Represalias a Rusia

Crónica de un financista argentino atrapado por el corralito en Moscú

Los extranjeros residentes de países disidentes no pueden sacar dinero de los cajeros automáticos ni de las sucursales de los bancos, ni hacer transferencias al exterior. Aunque el país no integra el listado, los argentinos se preparan. La caída de Apple Pay y Google Pay.


El platense Sebastián Ortega, homónimo del hijo de Palito, se fue a vivir a Moscú en 2015, enamorado de una rusa. Dueño de un fondo de inversión, desde entonces trabaja a distancia desde su casa, a tan solo 100 metros de la Plaza Roja. Al principio, estaba con el traductor a cuestas, pero ahora ya habla el idioma y se siente un ruso más.

El dólar blue cayó a su nivel más bajo en dos meses

Guerra Rusia-Ucrania, EN VIVO: noticias día 7 | Kiev denunció ante la ONU que las tropas rusas llevan adelante un genocidio

Sin billetera digital

Claro que todo cambió con la guerra: lo sintió en carne propia cuando ayer fue a tomar un café y lo primero que le dijeron es que no tienen más Apple Pay, que es el mecanismo más usual para el pago a través del celular, ya que Apple decidió irse de Rusia.

"Acá el efectivo escasea, ya que los extranjeros de los 43 países disidentes no pueden sacar plata del cajero automático, ni de las sucursales bancarias, ni hacer transferencias al exterior. Argentina por ahora no está en esa lista, pero en cualquier momento puede estar, así que nos estamos preparando para lo peor", cuenta.

Ayer fue a tomar un café y lo primero que le dijeron es que no tienen más Apple Pay, que es el mecanismo más usual para el pago a través del celular, ya que Apple decidió irse de Rusia.

Visa y Mastercard anunciaron que con algunos bancos dejarán de funcionar, lo cual complica la vida diaria, ya que se usa mucho la tarjeta. Si bien en 2014 Rusia armó su propia tarjeta para competir con Visa y Mastercard, Mir (tal como se llama) tiene muy poca adopción. 

Exodo

Lo que sí pasó a tener gran adopción es la salida de empresas del país, tal como pasa en la Argentina, desde Apple, Nike y hasta Daimler, cada día se suman más.

La salida de Apple y la caída de su sistema de pagos y el de Google generaron un caos en el mundo de los pagos en Rusia.

Como paradoja, por la devaluación del rublo, quien tiene dólares como en su caso la vida le pasó a costar hasta 40% menos. Pero las complicaciones suman, ya que el SWIFT servía para hacer transferencias incluso dentro del país, por lo cual por ahora algunas no se pueden hacer.

Los extranjeros de los 43 países disidentes no pueden sacar plata del cajero automático, ni de las sucursales bancarias, ni hacer transferencias al exterior.

SWIFT propia

Rusia debe reconstruir una red interna de transferencias; algunos bancos ya forman parte, pero otros no. Esos que no forman parte están aislados de recibir transferencias hasta que le encuentren una solución, que podría pasar por las criptomonedas.

Por eso, en la Unión Europea quieren apurar la implementación de leyes cripto para poder sancionar a Rusia e impedir que las use, ya que tienen el 12% de las reservas cripto del mundo.

Visa y Mastercard anunciaron que con algunos bancos dejarán de funcionar, lo cual complica la vida diaria, ya que se usa mucho la tarjeta.

Corralito

Por lo pronto, la gente sufre el corralito, aunque el límite de extracciones depende de cada banco según la disponibilidad de billetes: "Fue una amiga y le dejaron sacar sólo 1000 rublos por mes, el equivalente a u$s 10, que no le alcanzan para nada", describe Ortega.

"Es un bombardeo de información constante, de resoluciones sobre cuentas bancarias que cambian minuto a minuto, al compás de la cotización del rublo", detalla el emprendedor, quien no acostumbra a salir con efectivo en el bolsillo.

Tarjeta

"A diferencia de la Argentina, acá el efectivo prácticamente no se usa, porque todos aceptan tarjeta, que está agregada al teléfono celular, entonces tampoco hay necesidad de llevarla. Todo se hace a través de Apple Pay y de Google Pay, al acercar el teléfono a la terminal del local, que te la traen a tu mesa hasta para pagar un café cuando le pedís al mozo la cuenta. Pero ahora, al no aceptar más Apple Pay, se complica", confiesa este fanático de los mercados, mientras ve las acciones de su banco donde tiene cuenta, Sberbank, que cayeron 97% desde octubre pasado.

Fue un golpe duro al día a día porque la gente estaba muy acostumbrada a usar la tarjeta, entonces se le restringieron las posibilidades de manejarse internamente.

Fue un golpe duro al día a día porque la gente estaba muy acostumbrada a usar la tarjeta, entonces se le restringieron las posibilidades de manejarse internamente.

"Además, hay un clima muy triste, hay muchos ucranianos que vinieron a estudiar o trabajar, o mucha gente que tiene amigos o familiares allá, y la sensación es que es una guerra entre pueblos hermanos", lamenta. 

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios