Expectativas de devaluación

En caída libre: bancos ya prestan menos de u$s 3 por cada u$s 10 depositados

Los préstamos en dólares cayeron debajo de los u$s 5000 millones y alcanzaron su nivel más bajo en 5 años; los depósitos ascienden a u$s 16.400 millones y casi u$s 12.000 millones están encajados en el BCRA.

Los préstamos en dólares al sector privado perforaron el piso de u$s 5000 millones y cayeron a su nivel más bajo en más de cinco años. Lo hicieron pese a que los depósitos en esa misma moneda continúan estabilizados en torno a los u$s 16.400 millones, lo que refleja que a las entidades financieras les está costando conseguir a quién prestarles los dólares, un hecho que parece reflejar las crecientes expectativas de devaluación.

La última vez que los préstamos en dólares se habían ubicado por debajo de u$s 5000 millones había sido en mayo de 2016. Pero volvieron a quebrar ese límite el último día de septiembre y hacia el 6 de octubre, último dato disponible en la web del Banco Central (BCRA), se ubicaban en u$s 4842 millones.

Ese mismo día los depósitos en dólares del sector se situaron en u$s 16.377 millones, por lo que los bancos solo tenían prestados un 29,5% de los dólares que reciben. O lo que es lo mismo, menos de u$s 3 por cada u$s 10 depositados. El resto deben colocarlos como encajes en las arcas del Central.

Este dato cobra relevancia teniendo en cuenta que menores niveles de préstamos en dólares suponen una menor inversión por parte de las empresas, lo que limitaría un repunte de la economía.

Por cuestiones regulatorias, solo las empresas que generan divisas -es decir, las que exportan- pueden tomar créditos en moneda extranjera. Sin embargo, mantienen la demanda prácticamente en cero. El motivo, explica el economista de Cesur Amilcar Collante es que "nadie está tomando una decisión de endeudamiento en moneda extranjera" dado que "tanto la expectativa de devaluación como la brecha están en niveles muy elevados".

"Los bancos tienen encajados casi u$s 12.000 millones en las reservas del BCRA, y tienen unos u$s 3600 millones de liquidez física para hacer frente a retiros. Es decir prácticamente no hay préstamos", agrega.

Para Martín Vauthier, director de Anker, "este desarme es consecuencia del contexto macroeconómico, de la debilidad en la demanda de pesos, presión cambiaria y cepo".

Esta situación, sin embargo, tiene un contrapunto positivo que es que los bancos tienen mayor liquidez para hacer frente a la demanda. "Al caer los préstamos en dólares, eso genera también que los bancos terminen teniendo más liquidez. Eso refuerza algo que suele repetirse cada vez que hay tensión cambiaria: que esos dólares depositados los bancos los tienen", cerró Vauthier.

Para los bancos, no tener prestados esos dólares también tiene un costo implícito. Es que si bien encajar esos dólares en el BCRA tiene costo cero, la autoridad monetaria no les paga una tasa. Y según revelan dentro del sector, las tasas de los préstamos en dólares a compañías con buen riesgo crediticio pueden oscilar entre el 1,5% y 2% anual.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios