Caen los pesosExclusivo Members

Descomprime a la inflación una nueva contracción de la base monetaria por la venta de divisa

En marzo hubo expansión nominal por el interés devengado por los intereses de las Leliq y pases, pero la venta de reservas al mercado contribuyó a una contracción real.

La base monetaria sigue expandiéndose en términos nominales, de la mano de los intereses que debe pagar el Banco Central por las Leliq y pases pasivos, que se incrementaron tras las subas de las tasas de interés, aunque las ventas de dólares de las reservas en el mercado oficial de cambios contribuyen a una contracción real.

El total de la base monetaria ascendió en marzo a $ 5,36 billones, lo que implicó un alza nominal de 2,9% respecto al cierre del mes previo y una baja real del 3,6% mensual. Pero los $ 5,16 billones que promediaron durante el mes significaron una caída de 1,5% nominal y de alrededor de 6% real respecto al promedio de febrero.

El mercado se prepara para el trade electoral y los analistas ya eligieron sus activos estrellas

Los analistas de LCG señalaron que el principal factor de la expansión de la Base monetaria en marzo fueron los pagos por los intereses de los pasivos remunerados del Banco Central, que totalizaron $ 807.000 millones, los cuales no fueron esterilizados en su totalidad, ya que sólo se absorbieron $ 637.000 millones mediante el mismo mecanismo.

También se sumó la asistencia monetaria directa al Tesoro. Por primera vez desde la asunción de Sergio Massa como ministro de Economía, luego de siete meses sin girarle, la autoridad monetaria le envió $ 130.000 millones, que sumado a otras operaciones con el sector público la inyección neta ascendió a $ 150.000 millones.

VENTA DE DÓLARES, CONTRACTIVA


En cambio, el único componente netamente contractivo fue la venta de dólares de las reservas que tuvo que realizar el Banco Central durante el mes pasado en el mercado oficial de cambios, lo que generó una retracción de $ 392.000 millones en la base monetaria y significó la pérdida de más de u$s 1900 millones para las arcas de la entidad por este concepto.

El desplome en los ingresos de divisas al mercado oficial de cambios, en el marco de la sequía y tras los adelantos que se realizaron durante el programa del "dólar soja II", jugaron a favor de la contracción monetaria, aunque implicó un rojo significativo para las reservas internacionales, que en el primer trimestre ascendió a u$s 3000 millones como resultado de la intervención cambiaria.

La suba de tasas de interés que dispuso el titular del BCRA, Miguel Pesce, impulsó la expansión nominal de la Base monetaria.

El economista Gabriel Caamaño espera una mayor expansión de la Base a partir del nuevo "dólar agro", lo que presionará más a la inflación, aunque prevé que gran parte de la emisión monetaria que se generará no irá al circulante, sino principalmente a los agregados M2 y M3 y a los pasivos remunerados. También, pero en menor medida, a los encajes.

"Lo que más está cayendo en términos reales son los encajes. Se achican por la colocación excesiva de Leliq y la integración de encajes con títulos públicos. La baja constante de los agregados monetarios desde la salida de la pandemia tiene que ver con la mayor velocidad de circulación, que cuando es tan sostenida es un proxy de la caída de la demanda de pesos", señaló.

Caamaño destacó que la sostenida aceleración en la velocidad en la que circula el dinero es preocupante y explica en parte el proceso inflacionario por el que atraviesa la economía del país: la gente quiere tener cada vez menos pesos. También es consistente con el desempeño de los activos locales, que cada vez valen menos, añadió.

Temas relacionados
Más noticias de dólar

Las más leídas de Finanzas y Mercados

Destacadas de hoy

Cotizaciones

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.