Cómo impactará la decisión de que los bancos no puedan aumentar su posición en dólares

El Banco Central busca desalentar especulaciones sobre posibles saltos en el tipo de cambio en la antesala electoral. Desde el sector aseguran que los clientes podrán comprar dólares la semana próxima.

El Gobierno busca que la recta final rumbo a las elecciones se transite con la menor cantidad de sobresaltos posibles. Sin posibilidades ya de lograr una paz cambiaria, el objetivo parece ser que los impactos sean lo menos bruscos posibles. Y es en ese contexto que debe entenderse la reciente decisión del Banco Central (BCRA) de prohibir que los bancos puedan aumentar su posición en dólares durante el corriente mes.

El Directorio de la entidad que preside Miguel Pesce dispuso ayer que las entidades financieras no podrán aumentar su posición global en moneda extranjera hasta fin de mes. El objetivo, explicaron fuentes del BCRA, no fue otro que desalentar especulaciones sobre posibles saltos en el tipo de cambio.

La medida, explicaron, busca "que los bancos no suban su posición en dólares en la previa de la elección". De esta manera, la autoridad monetaria intenta atenuar las presiones cambiarias de cara a los comicios que se celebrarán el domingo 14 de noviembre.

Según explican desde Reconquista 266, se trató de una decisión consensuada con los bancos, que si bien tienen hoy una posición en moneda extranjera por debajo del límite normativo, no mostraban intenciones de cubrir esa posición.

Tras la determinación, la lectura predominante entre los bancos fue que se trata de una medida preventiva, que refleja que el Banco Central busca evitar movimientos cambiarios bruscos en la semana previa a las elecciones de medio término. "Se leyó como una actitud preventiva por parte del Central, en un escenario de escases de dólares", indican.

Similar visión aporta Federico Furiase, director de la consultora Anker Latinoamérica. "Es una medida que refleja la preocupación por una presión cambiaria generalizada y que no es algo que se termina después de las elecciones, sino que podría seguir después si no hay un cambio de rumbo de la política económica", analizó.

En definitiva, para el economista la determinación deja de manifiesta la "preocupación en términos de que el BCRA sigue perdiendo reservas en el MULC, a pesar de los controles sobre las importaciones". Y en ese sentido, añadió que "marca esa preocupación, en un contexto en el que hay una presión cambiaria generalizada, tanto en el contado con liquidación, en el dólar MEP, en el MULC, y en futuros de Rofex".

Precisamente al impacto en el mercado de dólar futuro se centró Juan Ignacio Paolicchi, economista de Empiria. "Lo que venían haciendo los bancos era apostar a sintéticos: vendían dólar futuro y compraban bonos dólar linked. Como el bono dólar linked a noviembre de 2021 (T2V1) vence ahora, lo que podía pasar era que los bancos comenzaran a desarmar la venta de futuros y eso iba a presionar a las tasas implícitas, porque iba a reducirse esa postura de ventas de futuros de dólar", explicó.

"Dada la demanda de cobertura cambiaria, ese desarme de futuros iba a hacer subir las tasas implícitas. Eso el BCRA no quiere que pase, al menos por ahora. Entonces de alguna manera hace que los bancos mantengan las ventas de futuros de dólar al menos hasta fines de noviembre", agregó.

De esta manera, al limitarle a los bancos la posibilidad de aumentar su posición global en moneda extranjera, el impacto podría sentirse en la rentabilidad de las distintas entidades, aunque de forma diversa.

Pese a ello, desde el sector descartan efectos para los clientes que quieran comprar divisas. "La mayoría de los ahorristas que quieren comprar dólar ahorro ya lo hicieron, pero el que todavía no compró va a poder hacerlo la semana que viene. No es mucha la gente habilitada para hacerlo, ni tampoco son muchos los que tienen capacidad de ahorro. Con lo cual, el volumen de ventas que quedarían no es significativo", indican.

Este viernes ya pudieron observarse con nitidez dos de los efectos de la medida anunciada ayer por el Directorio del BCRA. Ante la menor demanda, el dólar mayorista registró su primera baja en más de un año. Cedió dos centavos y cerró a $ 99,94 por unidad, por lo que anotó su primer retroceso desde fines de octubre de 2020. 

"Las medidas dispuestas con vigencia a partir de hoy para limitar la tenencia de dólares en las entidades financieras impactaron en la rueda mayorista generando un ajuste negativo de su cotización", marcó Gustavo Quintana, de PR Cambios.  

En segundo término, la autoridad monetaria logró revertir los saldos negativos que venía obteniendo de sus intervenciones en el MULC. Tras acumular ventas por más de u$s 500 millones entre el viernes de la semana pasada y la jornada de ayer, la entidad compró u$s 200 millones este viernes y redujo el rojo acumulado desde que comenzó noviembre a menos de u$s 30 millones.  

Tags relacionados

Noticias del día

Comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.
  • C2

    Covid 20

    05/11/21

    Desde hace más de diez días, en lo que sería el sprin final del lobi cambiario preelecciones, vi más o menos unos 20 titulares sobre el dólar a $200. Hoy sigue en 199. La inventiva para titular lo que no pasa, es increíble!!!

    0
    0
    Responder
  • PLP

    Pablo Luis Pernas

    05/11/21

    Transformar barro en oro parece que no se puede.

    2
    0
    Responder
  • ENM

    El Naranjo Mecanico

    05/11/21

    Aprueben las SIMIs hijos de p..., dejen trabajar!!!

    2
    1
    Responder