Minutas

Para la Fed, aún no se cumplió el objetivo de recuperación económica

Los miembros de la Reserva Federal adelantaron que continuarán con su política de compras mensuales de bonos del Tesoro, pero ven más cercano un cambio de escenario.

Se conocieron este miércoles las minutas de la reunión de junio de la Reserva Federal (Fed) y de ellas se desprende que la mayoría de los funcionarios estimaron que todavía no se había alcanzado un avance sustancial en la recuperación económica, informó la agencia Reuters.

A medida que los datos afirmen una recuperación del mercado laboral podrían comenzar a desarmar los programas de compra de activos (o sea la política monetaria será "data dependent"). Este punto es a observar porque vuelve a marcar una Fed que estará detrás de los datos.

Martes negro para la región arrastró al Merval y el riesgo país volvió a escalar

Más allá de la recuperación, los miembros de la Fed siguen afirmando que la inflación es transitoria y que los datos de empleo lejos están de un nivel óptimo .

"Varios participantes" de la sesión seguían pensando que las condiciones para reducir las compras de activos se "cumplirían algo antes de lo que habían previsto", mientras que otros veían una señal menos clara en los datos, según las actas del banco central estadounidense.

En general, "los participantes juzgaron que, por una cuestión de planificación prudente, era importante estar bien posicionados para reducir el ritmo de las compras de activos, si fuera apropiado, en respuesta a desarrollos económicos inesperados", señalan las actas.

Reuters destacó, en este sentido, que los miembros coincidieron en que se necesitaba estar bien parados para actuar si la inflación u otros riesgos se materializan.

Se debatió mucho si comenzar a desarmar primero el programa de compra de hipotecas (lo que afectaría el precio de las viviendas) o de compra de bonos del Tesoro (lo que afectaría la tasa de los bonos a 10 años) o si ambos en simultáneo. Varios funcionarios de la Fed ven como una preocupación que las políticas acomodaticias están impulsando muy fuerte el precio de las viviendas.

Todos coincidieron en que se anticipará la medida con el tiempo suficiente para que el mercado lo pueda asimilar.

CONTEXTO

En su reunión del 15 y 16 de junio, el Comité Federal de Mercado Abierto dio un giro hacia una visión pospandémica del mundo, dejando de lado la antigua referencia al coronavirus como una limitación para la economía y, en palabras del presidente de la Fed, Jerome Powell, "hablamos de hablar" sobre cuándo cambiar la política monetaria.

El inicio de esa discusión, junto con las proyecciones de alzas de tasas de interés tan pronto como en 2023, hizo que los inversores anticiparan que la Fed se moverá más rápido de lo esperado para poner fin a su apoyo a una economía todavía afectada por el alto desempleo y, ahora, la aceleración de la inflación.

Los rendimientos del Tesoro a largo plazo están cerca de mínimos de cinco meses, y la brecha con los retornos a más corto plazo se ha ido reduciendo, algo que suele asociarse al escepticismo sobre las perspectivas de crecimiento económico de largo plazo.

Powell, en declaraciones a los periodistas tras el final de la reunión de política monetaria del mes pasado, dijo que cualquier aumento de la tasa de interés de referencia a un día de la Fed, desde el actual nivel cercano a cero, seguía siendo lejano.

Sin embargo, aseguró que la Fed comenzaría a evaluar "reunión por reunión" cuándo comenzaría a reducir sus 120.000 millones de dólares en compras mensuales de bonos del Tesoro y valores respaldados por hipotecas, y cómo anunciar sus planes para hacerlo.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios