Apalancadas en criptos

Quiebran cuevas del dólar blue arrastradas por la caída del Bitcoin

El derrumbe del precio del Bitcoin habría provocado la quiebra de tres cuevas donde se negociaba dólar blue, que tenían su capital de trabajo en la criptomoneda más famosa del mundo.

El derrumbe del precio del Bitcoin habría provocado la quiebra de tres cuevas donde se negociaba dólar blue, que tenían su capital de trabajo en la criptomoneda más famosa del mundo, y pagaban a inversores entre el 2% y el 3% mensual en dólares. 

Demanda de pesos en caída libre: la luz roja en el tablero del Gobierno que condiciona al dólar y la inflación

Dólar bajo control de la CNV: piden a los agentes que "aflojen" la compra de los financieros

Cripto cuevas

"Volcaron todos. A mi casa vino uno que me lo mandaron dos banqueros del exterior, ofreciéndome invertir con él, y cargándome porque yo invertía en Galicia o YPF en lugar de hacerlo en Bitcoin", revela el dueño de una de las sociedades de Bolsa más fuertes de la Argentina.

"Jamás invertí porque nunca lo entendí, pero enchufaron a todos aduciendo que es forma de salir de los pesos", detalló el financista top, en alusión a los comentarios de la City sobre tres financieras informales medianas que movían entre u$s 400.000 y u$s 450.000 diarios, y que dejaron un tendal de clientes.

El derrumbe del precio del Bitcoin habría provocado la quiebra de tres cuevas donde se negociaba dólar blue, que tenían su capital de trabajo en la criptomoneda más famosa del mundo, y pagaban a inversores entre el 2% y el 3% mensual en dólares. 

Ticket de máquina

En el submundo de las cuevas, todo es de palabra, se hace con ticket de máquina, no hay recibos formales para no dejar rastros de la plata "color dos", como le dicen en la jerga. 

Estas tres que quebraron usaban los depósitos del día para tapar los agujeros del día siguiente y los movimientos bruscos del Bitcoin hacia abajo los dejaron "patas para arriba", como describen en las mesas.

En el submundo de las cuevas, todo es de palabra, se hace con ticket de máquina, no hay recibos formales para no dejar rastros de la plata "color dos", como le dicen en la jerga. 

Gordito de Puerto Madero

Cuando los clientes se acercaban a pedir la plata, los intereses del mes y no estaban, empezaron los problemas, y todos empezaron a buscar a un "gordito veinteañero" que vivía en el dique 1 de Puerto Madero y decía codearse con ex ministros de Economía. 

De ahí empezó el efecto dominó, con los demás clientes queriendo retirar su capital, que no estaba porque estaba invertido en la criptomoneda que se hizo pedazos. 

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.