuda del Tesoro y, en caso de que no terminen muy bien, podría significar más emisión, la cual se volcaría al dólar, sobre todo al CCL.

"Habrá que ver cómo reacciona en el segundo semestre el BCRA, con menor poder de fuego para intervenir. El gasto va a desmejorar un poco las cuentas fiscales y seguramente habrá mayor emisión monetaria. Muy probablemente, veremos crecer la brecha, aunque no de forma muy alarmante", agregó el analista financiero Christian Buteler.

Guido Lorenzo, director de LCG, destaca que la autoridad monetaria "acentuó su intervención en el mercado paralelo cuando las brechas llegaron al 90%, no muy lejos del nivel actual". Sin embargo, sostiene que no está claro si repetirá la misma receta y estima que dependerá de cómo se perciba la situación en ese momento.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios