Dinero en circulación

Las Leliq expandieron el stock de pesos, que empató con la inflación

La Base Monetaria sigue expandiéndose y ya supera los $ 7 billones, en el marco de la gran nominalidad de la economía argentina. La variación del último mes estuvo en línea con la inflación.

La Base Monetaria sigue expandiéndose y ya supera los $ 7 billones, en el marco de la elevada nominalidad de la economía argentina. No obstante, la variación del último mes estuvo en línea con el avance de la inflación, por lo que en términos reales se mantuvo prácticamente constante, sin mayor ni menor cantidad de dinero circulando entre las personas.

Los datos oficiales indican que la Base Monetaria finalizó octubre en $ 7,2 billones y promedió esa misma cantidad durante el mes. La cifra representó un incremento nominal del 10% en promedio, apenas por encima del Índice de Precios al Consumidor (IPC), que según estimaciones privadas habría avanzando entre 9% y 10% mensual.

Dólar oficial: cuál es el nuevo instrumento al que apuesta el mercado

Los pasivos remunerados del Banco Central fueron el único factor que explicó la expansión nominal. En octubre, se registró una salida de Leliq por $ 1,5 billones, aunque los Pases absorbieron $ 2,5 billones. Sin embargo, no fue suficiente para esterilizar los $ 2,2 billones que se abonaron en concepto de intereses, destacó LCG.

Entre los factores contractivos, las operaciones con el sector público le permitieron absorber $ 451.000 millones, seguido por la partida en la que se incluyen las transacciones de compra y venta de títulos por $ 270.000 millones. Además, la venta de divisas al sector privado restó $ 90.000 millones al dinero en circulación.

El M2 privado, que comprende el dinero circulante en poder del público más los depósitos a la vista en pesos del sector no financiero, desaceleró la tendencia contractiva y creció 5% real en el mes. Respecto a un año atrás, se ubica 6,4% por debajo en términos reales (en septiembre, estaba -14% interanual).

LCG destacó que, en cambio, el M3 privado, que comprende el circulante en poder del público más total de depósitos en pesos del sector no financiero, marcó su tercer mes consecutivo a la baja, alcanzando el 2,5% mensual real, consistente con la salida de depósitos en Leliq. En la medición interanual, está 11% abajo en términos reales.

Juan Truffa, economista de Outlier, resaltó que las variaciones de los agregados monetarios de los últimos meses (el M2 está creciendo a expensas de lo que no crece el M3) reflejan la caída de la demanda de la moneda local, lo que termina en mayor adquisición de la divisa estadounidense.

Hacia adelante, LCG no espera que en el medio plazo se registre una recuperación en la demanda de dinero, lo cual le agrega mayor presión al Banco Central en su objetivo de estilizar el excedente de pesos que hay en la economía. Sin embargo, afirma que los altos niveles de inflación seguirán favoreciendo la licuación del dinero.

"La emisión endógena por el abultado stock de pasivos remunerados no revestirá un gran problema que genere una dinámica descontrolada, considerando la necesidad de remonetizar una demanda de dinero en mínimos. En todo caso, seguirá dependiendo de decisiones de política futuras vinculadas al financiamiento de la brecha fiscal", añadió.

Temas relacionados
Más noticias de base monetaria

Las más leídas de Finanzas y Mercados

Destacadas de hoy

Cotizaciones

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.