Operación en la City

Por qué el nuevo cepo al dólar le pone freno a una venta multimillonaria

Hay más de u$s 700 millones en juego. Pero la cantidad de regulaciones que impuso el Banco Central desalienta a un fondo de inversión extranjero que debe adquirir una firma, que luego no se les permite llevarse dividendos.


En 2019, cuando Advent pagó u$s 724 millones por el 51% de Prisma, firmó un put (intención de compra) por el 49% restante, que venció el pasado primero de octubre.

Los 14 bancos dueños del 49% de Prisma ejercieron ese put de venta que tenían con Advent para que les comprara el resto, ya que antes del 31 de diciembre deben desprenderse del 100% de la compañía dueña de Banelco y Pagomiscuentas, según lo acordado con el Gobierno de Macri.

En 2019, tiempos idílicos en cuanto a la situación financiera local respecto de lo que es hoy, el plan de Advent era sacar el 49% a la Bolsa de Nueva York o de San Pablo. Pero el riesgo país de la Argentina, más el cepo del cepo, y las trabas al dólar no permiten ni siquiera pensar en ese escenario.

Pero el riesgo país de la Argentina de hoy, más el cepo del cepo, y las trabas al dólar complicaron un escenario de colocación en el mercado.

Primero tuvieron charlas con WorldPay (la empresa estadounidense de procesamiento de pagos y proveedor de tecnología que en junio de 2019 se adquirió y se fusionó con Fidelity National Information Services) y con KKR (iniciales de Kohlberg Kravis Roberts), uno de los cinco fondos de capital riesgo privado más potentes en los Estados Unidos. 

Pero el hecho de no poder repatriar dividendos no sedujo a potenciales compradores.

"Si pudieras sacar dividendos, tendrías a muchos procesadores interesados en comprar el 49%. Por eso los cuatro bancos grandes (Santander, BBVA, Galicia y Macro) le ofrecieron a Advent recomprarle el 51%, siempre y cuando el Gobierno les deje hacerlo", reveló el presidente de una compañía del sector en estricto off the record.

"Los bancos usan esto como estrategia, el famoso dicho de poner un valor y en base a eso decir si te compro o te vendo. Pero volveríamos al esquema monopólico y no creo que haya espacio político para eso, cuando el mercado va para otro lado, con los bancos saliendo de los medios de pago en forma mayoritaria y teniendo sólo un porcentaje minoritario a nivel mundial", revela el presidente de otra compañía del rubro.

Si lo traen por el CCL pueden hacen bajar el tipo de cambio implícito, sin que tenga que intervenir el BCRA para eso, y que el bajar el CCL; impactará en el precio del blue.

mirando al 2023

"Ahora, la única opción que queda es especular que en 2023 cambien las condiciones macroeconómicas y que Argentina pueda regularizar su situación de balance de pagos, sino va a ser difícil que alguien quiera comprar Prisma", comentan las fuentes que siguen la venta del año. 

A su vez, descreen de los rumores que indican que Advent cerraría su oficina en San Pablo, que funciona como headquarter de América latina, aunque hace un año y medio cerró la de Buenos Aires.

El pago que quedaron en hacer es siete veces EBITDA (la utilidad de la compañía) de los últimos dos años a valor de dólar oficial, pero se deben sentar a negociar en un tipo de cambio que le convenga a todos.

De todos modos, reconocen que es el primer problema grande que tiene Advent, que antes del 31 de diciembre se debe poner de acuerdo con los 14 bancos, que tienen esa fecha tope para salir en un 100% de Prisma.

El ambiente financiero está pendiente de las idas y vueltas de este que será, sin dudas, el deal del año.

El pago que quedaron en hacer es siete veces EBITDA (la utilidad de la compañía) de los últimos dos años a valor de dólar oficial.

Pero en el contrato consta que le deben pagar en el exterior, por lo tanto se lo deben poner en una cuenta afuera, como si fuese contado con liquidación, pero en lugar de a $ 198 como está el Senebi, a $ 99 como está el mayorista.

El pago que quedaron en hacer es siete veces EBITDA (la utilidad de la compañía) de los últimos dos años a valor de dólar oficial.

No te pases


Pero Advent les alerta que, de ser así, los bancos se excederían de la posición máximo del 5% del patrimonio que pueden tener en dólares, por lo que el banco Central le exigiría que lo traigan por el MULC y venderlo al oficial, lo que no les conviene.

"Negociemos un tipo de cambio de equilibrio, porque sino van a tener que desinvertir", es la propuesta de Advent.

CCL si, MULC no

Los bancos tienen un as de espadas bajo la manga: no se trata de una exportación, por lo cual no tienen por qué traerlo por el MULC, sino que podrían repartirlo a través del dólar Senebi, y obtener $ 198 por cada dólar.

Pero en Advent les dicen que el BCRA no aceptará y que exigirá que lo traigan por el MULC, para aprovechar y engrosar las reservas.

Los banqueros tienen otro as, en este caso de basto, bajo la manga: saben que si lo traen por el CCL pueden hacen bajar el tipo de cambio implícito, sin que tenga que intervenir el BCRA para eso, y que el bajar el CCL; impactará en el precio del blue.

¿Cómo sigue? Se trata de una suerte de novela que aún no tiene un final, por lo tanto, continuará hasta el próximo capítulo. 

Tags relacionados

Compartí tus comentarios