Informe Monetario del BCRA

Crece la liquidez en bancos, pero con riesgo Tesoro y BCRA al máximo

Los préstamos al público y a empresas en los balances de entidades se están encogiendo. Crece participación de bonos como porcentaje de los depósitos. El Tesoro, aspiradora de liquidez

"En noviembre, la liquidez bancaria amplia en moneda local mostró un incremento de 0,7 puntos porcentuales con respecto a octubre, promediando un 71,6% de los depósitos, la mayor en los últimos 20 años" destaca el último Informe Monetario Mensual del BCRA. 

Bola de nieve imparable: las leliq y pases del BCRA ya superan los $ 10 billones

Plazo fijo y dólar 2023: el Banco Central adelantó qué hará con las tasas de interés y el tipo de cambio 

Define a la liquidez de los bancos como los pesos en las cuentas corrientes en el BCRA, el efectivo en bancos, los saldos en pases, las tenencias de Leliq y Notaliq, y los bonos públicos elegidos para integrar encajes. 

Confiesa el BCRA en el informe que el incremento "estuvo impulsado principalmente por los pasivos remunerados del BCRA (con subas en pases y las Leliq, contrarrestado parcialmente por las Notaliq) y por la integración con títulos públicos.

Al analizar en detalle la composición de la liquidez de los bancos públicos y privados, se observa que hay un porcentaje creciente de esa liquidez que se forma con títulos públicos.

El Banco Central fijó las metas para las tasas de interés, la inflación y el dólar

Esto ocurre porque cuando el Tesoro se queda sin crédito, tanto local como externo, se recurre a una picardía clásica: permiten que los bancos integren los requisitos de liquidez que les impone el BCRA en emisiones de deuda del Tesoro. 

Lo normal es que los pesos de los ahorristas queden inmovilizados en el Banco Central, y, en caso de corrida, las entidades cuenten con esa liquidez como para atender retiros. 

Las urgencias para financiar un gasto público exorbitante en la Argentina llegaron a que se adopten este tipo de medidas por más que se cometan este tipo de sacrilegios financieros.

Efecto Leliq

El festival de las Leliq, las Letras de Liquidez del BCRA, hizo que pasaran a detentar el 16,8% de los depósitos bancarios en noviembre del 2021 al 34,3% de noviembre.

¿Están realmente líquidos los bancos del sistema? Tanto los pases como estas letras del BCRA la entidad monetaria las puede transformar en pesos a pedido de los bancos.

Precisamente las tenencias de Leliq y pases es lo que sobran en los balances de los bancos. Lo que escasean son los préstamos al sector privado, con demanda que se retrae con los actuales niveles de tasas y las dudas que plantea la economía como para acrecentar inversiones y deudas.

Un fin de año soñado, perturbado por el dólar

Gabriel Caamaño de la consultora Ledesma consignó ayer que "más de 10 puntos porcentuales (de los depósitos) de la liquidez bancaria están integrados con títulos públicos, hace año y medio eran menos de 4 puntos"

Pone en blanco sobre negro el economista cómo las necesidades de fondos del Tesoro hicieron que el activo de los bancos con una alta exposición al sector público.

El tamaño del sistema financiero, medido como los depósitos totales sobre el PBI argentino es de los más bajos de la región.

La alta inflación, los altos impuestos, y una economía informal que se acrecienta cada vez más, provocan que las colocaciones del público se limiten casi en exclusiva a lo transaccional. Hay ahorro privado pero canalizado en los plazos fijos y a 30 días en su mayoría.

Un informe de ADEBA, la asociación de bancos de capitales argentinos, detalló ayer que entre los impuestos que afectan a los usuarios financieros se encuentran el conocido impuesto al cheque, el de Ingresos Brutos por las operaciones de crédito, el de Ingresos por Servicios Prestados, el que se aplica a los Instrumentos de Liquidez del BCRA, el de Sellos sobre tarjetas y otras operaciones financieras, las tasas municipales por sucursales y las que se aplican por cajeros automáticos y terminales de autoservicios.

La alta participación del sector público en definitiva le resta financiamiento a público y empresas, más allá de los pocos incentivos a endeudarse hoy.

El crowding out (desplazamiento al sector privado) está en sus niveles máximos con un rojo primario del 2,5% del PBI que el Gobierno dedica a financiar exclusivamente en la plaza local. 

El crédito externo está cerrado desde el primer trimestre del 2018 y las líneas crediticias de organismos internacionales se hallan al límite. Sólo le resta recurrir a la plaza local para financiarse, y en este capítulo a la liquidez de los bancos.

Indirectamente, en cada licitación de deuda del Tesoro, participa el Banco Central emitiendo pesos. También las entidades financieras están saturadas de papeles oficiales.

Y las dudas crecen sobre el 2023 y lo que hará quien gane las elecciones presidenciales. Las canillas se van agotando.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.