Dólar digital: el plan de Estados Unidos para competir con China en la carrera por la supremacía mundial

El presidente Joe Biden dio la orden a distintos organismos federales para que estudien la factibilidad de que la Reserva Federal tenga su propia criptomoneda. El gobierno chino ya picó en punta presentando recientemente su propia versión.

En esta noticia

Como un recuerdo de la carrera espacial que se libró durante la Guerra Fría entre Estados Unidos y la Unión Soviética, el presidente Joe Biden no se quiere quedar atrás en su propia pelea con China. En esta oportunidad lo que está en juego es ver qué país domina el universo de las criptomonedas.

Hasta ahora los principales bancos centrales del mundo miraban con desconfianza el mundo de los Bitcoins, Ethereum y demás, como potenciales competidores alejados del control público y candidatos a convertirse en reservas de valor sustitutas. Pero ya varios de ellos han decidido salir a luchar con las mismas armas.

Monedas digitales: el FMI apoyó a los bancos centrales para que las emitan y señaló las ventajas frente a las cripto

Esto significa que ya es una idea que va cobrando fuerza la de crear criptomonedas nacionales, emitidas por las máximas autoridades monetarias, como forma de captar parte de los ahorros de los inversores de todo el mundo. Y, de paso, ampliar los controles sobre un mercado totalmente desregulado como el de las divisas virtuales, acusadas de ser utilizadas para lavar dinero del narcotráfico y, en las últimas semanas, también para que los oligarcas rusos escondan sus fortunas.

Nueva competencia

Pero en paralelo a esta idea que va cobrando fuerza entre los funcionarios de los principales bancos centrales, surge una nueva competencia en el mundo de monedas digitales entre las dos principales potencias económicas.

Es así que la pelea entre Estados Unidos y China por alcanzar el liderazgo en el siglo XXI no solo se dirime en los sectores político, económico, tecnológico, militar y espacial. También se libra en el sector financiero, donde la economía estadounidense corre con muchos cuerpos de ventaja con respecto a la china, sobre todo en lo que respecta a sus respectivas monedas.

Es así que, desde el fin de la Segunda Guerra Mundial, el dólar nunca dejó de ser la divisa más empleada en el mundo, en tanto que el yuan empezó a ser convertible hace pocas décadas atrás. Pero un atajo que está ensayando el gobierno de Xi Jinping para achicar esta enorme brecha pasa por las criptomonedas, de ahí que China presentara su propia versión durante los recientes Juegos Olímpicos de Invierno en Beijing.

Por eso Biden firmó un decreto en los últimos días pidiendo a los departamentos del Tesoro y de Comercio, así como a otras agencias federales, que evalúen la posibilidad de lanzar un "criptodólar", para salir a competir con el "criptoyuan". Las conclusiones del estudio tienen que estar listas dentro de seis meses.

Entre los considerandos que plantea el decreto, se trata de alcanzar varios objetivos: la protección de los intereses estadounidenses, la protección de la estabilidad financiera internacional, la prevención de usos ilegales, la promoción de una "innovación responsable", la inclusión financiera y, por supuesto, mantener el liderazgo de EE.UU. en el mundo de las monedas digitales.

"Tenemos que ser muy prudentes en este estudio, porque las implicancias de esta evolución podrían ser profundas para un país que emite la primera moneda de reserva mundial", indicó un funcionario del gobierno estadounidense, durante una conferencia de prensa.

No corre riesgo

Sin embargo, el gobierno de EE.UU. no considera que la supremacía del dólar corra riesgo alguno, frente a los avances que ya logró China en esta materia. "Las monedas de los bancos centrales extranjeros [ya hay nueve en proceso de desarrollo, N.del R.] no ponen en peligro el liderazgo del dólar como garante de la estabilidad del sistema monetario internacional", agregó el mismo funcionario.

Los defensores del lanzamiento de una criptomoneda "Made in America" plantean las ventajas de poseer una divisa virtual para fomentar la inclusión de las familias más desfavorecidas, en un país donde un 5% de la población no posee cuenta bancaria por el elevado costo de las comisiones. Además, un 16% de estadounidenses (40 millones) ya invirtió en criptomonedas, por lo que estaría familiarizado con esta clase de nuevo activo.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.